Llamados a Google, Apple y Spotify para eliminar canciones antisemitas de rapero francés

Un video musical del rapero antisemita Freeze Corleone ha acumulado recientemente cerca de 5 millones de visitas en Youtube.

El grupo de vigilancia antirracista más antiguo de Francia llamó a los gigantes de Internet a eliminar de sus plataformas las canciones de rap de reciente aparición que los críticos dicen que son antisemitas.

La Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo, o LICRA, instó a YouTube, Google, Apple Music y Spotify a eliminar las composiciones de Issa Lorenzo Diakhaté.

El rapero de 28 años de edad, también conocido como Freeze Corleone, participa en “antisemitismo, teorías de conspiración, glorificación a Hitler y el Tercer Reich y el terrorista Mullah Omar”, un ex líder de los talibanes, escribió LICRA la semana pasada en Twitter.

Corleone canta en su décimo álbum, The Phantom Threat, acerca de querer que sus hijos “vivan como inversores judíos” y de ser “decididos como Adolf”.

También canta “F*** a Rothchild, f*** a Rockefeller, vengo determinado como Adolf en los años 30” y “no podría importarme menos la Shoah”.

El álbum de Corleone ha disfrutado de un considerable éxito comercial según los estándares locales, vendiendo unas 15.000 copias desde su lanzamiento el 11 de septiembre – una fecha que algunos creen que eligió deliberadamente. Las 17 canciones del álbum se han reproducido más de 5 millones de veces en Spotify, según la revista Marianne. Corleone tiene un largo historial de declaraciones similares en sus álbumes anteriores, según la revista.

LICRA se estableció en 1927.

Por otra parte, un tribunal de París condenó la semana pasada al conocido negador del Holocausto de extrema derecha Hervé Lalin a 17 meses de prisión por incitar al odio contra los judíos en Internet, informó AFP.

También la semana pasada, un tribunal diferente multó a otro negador del Holocausto, Alain Soral, con unos 6.350 dólares por culpar a los judíos del incendio que asoló la iglesia de Notre Dame en la capital francesa en 2019.