Autoridad Palestina exige a Reino Unido que se disculpe por la Declaración Balfour

Abbas convoca reunión de emergencia para discutir la “anexión” israelí de Judea y Samaria

REUTERS

La Autoridad Palestina conmemoró el sábado el aniversario de la Declaración Balfour exigiendo a Reino Unido que se disculpe por la promesa de 1917 de apoyar el establecimiento de un “hogar nacional para el pueblo judío en Palestina. Los árabes palestinos también pidieron a Reino Unido que “corrija su error histórico reconociendo inmediatamente el Estado de Palestina”.

El gobierno de la Autoridad Palestina en Ramallah pidió a Reino Unido “eliminar rápidamente las injusticias de la ominosa Declaración de Balfour, corrigiendo su error histórico y reconociendo el Estado palestino independiente en las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén como su capital”.

Ibrahim Milhem, portavoz del gobierno de la Autoridad Palestina, dijo que los palestinosfueron víctimas de la codicia del colonialismo, la expansión y la limpieza étnica” como resultado de la Declaración Balfour.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina dijo que los líderes palestinos “lograron frustrar todos los intentos estadounidenses e israelíes de imponer la nueva promesa – el ‘Acuerdo del Siglo’ – a nuestro pueblo”, una referencia al plan de paz del presidente estadounidense Donald Trump, que aún no ha sido anunciado.

En una declaración que marca el aniversario del 2 de noviembre de la Declaración Balfour, el ministerio hizo un llamamiento a los palestinos para que se unan al presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y a los líderes palestinos para que puedan seguir enfrentando los “esquemas” estadounidenses e israelíes contra los palestinos y sus derechos.

“En estos días, estamos escuchando sobre una nueva promesa que es tan peligrosa como la Declaración de Balfour: la Declaración de Trump, [el asesor presidencial principal de Estados Unidos, Jared] Kushner, [el ex enviado presidencial de Estados Unidos para Oriente Medio, Jason] Greenblatt, y [el embajador de Estados Unidos en Israel, David] Friedman”, dijo el ministerio. “Su promesa es acabar con la esperanza palestina, destruir su derecho a establecer un Estado y dejarlos vivir como minoría bajo el Estado judío”.

La facción gobernante de Fatah denunció la Declaración de Balfour como “un crimen histórico y un crimen contra la humanidad, y no sólo contra el pueblo palestino, que es la víctima directa de esta promesa colonial”. Fatah hizo un llamamiento al gobierno británico para que “cumpla con las leyes internacionales y reconozca el Estado de Palestina, con el este de Jerusalén como su capital”.

Fatah también dijo que la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, así como su política hacia el tema de los “refugiados palestinos” y los “asentamientos” judíos, son un “nuevo crimen histórico y una nueva promesa colonial que vino a completar el proyecto colonial iniciado por el mandato[británico]”.

El Secretario General de la OLP, Saeb Erekat, dijo en una declaración con motivo del 102º aniversario de la Declaración de Balfour que Reino Unido tiene la “responsabilidad de hacer un cambio cualitativo hacia la realización de los derechos políticos de Palestina”. El aniversario, dijo, “debería servir como un recordatorio para el Reino Unido de su responsabilidad histórica, moral y legal de tomar medidas sustantivas y desempeñar un papel proactivo en el cumplimiento de los derechos nacionales del pueblo de Palestina”.

Erekat también pidió a Reino Unido que se disculpe por la “injusticia resultante de una declaración colonialista que negó al pueblo palestino sus derechos políticos y que tome medidas proactivas contra la empresa de asentamiento colonial de Israel, incluyendo sus productos, empresas y fuentes de financiación”.

Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, dijo que es hora de que Reino Unido “corrija sus errores históricos” contra los palestinos.

Hace ciento dos años, el Ministro de Asuntos Exteriores británico firmó una promesa que cambió el curso de la historia del pueblo palestino, desencadenando un siglo de injusticias agravadas, despojo y negación de los derechos humanos y nacionales básicos”, dijo Ashrawi en una declaración. “La Declaración Balfour fue un ultraje moral, político e histórico, en el que una potencia colonial extranjera tuvo la audacia de prometer la patria de un pueblo a otro, negando sus raíces nacionales e históricas y descartándolas como meras comunidades”. Ella también instó al gobierno británico a reconocer al Estado palestino.

En la Franja de Gaza, cientos de palestinos organizaron una manifestación para conmemorar el aniversario de la Declaración Balfour. La manifestación fue organizada por varias facciones terroristas, entre ellas Hamás y la Jihad Islámica.

Los manifestantes pidieron a Reino Unido que pidiera disculpas a los palestinos y les compensara por comprometerse con la idea de establecer “un hogar judío en Palestina”. Los oradores del mitin se comprometieron a “proseguir la lucha y la resistencia palestinas hasta que se revoque la Declaración Balfour”.