Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Déficit del presupuesto estatal de Israel se eleva a 3.900 millones de dolares en Junio

Hadas Parush / Flash90

El déficit del presupuesto nacional subió a 14.000 millones de NIS (3.900 millones de dólares) en junio, según los datos publicados el jueves por el Ministerio de Hacienda de Israel.

La cifra, que representa un déficit del 3,9% del producto interno bruto (PIB) en términos anualizados, es ligeramente superior al déficit anualizado del 3,8% registrado en abril y mayo, y muy por encima del objetivo del 2,9% establecido por el Ministerio de Hacienda para 2019.

Los datos muestran que el déficit acumulado alcanzó los 21.900 millones de NSI (6.100 millones de dólares) en el primer semestre de 2019. El déficit acumulado para el mismo período en 2018 fue de 7.800 millones de NIS (2.200 millones de dólares).

Israel ha establecido un objetivo de déficit presupuestario anual de 40.200 millones de NSI.

Las cifras se publicaron días después de que el gabinete aprobara un recorte general de 1.200 millones de NIS (333 millones de dólares) en el presupuesto nacional destinado a reducir el creciente déficit.

El impopular plan del Ministerio de Finanzas de recortar el 1,75 por ciento de los presupuestos ministeriales meses antes de las elecciones atrajo la oposición de los legisladores y ministros del gabinete cuyos ministerios se verían afectados por las medidas de austeridad.

“Los recortes presupuestarios son duros, pero son necesarios”, dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu a los miembros del gabinete antes de la votación del lunes pasado. “Nadie quiere hacerlo, entiendo a los ministros cuyas oficinas se verán afectadas por los recortes, pero eso es lo que tenemos que hacer. Tenemos que ocuparnos de nuestras prioridades”.

En enero, el Tesoro advirtió de la ralentización del crecimiento económico en 2019, que se traduciría en una reducción de los ingresos fiscales, lo que daría lugar a un déficit presupuestario previsto de unos 10.000 millones de NIS (2.700 millones de dólares). El aumento del déficit se vio exacerbado por el aumento del gasto público a medida que los ministros accedieron a las demandas de salarios más altos en el sector público, incluida la policía, o gastaron dinero en proyectos para hacer que la vivienda fuera más barata para los consumidores.

A principios de 2019, Kahlon se mostró reacio a anunciar recortes presupuestarios o aumentos de impuestos antes de las elecciones del 9 de abril. Los economistas habían advertido que el nuevo gobierno tendría que establecer políticas a largo plazo para frenar el aumento del shekel, impulsar la educación y la infraestructura, y recortar la burocracia. Pero la mano de Kahlon parece haber sido forzada después de que no se formó ningún gobierno en mayo y de que los israelíes debían volver a las urnas en septiembre.

El jueves, el ex ministro de finanzas Yair Lapid, No. 2 del partido Azul y Blanco, dijo que el verdadero déficit es aún mayor que el que publicó la oficina de Kahlon, y pidió un cambio en la cúpula.

“No se puede resolver el déficit a la vez que se transfieren miles de millones a extorsionistas y extremistas”, dijo, refiriéndose a las demandas presupuestarias de los partidos ultraortodoxos durante las negociaciones de la coalición de mayo.

Si un déficit presupuestario es demasiado alto, el gobierno no tiene espacio para enfrentar una posible desaceleración económica a través de un mayor gasto, han advertido economistas y analistas.

En 2018, el déficit presupuestario se situó casi milagrosamente dentro del objetivo fijado por el Gobierno, exactamente en el 2,9% del PIB, según datos del Ministerio de Hacienda. La mayoría de los analistas habían pronosticado que el déficit en 2018 también incumpliría la meta, sobre la base de datos preliminares que indicaban que habría un déficit de ingresos.

Vía timesofisrael

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More