Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Trump firma exenciones que extienden el acuerdo nuclear de Irán, pero por “última vez”

En esta foto del 9 de enero de 2018, el presidente Donald Trump escucha durante una reunión con legisladores sobre política de inmigración en la sala del gabinete de la Casa Blanca en Washington. (AP Photo / Evan Vucci)

WASHINGTON – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una exención el viernes para mantener vivo el acuerdo nuclear con Irán, al menos por ahora, diciendo que esta sería la última vez a menos que el Congreso y los países europeos presten atención a su llamado a fortalecer el acuerdo.

Ante la fecha límite para volver a imponer las sanciones contra Teherán levantadas en virtud del acuerdo nuclear de 2015, Trump finalmente decidió mantener esas sanciones suspendidas por otros 120 días.

“Hoy, estoy renunciando a la aplicación de ciertas sanciones nucleares, pero solo para asegurar el acuerdo de nuestros aliados europeos para arreglar los terribles defectos del acuerdo nuclear de Irán”, dijo Trump en un comunicado. ”Esta es una última oportunidad”.

“En ausencia de tal acuerdo nuclear”, prosiguió, “Estados Unidos no volverá a suspender las sanciones para mantenerse en el acuerdo nuclear con Irán”. “Y si en algún momento juzgo que tal acuerdo nuclear no está al alcance, me retiraré del mismo de inmediato”.

Si Trump no hubiera firmado las exenciones, las sanciones nucleares contra Irán serían restablecidas automáticamente, poniendo a los Estados Unidos en contravención de los términos del acuerdo nuclear y probablemente deletreando el final del pacto.

Trump estableció cuatro condiciones que deben cumplirse para que él no derogue el acuerdo nuclear, que incluyó inspecciones incrementadas, asegurando que “Irán nunca está cerca de poseer un arma nuclear” y que no hay fechas de vencimiento para el acuerdoEl actual expira después de una década.

Su última condición exigió que los legisladores del Capitolio aprobaran un proyecto de ley que incorporara unilateralmente el programa de misiles de Irán en el acuerdo nuclear.

“La legislación debe declarar explícitamente en la legislación de los Estados Unidos, por primera vez, que los programas de misiles de largo alcance y armas nucleares son inseparables, y que el desarrollo y las pruebas de misiles de Irán deberían estar sujetos a severas sanciones”, dijo la declaración escrita del presidente.

Los iraníes pasan frente a un misil Ghadr-F en el centro de Teherán, Irán, 25 de septiembre de 2016. (AP / Vahid Salemi, Archivo)
Los iraníes pasan frente a un misil Ghadr-F en el centro de Teherán, Irán, 25 de septiembre de 2016. (AP / Vahid Salemi, Archivo)

“Por la presente hago un llamamiento a los principales países europeos para que se unan a Estados Unidos para corregir fallas significativas en el acuerdo nuclear, contrarrestar la agresión iraní y apoyar al pueblo iraní. Si otras naciones no actúan durante este tiempo, terminaré nuestro trato con Irán”, dijo. “Nadie debería dudar de mi palabra”.

Los funcionarios dijeron que Teherán no estaría involucrado en estas nuevas conversaciones, como lo fue antes de la firma del acuerdo nuclear de 2015, pero estaría sujeto a sanciones de Estados Unidos y Europa si rompe los términos del nuevo acuerdo.

Según el acuerdo nuclear actual, el presidente de los Estados Unidos debe firmar las exenciones cada 120 días, mientras que los servicios de inteligencia estadounidenses supervisan el cumplimiento de la República Islámica del acuerdo, que revocó sanciones paralizantes contra Teherán a cambio de restricciones a su programa nuclear.

Junto con su anuncio de extender el acuerdo, Trump aprovechó la ocasión para sancionar a 14 individuos y entidades iraníes, incluido el Jefe del Poder Judicial de Irán, Sadegh Amoli Larijani, con nuevas sanciones.

La última vez que se enfrentó a un plazo importante en relación con el Plan de Acción Integral Conjunto, como se conoce formalmente el acuerdo nuclear, descertificó el acuerdo bajo la Ley de Revisión del Acuerdo nuclear de Irán (INARA), una medida ordenada por el Congreso que requiere que el presidente determine si Irán está en conformidad con los términos.

La administración acusó a Irán de no estar a la altura del “espíritu” del acuerdo nuclear y le pidió al Congreso que imponga unilateralmente “puntos gatillo” en el acuerdo que reimpondrá las sanciones relacionadas con la energía nuclear contra Teherán si sobrepasa ciertos límites.

Esos puntos desencadenantes, el Secretario de Estado Rex Tillerson dijo a los periodistas en ese momento, estarían dirigidos principalmente a abordar lo que la administración ve como fallas en el acuerdo nuclear, como la cláusula de extinción, que establecerá limitaciones al programa nuclear de Irán cuando el acuerdo venza en más de una década.

La medida obligó al Congreso a establecer otro período de revisión para determinar si golpearía a Irán con las sanciones vigentes antes de la implementación del acuerdo nuclear, o si podría tomar otras medidas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More