Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Jarrones robados por los nazis devueltos a legítimos propietarios después de 80 años

POR: POR ZACHARY KEYSER | EN: THE JERUSALEM POST | TRADUCE: NOTICIAS DE ISRAEL

Crédito: Fox News

Dos jarrones, cuyo valor se estima en unos 120.000 dólares, fueron devueltos a la familia de Harry Fuld, 80 años después de que el régimen nazi los robara a su viuda, en una ceremonia que fue posible gracias a los esfuerzos conjuntos de la Oficina Federal de Investigación del Equipo de Delitos Artísticos y la Embajada de Estados Unidos en Alemania, según un informe de Fox News.

Fuld, fue un judío-alemán que creó el “primer sistema telefónico moderno” en Alemania, llamado H. Fuld & Co. Telefon und Telegraphenwerke AG. Él y su esposa, Lucie Mayer, vivieron en Alemania en la década de 1930. Fuld murió en 1932.

Según un comunicado del FBI, tras la muerte de Fuld y el ascenso al poder del Tercer Reich en 1933, los nazis subyugaron las cuentas familiares e impusieron un “impuesto de salida” a Lucie, dificultando su salida del país. Lucie escapó de Alemania en 1939, sin embargo, tuvo que dejar atrás su casa, sus obras de arte y la mayoría de sus posesiones. En 1940, muchos de los bienes que se vio obligada a abandonar fueron incluidos en la lista de “artículos en venta” en una casa de subastas de Berlín, menos de un año después de su partida.

El FBI agregó que el Partido Nazi “determinó que las ganancias de la subasta satisfacían el impuesto de salida que le aplicaron a Lucie. La obra fue catalogada como Lote 198 en la subasta, descrita como ‘dos jarrones de bronce, dorados al fuego, bicolores, franceses, Luis XVI, 1780-1890’”.

Los artículos de la finca Fuld fueron listados en una subasta con sede en Londres dos veces después de haber sido vendidos por el régimen nazi, una en 1997 y otra en 2000, según el informe de Fox News.

“Las obras fueron finalmente consignadas a Christie’s Auction House en la ciudad de Nueva York. La casa de subastas confirmó que ambas piezas eran propiedad irrestituida a través de su proceso de diligencia debida de restitución, y trabajó con el FBI para asegurar los jarrones”, dijo el FBI.

Richard Grenell, el embajador de los Estados Unidos en Alemania, que ha llevado a cabo una sólida campaña para combatir el antisemitismo en Alemania en particular y en Europa en general, elogió los esfuerzos del FBI y de la embajada para devolver el arte robado a la familia de la que fue robado.

“Encontrar maneras de llevar pequeñas medidas de justicia a las víctimas del Holocausto y a sus familias, incluso después de tantos años de injusticia, es una prioridad de la Administración Trump”, dijo Grenell a Fox News el sábado. “Desde el principio, el presidente[Donald] Trump instruyó a su equipo a ser agresivo en este trabajo. Devolver estas obras de arte robadas por los nazis a las familias de sus propietarios fue un esfuerzo de grupo del equipo de la Embajada de Estados Unidos en Berlín, el FBI, ciudadanos alemanes y muchos otros”.

“Esperamos que esta historia de éxito anime a otros a seguir investigando y presionando a las casas de subastas y a los gobiernos para que devuelvan los miles de otros artículos robados por los nazis en el mercado a sus legítimos propietarios”, concluyó.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More