Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Estados Unidos pide a los bancos alemanes que cierren las cuentas del BDS

El gobierno de los Estados Unidos, a través de su poderoso embajador en Alemania, Richard Grenell, instó esta semana a los bancos alemanes a cerrar las cuentas que tienen a nombre de las organizaciones que apoyan la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Estado de Israel.

“El Bundestag de Alemania aprobó una resolución condenando al movimiento BDS y pidiendo al gobierno federal que se oponga resueltamente. Por lo tanto, los bancos alemanes deberían cortar los lazos con todas las organizaciones vinculadas al movimiento BDSLas organizaciones y las personas que socavan la seguridad de Israel deben ser condenadas”, dijo Grenell a The Jerusalem Post el martes.

Grenell, un destacado partidario de Israel, emitió su declaración en respuesta a los informes en el Post acerca de una cuenta en el Banco Alemán para la Economía Social que pertenece a una organización de BDS, considerada antisemita por el Consejo Central de los Judíos de casi 100,000 miembros en Alemania.

Numerosas solicitudes de información de JerusalemPost a Harald Schmitz, CEO del Banco de Economía Social, han sido ignoradas. La cuenta en cuestión pertenece a Voz judía para una paz justa en el Medio Oriente y se utiliza para recaudar fondos para promover el BDS. Desde 2016, ha habido una tendencia creciente entre los bancos alemanes como Deutsche Bank, Commerzbank, Postbank, PayPal en Alemania y el banco DAB con sede en Múnich para cerrar las cuentas de las entidades BDS. Sin embargo, el Banco de Economía Social ha desafiado las llamadas desde 2018 del gobierno israelí y una gran cantidad de organizaciones judías alemanas y estadounidenses para romper los lazos con el grupo BDS.

Las organizaciones pro israelíes han pedido a un copropietario del banco, la Junta Central de Judíos para el Bienestar de Alemania (ZWST, por sus siglas en inglés), que se deshaga del banco y reubique su negocio en un banco que no participa en la actividad de BDS.

“Ningún judío y nadie que tenga un sentido de la decencia deben hacer negocios con estos incorregibles”, dijo Daniel, Killy, vicepresidente de la sociedad de amistad alemán-israelí, una de las organizaciones pro israelíes más importantes de Alemania, al Post. “¡Muestre solidaridad con Israel, cancele sus cuentas!”

El decano asociado del Centro Simon Wiesenthal, Rabino Abraham Cooper, reflejó las palabras de Killy y le dijo al Post que “es extremadamente importante que los judíos y todas las instituciones judías lleven su negocio a otra parte”.

La comunidad judía de Berlín tiene una cuenta en el Banco de Economía Social, pero el presidente, Gideon Joffe, se negó a decir si la comunidad planea cancelar su cuenta. Sigmount Königsberg, el representante de la comunidad judía de Berlín para combatir el antisemitismo, envió preguntas al ZWST que también se negó a responder.

El presidente de la Organización Sionista de América (ZOA), Mort Klein, dijo al Post que “especialmente a la luz de la monstruosa historia de genocidio de Alemania contra los judíos, uno esperaría que un banco alemán se negara absolutamente a tratar con un grupo de BDS cuya meta oficial es la destrucción del Estado Judío. Instamos a todos a negarse a hacer negocios con este banco hasta que se cambie la política de este banco”.

Arsen Ostrovsky, directivo ejecutivo del Congreso israelí-judío, dijo al Post: “Hace mucho que pasamos las discusiones teóricas, con pruebas abrumadoras y más allá de toda controversia, que el BDS es un movimiento antisemita, que promulga el odio y tiene vínculos directos con organizaciones terroristas”.

Agregó: “Dada la historia dolorosa de los bancos alemanes en el pasado, incluso en la habilitación de crímenes cometidos durante el Holocausto, ninguna institución financiera alemana debería hoy de ninguna manera ayudar e instigar a los grupos de BDS, brindándoles financiamiento para permitirles “Promover el boicot del Estado Judío y las instituciones judías”.

Charles Kaufman, vicepresidente senior de B’nai B’rith International, dijo al Post. “Israel es una sociedad diversa, una economía de libre mercado, un país de las maravillas empresariales. ¿Por qué querría hacer negocios con un grupo que se opone a un entorno social y económico tan sólido? “El banco entiende que BDS no contribuye a la paz. Es económicamente peligroso para los palestinos, ya que la táctica simplemente funciona para obligar a las empresas que operan en los parques industriales de Judea y Samaria a cerrar, las mismas que generan innumerables empleos para las personas que buscan empleo”.

La voz judía declaró al grupo estadounidense pro-BDS Jewish Voice for Peace su “organización hermana”. JVP apoya al condenado terrorista palestino Rasmea Odeh, quien fue responsable de los asesinatos de dos estudiantes judíos de la Universidad Hebrea en 1969. Se prohibió a JVP ingresar a Israel.

Vía The Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

SUSCRIPCIÓN
$0.00 El primer mes
  • A partir del segundo mes:
  • $1.37
  • Mensual
  • Discount Code: prueba