La Liga Árabe ha reafirmado una vez más su compromiso de proporcionar una red de seguridad financiera a la Autoridad Palestina que carece de efectivo.

En una reunión de emergencia de sus Estados miembros en El Cairo el domingo, la organización de naciones islámicas acordó destinar $ 100 millones de dólares estadounidenses por mes a la Autoridad Palestina en un esfuerzo aparente para prevenir su colapso económico. Y con un claro desprecio al tan esperado plan de paz de Trump, que se espera que sea presentado en breve, el organismo aclara una vez más que rechazará cualquier acuerdo que no sea compatible con las referencias internacionales específicas sobre el pueblo palestino y su caso según lo promulgado por la Liga.

Asistieron a la reunión de El Cairo, titulada “Acontecimientos en el tema palestino: la vía política y la crisis financiera”, a los que asistieron los ministros de asuntos exteriores árabes, encabezados por Somalia y bajo el patrocinio del presidente palestino, Mahmoud Abbas. En una declaración emitida después de la reunión, la Liga Árabe confirmó que todas las naciones miembros que fueron signatarias de la Iniciativa de Paz Árabe de 2002 “que se basó en leyes y resoluciones internacionales, bajo el principio de tierra por paz, no pueden aceptar ningún plan o trato. Eso no es incompatible con estas referencias internacionales”.

La decisión más reciente para ayudar a aliviar el cambio de posición fiscal de la Autoridad Palestina respalda un movimiento anterior en marzo cuando, en una cumbre en Túnez, la Liga Árabe prometió invertir $ 100 millones por mes. Ammar Hijazi, un alto funcionario palestino, explicó a The Media Line que “lo que está sucediendo hoy es reactivar la decisión y comprometerse con ella”, señalando que “la región árabe tiene un deber para con el pueblo palestino”.

Al enfatizar que los enfoques políticos y financieros de la Liga Árabe son igualmente importantes, Hijazi afirmó que tanto la Autoridad Palestina como las naciones de la Liga Árabe “rechazan el acuerdo de Trump”.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas (R), y la Organización de Liberación de Palestina (OLP), Secretario General del Comité Ejecutivo, Saeb Erekat (L), asisten a la sesión de apertura de la 30ª cumbre de la Liga Árabe en la capital de Túnez, Túnez, el 31 de marzo de 2019. (FETHI BELAID / PISCINA / AFP)

Los países árabes aclararon que “cualquier acuerdo no logrará una paz duradera y global en el Medio Oriente si no se cumplen los derechos legítimos del pueblo palestino, especialmente el derecho a la autodeterminación”. Advirtió que no se logrará ningún acuerdo que pueda ser tomado en serio si no comienza con el establecimiento de un Estado independiente y soberano en las fronteras de 1967 con el este de Jerusalem como su capital.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, acusó a Israel de revocar los acuerdos destinados a alcanzar un acercamiento palestino-israelí y acusó a Israel de no implementar un acuerdo internacional único destinado a resolver el conflicto desde 1947.

El presidente Abbas acusó a la administración de Trump de no cumplir sus promesas a la parte palestina y tomó decisiones contrarias a las leyes internacionales.

Qassem Hazem, un analista político libanés que es vicepresidente de la Conferencia General Nasserita, dijo a The Media Line que la Liga Árabe no tiene una visión clara de cómo enfrentar el llamado «Trato del Siglo», como Trump. El objetivo está siendo descrito. Hazem dejó en claro que, al nivel de los pasos prácticos, la administración estadounidense ha hecho mucho para apoyar a Israel, desde el traslado de la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalem, declarando a la ciudad como la capital de Israel, reconociendo la soberanía israelí sobre los Altos del Golán al supuesto apoyo para la anexión. de la ribera occidental. “Estos son pasos preparatorios para el acuerdo no revelado, que apunta a poner fin a la causa palestina”, agregó.