Mobileye lanzará taxis sin conductor en 2022

Mobileye lanzará taxis sin conductor en 2022

La unidad de vehículos autónomos de Intel, Mobileye, ha presentado en el Salón del Automóvil de Múnich su vehículo autónomo eléctrico para 6 pasajeros. Los vehículos eléctricos autónomos de Mobileye funcionarán bajo la marca de servicio MoovitAV y se utilizarán para servicios comerciales de transporte sin conductor en Tel Aviv y Múnich a partir de 2022. El servicio se prestará en colaboración con la empresa internacional de alquiler Sixt SE.

Los robots-taxi utilizarán vehículos eléctricos NIO de fabricación china, entregados recientemente a Mobileye, y utilizarán el sistema de autoconducción Mobileye Drive con 8 SoCs EyeQ5 en el AVKIT58. Mobileye será la propietaria de la flota de coches, mientras que Sixt los operará y mantendrá.

Alemania ha promulgado recientemente una Ley de Vehículos Autónomos, que permite el uso de vehículos autónomos en las carreteras del país y permitirá que los robots-taxi de Mobileye empiecen a funcionar el año que viene como parte de un proyecto piloto. Para los servicios comerciales se necesitará la aprobación reglamentaria. A pesar de la declaración de Mobileye, no está claro si los servicios de taxi autónomo podrán empezar el año que viene.

Mobileye también está estudiando la posibilidad de ofrecer en el futuro un paquete de coches eléctricos adaptados a los requisitos específicos de los coches autónomos. Mobileye está en conversaciones con fabricantes de automóviles alemanes al respecto, que fabricarían lo que se denomina en el sector un “monopatín” al que se añadirá el vehículo en varias configuraciones y se integrará con los sistemas de Mobileye.

El CEO de Intel, Pat Gelsinger, dijo en el Salón del Automóvil de Múnich que en 2030 los chips constituirán el 20% de los componentes de los coches de alta gama, cinco veces más que su proporción en 2019.

El fundador y CEO de Mobileye, el profesor Amnon Shashua, estima que el coste del “kit” autónomo para el proyecto de taxi autónomo es actualmente de unos 20.000 dólares, lo que lo hace más adecuado para operaciones comerciales que produzcan ingresos.

Shashua calcula que, para 2024, Mobileye podrá reducir el coste del kit para coches a unos 5.000 dólares, lo que lo hará apto para la producción en serie de coches para particulares. La reducción del precio se debe a los componentes de LIDAR y radar que está desarrollando Intel.