Categorías: Antisemitismo

Nueva York acusa de discriminación contra judíos jasídicos a ciudad del norte del Estado

El fiscal general del estado de Nueva York ha acusado a una ciudad del norte del Estado de discriminación por su intento de bloquear un proyecto inmobiliario que en parte es propiedad de judíos jasídicos.

En documentos presentados el jueves en la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Letitia James acusó a los funcionarios de la ciudad de Chester y el Condado de Orange de «un esfuerzo concertado y sistemático» para impedir que las familias jasídicas se muden a la ciudad.

«El bloqueo de la construcción de viviendas para impedir que un grupo religioso viva en una comunidad es totalmente discriminatorio», dijo James. «Esta campaña para negar vivienda a los miembros de la comunidad judía no sólo es una clara violación de nuestras leyes, sino que es antitética a nuestros valores básicos y abiertamente antisemita. Nueva York tiene un compromiso de larga data para asegurar la igualdad de oportunidades de vivienda para todos los residentes – sin importar su raza, género o identidad religiosa – y nos aseguraremos de que este compromiso se mantenga».

Con la presentación, James está insertando al estado en una demanda que comenzó en julio cuando los desarrolladores acusaron al pueblo de bloquear el proyecto porque no quería que los judíos se mudaran allí.

Según la demanda, una parcela de 117 acres en Chester fue aprobada para desarrollo residencial bajo un dueño anterior. Pero en 2017, cuando la propiedad fue vendida a The Greens at Chester, que es propiedad parcial de los judíos jasídicos, el pueblo comenzó a imponer restricciones destinadas a limitar o incluso a frustrar el proyecto.

«Seguimos profundamente preocupados por el flagrante antisemitismo que surge en el Condado de Orange», dijo el jueves Evan Bernstein, director regional de la Liga Antidifamación, según The Associated Press.

Los funcionarios locales niegan que sus acciones estén impulsadas por el antisemitismo.

«No estamos llenos de fanáticos, no somos antisemitas», dijo Alexander Jamieson, un ex supervisor de la ciudad que fue nombrado en la demanda, al The New York Times. «Esto es del tamaño de las casas. Lo otro es sólo humo y espejos. Es sólo una distracción».

Etiquetas: EE.UU