Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Fundador del BDS no asistirá a conferencia en Reino Unido debido a retraso en la entrega de visa

(Captura de pantalla de YouTube)

El fundador del movimiento de boicot dirigido por palestinos contra Israel, Omar Barghouti, no podrá hablar en un evento en la próxima conferencia anual del Partido Laborista del Reino Unido debido a que su solicitud de visado se ha retrasado.

La Campaña de Solidaridad Palestina (PSC), un grupo a favor de BDS que organiza el evento al margen de la conferencia del Partido Laborista en Brighton, dijo el viernes que Barghouti se dirigirá a la reunión por vídeo debido al “inexplicable y anormal retraso” del gobierno del Reino Unido a la hora de expedirle un visado.

“El retraso sin precedentes en la tramitación de la solicitud de visado de Barghouti por parte del gobierno británico forma parte de los crecientes esfuerzos de Israel y sus aliados para reprimir las voces palestinas y los movimientos por los derechos de los palestinos”, dijo el PSC en una declaración.

Barghouti iba a hablar en el evento “Palestina en la era de Trump” junto a la Secretaria de Interior en la sombra, Diane Abbott, y el jefe sindical de Unite, Len McCluskey, ambos aliados del líder laborista Jeremy Corbyn.

“Temen que iluminemos con una luz de verdad que revele sus mentiras. Temen nuestra búsqueda incansable de libertad, justicia e igualdad”, dijo Barghouti, según la declaración del PSC.

No hubo comentarios inmediatos del Ministerio del Interior del Reino Unido, que se ocupa de las solicitudes de visado.

Corbyn, un fuerte crítico de Israel, ha dicho que no apoya el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS), aunque en la conferencia del Partido Laborista del año pasado el partido aprobó una moción para prohibir todas las ventas de armas del Reino Unido a Israel.

Desde que se convirtió en líder laborista en 2015, Corbyn ha estado bajo escrutinio por sus críticas a Israel y sus contactos pasados con los grupos terroristas de Hamás y Hezbolá, ambos juramentados por la destrucción de Israel.

El Partido Laborista y el propio Corbyn también han sido sacudidos por acusaciones de antisemitismo, con un nuevo escrutinio después de que varios ex funcionarios del partido lo acusaran a él y a sus aliados de interferir en los esfuerzos para abordar el tema, en un programa reciente de la BBC.

A principios de este año, a Barghouti se le negó la entrada a los EE.UU. para una gira por varias ciudades.

El Instituto Árabe-Americano dijo en ese momento que a Barghouti, un residente de Acre que está casado con una árabe israelí y tiene estatus de residente permanente israelí, no se le dio una explicación para su negación de entrada más allá de que se le dijera que era un “asunto de inmigración”.

James Zogby, jefe del Instituto Árabe-Americano, calificó la prohibición de Barghouti de “decisión política arbitraria” y acusó a la administración Trump de trabajar para “silenciar las voces palestinas”.

Israel ha prohibido a Barghouti abandonar el país varias veces en los últimos años, al negarse a renovar los documentos de viaje concedidos a los palestinos residentes en Israel que no tienen plena ciudadanía.

La campaña de BDS aboga por boicots, desinversiones y sanciones contra empresas, universidades y artistas israelíes. Los partidarios dicen que el BDS es un movimiento no violento para la independencia palestina, pero Israel afirma que su objetivo es deslegitimar al Estado judío, y que ha sido condenado por muchos como antisemita en sus raíces.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More