Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Nuevos hallazgos podrían cuestionar el paradigma de la arqueología bíblica

Por: Hagay Hacohen / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

La importancia histórica, religiosa y mítica de Jerusalem está profundamente arraigada en la civilización judía, así como en las culturas occidental e islámica. El lugar más sagrado para los judíos observantes hoy en día es el Muro Occidental, el último segmento que queda conectado con el Templo Judío de Jerusalem.

Destruida por los babilonios, más tarde reconstruida con la bendición de Ciro el Grande de Persia – y quemada por los romanos cuando Tito conquistó la ciudad judía – es un lugar poderoso de promesa divina, continuidad judía y la capacidad de sobrevivir a las dificultades. Jesús, nos dice el Nuevo Testamento, expulso a los prestamistas fuera del Templo. El profeta del islam, Mahoma, usó un caballo alado para visitar el Templo antes de ascender al cielo para conversar con Adán y Moisés.

La importancia religiosa del Monte del Templo es tan grande que se han sugerido varias respuestas sobre cómo se pueden resolver las tensiones que lo rodean. El sitio, el más sagrado para la nación judía, también incluye la Mezquita de Aqsa, el tercer sitio más sagrado del islam, que es administrado por Jordania, lo que hace que la zona sea explosiva tanto en el plano teológico como diplomático.

Bajo la resolución de la ONU de 1948 para reconocer un Estado judío junto a uno palestino, se sugirió que Jerusalem debería ser controlada por un actor internacional, como la propia ONU. El ex presidente estadounidense Bill Clinton sugirió que la soberanía israelí sobre el sitio podría extenderse hasta el interior del Monte del Templo, dejando a los jordanos con la gestión de la cima. Esto es importante para muchos judíos, ya que las excavaciones arqueológicas en la montaña son vitales para descubrir los restos del Templo actual.

El Rey Hussein de Jordania sugirió que sólo Al´a debería ser nombrado el poder que controla el sitio; la experta legal Prof. Ruth Gavison sugirió que la soberanía israelí sobre el sitio debería ser válida, pero voluntariamente suspendida, lo que significa que Israel estaría de acuerdo en no ejercerla plenamente.

Pero ¿qué si Jerusalem no es el lugar que la Torá tenía en mente cuando dice “el lugar que el Señor tu Dios escogerá como morada para su nombre” (Deuteronomio 26:2)? ¿Y si el lugar divino -el único lugar en la Tierra donde se manifestó la presencia divina de Dios- no está en Jerusalem, sino en Judea y Samaria?

Esto es lo que el investigador independiente nacido en Estados Unidos Tsvi Kenigsberg sugirió en una entrevista en Maariv.

Kenigsberg trabajó con el difunto arqueólogo Adam Zertal durante muchos años. Zertal realizó extensas excavaciones en lo que se acepta como el Monte Ebal, ubicado en Judea y Samaria, donde el pueblo de Israel fue forjado como parte de la conquista de la tierra prometida por el Dios bíblico. Zertal descubrió allí lo que afirmaba ser el altar construido por el sucesor de Moisés, Josué. Los eruditos judíos sugirieron que, junto al altar, la Torá estaba escrita en 70 idiomas diferentes sobre grandes losas de piedra para decir a otras naciones que ésta era la tierra de los hebreos.

Pero Kenigsberg lleva la afirmación de Zertal aún más lejos, sugiriendo que el Monte Ebal, y no el Monte Moriah (el otro nombre para el Monte del Templo), es el lugar mencionado en la Torá.

Esta teoría no sólo desafía el estatus incomparable de Jerusalem, sino que también altera el paradigma actual de la erudición bíblica.

En el siglo XVII, Wilhelm Martin Leberecht de Wette y Julius Wellhausen formularon la teoría de que la Biblia estaba compuesta por cuatro fuentes diferentes, que tienen fechas diferentes y reflejan los intereses y puntos de vista de quienes la escribieron. Según esta teoría, el Libro de Deuteronomio, donde la expresión “el lugar que el Señor tu Dios escogerá” aparece más de 20 veces, tiene a Jerusalem en mente.

Basándose en esta idea, los dos estudiosos sugirieron que el Deuteronomio fue escrito durante el reinado del rey Josías en el siglo VII a.C. Josías, quien deseaba asegurarse de que Jerusalem sirviera como centro de culto religioso, es una de las razones de la opinión generalizada de que Jerusalem es el lugar que Dios quería para su culto.

La Torá en sí no es tímida al describir cómo, después de que el altar que Josué construyó para la adoración religiosa fue trasladado a Silo, el Templo construido por Salomón se convirtió en su parada final. También sabemos ahora que después de que el Segundo Templo fue destruido, un templo judío existió en Egipto, conocido como el Templo de Leontopolis, que sirvió a la comunidad judía allí.

Pero Kenigsberg afirma que si tiene razón en que el descubrimiento de Zertal sobre el “lugar” al que se refieren esos versículos, entonces Deuteronomio fue compuesto durante la conquista de Canaán por los hebreos, y es la fuente más antigua utilizada para compilar la Biblia.

“Lo más importante es que ahora tenemos un hallazgo arqueológico que muestra con bastante certeza que la Torá no es una ficción”, y que tiene “al menos un núcleo de verdad”, dijo Kenigsberg en la entrevista.

Cuando Zertal sugirió que el Monte Ebal es realmente el lugar donde Josué construyó su altar, fue recibido con feroz objeción por sus colegas. El arqueólogo Israel Finkelstein, por ejemplo, pensó que Zertal simplemente había encontrado un puesto de guardia.

Mientras que en películas como los Raiders of the Lost Ark de 1981 o el Stargate de 1994, los hallazgos arqueológicos se descifran fácilmente y se pueden utilizar fácilmente, el trabajo real de un arqueólogo es utilizar métodos basados en la habilidad, la deducción y la ciencia para ofrecer una teoría cuidadosa de lo que podría haber existido realmente. Después de todo, los hallazgos son silenciosos; corresponde a las personas entender lo que significan.

Según Kenigsberg, el difunto arqueólogo estadounidense Lawrence Stager visitó el Monte Ebal en 1984 y dijo que, si Zertal está en lo cierto, Stager y todos sus colegas necesitaban “volver al jardín de infancia”.

Vía The Jerusalem Post
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More