Netanyahu llama a la ONU “casa de mentiras” antes del voto sobre Jerusalém

El primer ministro Benjamin Netanyahu habla en la 71ª sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el 22 de septiembre de 2016. (Kobi Gideon / GPO)
0

Al llamar a las Naciones Unidas “la casa de las mentiras”, el primer ministro Benjamin Netanyahu desestimó el jueves una próxima votación en la Asamblea General sobre el estatus de Jerusalém y dijo que la ciudad seguirá siendo la capital de Israel independientemente de lo que diga la ONU. También reiteró su predicción de que otros países seguirán el liderazgo de los Estados Unidos y trasladarán su embajada a la ciudad.

“Jerusalém es la capital de Israel, lo reconozca o no la ONU”, dijo en una ceremonia de dedicación para un nuevo hospital en Ashdod. “Tomó 70 años hasta que los Estados Unidos lo reconocieron oficialmente, y tomará años hasta que la ONU lo reconozca también”.

Los comentarios de Netanyahu se produjeron horas antes de que la Asamblea General de la ONU vote una resolución que condenaría el reciente reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalém como la capital de Israel y su anuncio de que moverá su embajada allí. A pesar de la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender la ayuda a los países que respaldan la resolución, se espera que la moción pase con un amplio margen. No hay veto en la Asamblea General.

“El Estado de Israel rechaza este voto desde ya, antes de que ocurriera”, dijo.

El lunes, 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU votaron a favor de la resolución, que no pudo aprobarse debido a un veto estadounidense.

En el período previo a la votación del jueves, los diplomáticos israelíes estacionados en el exterior hicieron grandes esfuerzos para conseguir que varios países se opongan o se abstuvieran de la resolución.

“La actitud hacia Israel de muchos países, en todos los continentes, está cambiando fuera de los muros de la ONU y eventualmente también se infiltrará dentro de los muros de la ONU, la casa de las mentiras”, dijo Netanyahu.

El primer ministro, que sirvió como embajador de Israel en la ONU desde 1984 hasta 1988, ha argumentado durante mucho tiempo que las relaciones diplomáticas de Israel están floreciendo debido a la destreza tecnológica y de seguridad del Estado Judío.

“Jerusalém es nuestra capital, continuaremos construyendo allí, y las embajadas de países, encabezados por los Estados Unidos, se trasladarán a Jerusalém”, prometió. “Sucederá”.

Continuó agradeciendo al presidente de los Estados Unidos y a su enviada a la ONU, Nikki Haley, por estar “valientemente e inflexiblemente de pie con Israel y la verdad”.

“Eventualmente la verdad prevalecerá”, declaró.

El miércoles, Trump elogió a Haley por advertir a los diplomáticos extranjeros que ella “tomará los nombres” de los países que apoyan la resolución criticando la posición de Estados Unidos sobre Jerusalém.

“Me gusta el mensaje que Nikki envió ayer a las Naciones Unidas a todas estas naciones que toman nuestro dinero y luego votan en contra de nosotros en el Consejo de Seguridad, o votan potencialmente en contra de nosotros en la asamblea“, dijo el presidente a los miembros de su gabinete en la Casa Blanca.

“Reciben cientos de millones de dólares e incluso miles de millones de dólares, y luego votan en contra de nosotros”, dijo. “Bueno, estamos viendo esos votos. Dejen que voten en contra de nosotros, ahorraremos mucho. No nos importa”.

Como consecuencia de la amenaza de Trump, los funcionarios israelíes estiman que más de 50 países no apoyarán la moción, absteniéndose o ausentándose en el momento de la votación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies