El asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, anunció el miércoles que Arabia Saudita y Bahrein han acordado abrir sus espacios aéreos a todos los vuelos procedentes de Israel.

“Arabia Saudita y Bahrein permitirán que todos los vuelos israelíes pasen sobre su territorio, y no sólo los vuelos hacia y desde los Emiratos”, dijo.

La medida significa que las líneas aéreas israelíes podrán volar desde Israel a Asia y reducir considerablemente los tiempos de vuelo.

La semana pasada, Arabia Saudita anunció que permitiría que los vuelos de los Emiratos Árabes Unidos a “todos los países”, incluido Israel, pasaran por su espacio aéreo.

A principios de esa semana, los históricos primeros vuelos de Israel a los Emiratos Árabes Unidos y de regreso volaron de nuevo sobre el espacio aéreo de Arabia Saudita.

Bahrein también anunció la semana pasada que había aceptado una solicitud del Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos de que se permitieran los vuelos entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para atravesar su espacio aéreo.

El anuncio de Bahrein se produce tras los informes de que se espera que anuncie la normalización de los vínculos con Israel muy pronto, tal vez tras la firma oficial del acuerdo de Israel con los Emiratos Árabes Unidos.

Hasta ahora Arabia Saudita ha vertido agua fría sobre la idea de un acuerdo con Israel. El rey de Arabia Saudita Salman bin Abdulaziz dijo al presidente de los EE.UU. Donald Trump esta semana que no habría normalización con Israel sin un estado palestino.