Israel finaliza programa de ayuda humanitaria para los sirios después de 5 años

Foto: Portavoz de las FDI

Las Fuerzas de Defensa de Israel anunciaron que han cerrado oficialmente su programa “Operación Buen Vecino”, que pone fin a más de cinco años de asistencia humanitaria que el Estado judío ha entregado a ciudadanos de Siria cerca de la frontera.

Los militares primero comenzaron a permitir a los sirios heridos en Israel para que reciban atención médica a principios de 2013, primero tratándolos en hospitales de campaña y más tarde en hospitales israelíes. A un pequeño número de grupos no gubernamentales israelíes también se les permitió pasar ayuda humanitaria al otro lado de la frontera.

Esta asistencia se expandió considerablemente en 2016 con la creación de la “Operación Buen Vecino”, que vio transportar mucha más ayuda material a Siria, así como la creación de una clínica diurna en la frontera y un programa para permitirles a los sirios ingresar a hospitales de Israel para ser tratados por dolencias no relacionadas al campo de batalla.

La semana pasada, la revista Foreign Policy informó que el Estado Judío brindó ayuda militar a grupos rebeldes en el sur de Siria a lo largo de los años a cambio de que las fuerzas opositoras luchen para mantener a los grupos respaldados por Irán fuera de la región.

Según la FDI, más de 4,900 sirios fueron llevados a hospitales de Israel para recibir tratamiento médico desde 2013, incluidos 1.300 niños.

Otras 7,000 personas fueron tratadas en la clínica diurna en la frontera, conocida como Mazor Ladaj, cuyo nombre significa “alivio para el sufrimiento”.

Además, en el transcurso de cinco años, Israel transportó a Siria 1.700 toneladas de alimentos; 1.1 millones de litros de combustible; 26,000 cajas de equipos médicos y medicamentos; 20 generadores; 40 vehículos; 630 tiendas de campaña; 350 toneladas de ropa; 8,200 paquetes de pañales; y 49,000 cajas de comida para bebés.

El ejército de Israel dice que a pesar de los continuos problemas humanitarios en el suroeste de Siria, está poniendo fin al programa ahora que el dictador sirio Bashar Assad ha tomado el control del área, después de que una ofensiva que lanzó a principios del verano forzó a los grupos rebeldes restantes a rendirse.

“La larga y prolongada actividad humanitaria ha llegado a su fin con el regreso del régimen sirio al sur de Siria”, dijo el ejército en un comunicado.

Comentarios