Noticias de Israel en español 24 horas en directo

China promete $ 2.6 mil millones a Moscú para acelerar la economía rusa

REUTERS

La asociación global Rusia-China y la cooperación estratégica entre ambas naciones han alcanzado un nuevo nivel, dijo el primer ministro ruso Dmitry Medvedev tras reunirse con el primer ministro chino Li Keqiang en Moscú.

Medvedev dijo que después de la reunión él y Keqiang firmaron un conjunto de acuerdos que consisten en casi veinte documentos, incluyendo acuerdos comerciales y acuerdos de inversión.

En general, China tiene previsto asignar aproximadamente 2.600 millones de dólares a proyectos que forman parte del plan para acelerar la economía rusa para 2024.

El Banco de Desarrollo de China contribuirá con 12.000 millones de yuanes (1.700 millones de dólares) a la financiación de una nueva planta de procesamiento de gas natural en el Lejano Oriente ruso, anunció el presidente de la VEB, Igor Shuvalov.

La planta, cuyo diseño está programado para comenzar este año, debería estar operativa en 2023. Además del préstamo chino y de la financiación de VEB, el proyecto también recibirá financiación del VTB Bank.

China ha prometido invertir otros 420 millones de dólares en la construcción de barcos rompehielos para el proyecto “La Ruta de la Seda del Hielo”, informa RIA Novosti.

Los rompehielos se construirán en el astillero Zvezda, que pertenece a RosNeft. El proyecto incluye dos petroleros de clase Aframax (hasta 120.000 toneladas), tres de 52.000 toneladas y tres de gas, señaló Shuvalov, y añadió que VEB mantiene “excelentes relaciones con el Banco Estatal de Desarrollo de China”.

China invertirá otros 500 millones de dólares en un fondo de inversión tecnológica conjunto con Rusia. El fondo será fundado por el Fondo de Inversión Directa de Rusia y la Corporación de Inversión de China, dijo Kirill Dmitriev, director ejecutivo de la primera.

Dmitriev dijo que la meta es que el fondo tenga 1.000 millones de dólares en capital, que será invertido en proyectos para desarrollar “altas tecnologías”, especialmente inteligencia artificial.

Los socios rusos y chinos invertirán en el fondo sobre una base de paridad: 500 dólares de Pekín y Moscú respectivamente. “Estamos uniendo nuestros esfuerzos para asegurar un avance innovador en las economías de nuestros países”, dijo Dmitriev, añadiendo que “afecta positivamente a otras esferas de las relaciones económicas bilaterales”.

Todos los intentos anteriores de Rusia de atraer inversiones chinas a su economía han fracasado. En 2015, por ejemplo, Pekín se negó a participar en la financiación del gasoducto Poder de Siberia, lo que obligó a una empresa rusa a financiar de forma independiente la construcción de un gasoducto de 2.000 km diseñado para abastecer a China con 38.000 millones de metros cúbicos de gas al año a principios de la década de 2020.

Hace dos años, al CEFC de China se le ofreció una participación del 14.16% en Rosneft, pero el Banco de Desarrollo de China se negó a financiar el acuerdo, y el CEO del CEFC, Ye Jianming, fue arrestado más tarde bajo sospecha de delitos económicos.

Más tarde, Rusia propuso a China una línea ferroviaria de alta velocidad Pekín-Berlín por valor de 155.000 millones de dólares, que debía formar parte de la Ruta de la Seda hacia Europa. Sin embargo, después de hacer un estudio de viabilidad sobre el proyecto a finales del año pasado, el Grupo de Ingeniería de Eryuan Ferrocarriles de China lo declaró no rentable.

En enero se supo que China se había negado a financiar la planta de gas de Amur, de 14.000 millones de dólares. Rusia esperaba que los fondos chinos cubrieran el 70% del coste de la construcción.

Según el Banco de Rusia, las inversiones directas totales de China en Rusia han caído casi un tercio, de 4.540 millones de dólares a 3.180 millones de dólares.

Vía Uawire

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More