Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Reportero documenta experiencias de judíos iranies en Israel e Irán

Por: Tzvi Joffre / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Cuando el ex presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad declaró que el Holocausto no ocurrió, el fotoperiodista iraní Hassan Sarbakhshian decidió comenzar a documentar las vidas de los judíos iraníes en la República Islámica y de los judíos iraníes que habían huido a Israel, informó Radio Farda.

“Como parte de un proyecto conjunto con mi esposa, empezamos a tomar fotos para publicarlas en un libro sobre la vida de los judíos iraníes”, explicó Sarbakhshian.

“Durante mis sesiones de interrogatorio, me preguntaron por qué había decidido concentrarme en la vida de los ciudadanos judíos y por qué no en la de los musulmanes chiítas”, dijo Sarbakhshian. “Mi respuesta fue que todos los medios de comunicación iraníes están a disposición de los musulmanes chiítas. Estas son las minorías que no tienen plataformas.”

Sarbakhshian lo intentó de nuevo diez años después cuando vivía en el exilio, y decidió centrarse en los judíos iraníes que habían huido a Israel. “En Israel, me concentraba en el concepto de Patria. Para entender dónde estos israelíes de ascendencia iraní percibían como su patria”.

El fotoperiodista hizo la misma pregunta a los judíos de Irán. Mostró una foto de un médico judío iraní con un bebé que acababa de ayudar a dar a luz. “Realmente no importa si el bebé nace musulmán o judío o lo que sea, sólo ha terminado su tarea”.

Otro ejemplo que presentó fue el de un judío iraní acusado de espiar para Israel, que fue encarcelado durante varios años. Lo primero que hizo cuando fue liberado fue visitar la tumba de un soldado judío iraní que murió en la guerra entre Irán e Irak en defensa de Irán.

Sarbakhshian subrayó que en Irán, los judíos luchan constantemente para demostrar que son patriotas.

“Mientras estaban en Irán lucharon por salir del país, una vez que salieron de Irán se enfrentaron a nuevos obstáculos y limitaciones”, dijo. “Los que viven en Israel todavía están profundamente enamorados de Irán y la mayoría de ellos todavía sueñan con volver algún día y visitar su patria”.

Se calcula que todavía hay unos 15.000 judíos en la República Islámica, según un informe de 2018 de PBS. Un informe de la JTA del reportero Larry Cohler-Esses en el mismo año dijo que el censo iraní contaba con 9.000 judíos en el país.

Un informe de 2015 en el Forward de Cohler-Esses describía a los judíos iraníes como “ciudadanos de segunda clase bien protegidos”. Cohler-Esses fue el primer reportero de una publicación judía pro-israelí en recibir una visa de periodista para Irán desde la revolución de 1979.

Los judíos iraníes no dudarán en caminar por las calles de Teherán con yarmulkes, pero bajo el código de la sharia iraní, los judíos y otros no musulmanes son penalizados de manera diferente que los musulmanes con algunas violaciones, por lo general de una manera que no es favorable a los no musulmanes. Las cinco escuelas judías de Teherán también están dirigidas por un director musulmán, que el jefe de la comunidad judía condenó por “insultante”, según el informe de la JTA de Cohler-Esses.

El Gran Ayatolá Ruholá Jomeini, fundador de la República Islámica, también emitió una fatwa religiosa que prohibía dañar a la comunidad judía.

La comunidad judía en Irán no guarda silencio ante las formas de discriminación de la República Islámica. Cuando Ahmadinejad dijo que el Holocausto no ocurrió, Maurice Motamed, que representaba a la comunidad judía iraní en el parlamento iraní en ese momento, dijo a Radio Europa Libre/Radio Libertad que “la negación de una tragedia histórica tan grande que está conectada con la comunidad judía sólo puede considerarse un insulto a todas las comunidades judías del mundo”.

“¿Cómo es posible ignorar todas las pruebas innegables que existen sobre el asesinato y el exilio de los judíos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial?” escribió Haroun Yashayaei, que era el jefe de la comunidad judía de Teherán en ese momento, al propio Ahmadinejad.

Después de años de cabildeo por parte de la comunidad judía, el gobierno del presidente Hassan Rouhani reconoció el sábado, el Sábado Judío, como un día festivo judío en 2018, permitiéndoles no ir a la escuela y trabajar sin ser penalizados, según Cohler-Esses.

Hasta hace unos años, los musulmanes y los no musulmanes eran tratados de manera diferente en las demandas civiles que implicaban la muerte de una persona por negligencia. La comunidad judía consultó a los ayatolás y recibió testimonios de clérigos de alto rango para convencer al gobierno de que, en virtud de la sharia, los musulmanes y los no musulmanes deben recibir el mismo trato a este respecto. Eventualmente, tuvieron éxito.

Los zoroastrianos, los judíos y los cristianos de Irán son las únicas minorías religiosas reconocidas en la constitución de la República Islámica y “son libres de ejercer asuntos de estatus personal y educación religiosa y siguen sus propios rituales”, según la constitución.

“El gobierno de la República Islámica de Irán y los musulmanes están obligados a tratar a las personas no musulmanas con buena conducta, equidad y justicia islámica, y deben respetar sus derechos humanos”, según la Constitución. Cada minoría religiosa tiene un representante en el Parlamento iraní.

Las minorías religiosas no pueden ocupar puestos de alto rango en el gobierno, según Radio Farda.

Vía Jpost

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More