Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Nivel de calidad de vida en Israel aumenta y tasa de pobreza disminuye-Estudio

Por: Eytan Halon / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Los habitantes de Israel han disfrutado de un fuerte aumento en la calidad de vida en los últimos años, según un informe publicado el miércoles por Centro Taub para la Política Social en Israel. Entre 2012 y 2017, hubo un gran aumento tanto en los ingresos como en el consumo de los hogares, reveló el informe anual.

Los hogares de clase media (quintil medio) experimentaron un aumento del 22% de la renta real disponible durante ese período. Los hogares del quintil más bajo experimentaron un aumento de aproximadamente el 19% y el quintil superior sólo el 14%. La mayor parte del aumento se atribuye al incremento de los ingresos procedentes del mundo laboral, como consecuencia del rápido crecimiento de los salarios y el empleo.

“Entre la población en general, el consumo aumentó en menor medida que los ingresos, una situación que indica un aumento del ahorro”, dijo el profesor Avi Weiss, presidente del Centro Taub y autor del informe.

“Al mismo tiempo, las tasas de pobreza y desigualdad han disminuido, junto con el aumento del umbral de la pobreza”.

Según estimaciones preliminares, el producto bruto interno (3,3%) creció más rápidamente que la media de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) (2,9%) en 2018.

Sin embargo, el PIB per cápita, el indicador más significativo del nivel de vida, creció sólo un 1,3%, por debajo de la media del 2,2% de la OCDE.

Después de disfrutar de un aumento constante en el empleo, una mayor mejora en el nivel de vida requerirá una mejora en la productividad laboral, según el informe. La tasa de crecimiento anual de la productividad del trabajo desde 2000 se sitúa en el 1,2%, frente a las expectativas del 2%.

Uno de los principales retos a los que se enfrentará el próximo Gobierno, según el informe, será abordar el creciente déficit fiscal, que actualmente se sitúa en el 3,8%.

Las tasas de empleo y la participación en el mercado laboral han seguido aumentando, con un nivel de desempleo históricamente bajo (aproximadamente el 3,5%). Sin embargo, el aumento del empleo no es universal en todos los grupos de la población.

“En ambos grupos, en los que las tasas de empleo son históricamente bajas, ha habido tendencias contradictorias en los últimos dos años”, dijo Weiss.

El porcentaje de mujeres árabes empleadas sigue aumentando de forma constante y se sitúa en torno al 40%, por debajo del objetivo del Gobierno del 41% para 2020.

En el caso de los hombres haredí (ultraortodoxos), sin embargo, las tendencias al alza a principios de la década se han detenido. Las tasas de empleo se sitúan actualmente en el 49%, lejos del objetivo del Gobierno de alcanzar el 63% en 2020.

“La integración de los hombres ultraortodoxos en la fuerza laboral sigue siendo, por lo tanto, uno de los mayores desafíos que enfrenta la economía israelí”, dijo Weiss.

También siguen existiendo importantes lagunas en el empleo de hombres y mujeres en el sector de la alta tecnología, que es el principal motor del crecimiento de la economía local.

Como reflejo de las tendencias internacionales, sólo alrededor de un tercio de los empleados de alta tecnología en 2017 eran mujeres. Aunque la mayoría de las empleadas son judías seculares, las mujeres ultraortodoxas que trabajan en alta tecnología han aumentado de menos del 1% de la fuerza laboral hace una década a más del 3% en la actualidad.

A pesar de las alentadoras cifras de empleo e ingresos, los ciudadanos más pobres del país se encuentran entre los que más luchan por escapar de la pobreza en el mundo desarrollado.

Los hogares del decil más bajo que tratan de superar el umbral de pobreza requieren un mayor número de horas de trabajo que todos los demás países de la OCDE, excepto Noruega.

“La alta clasificación de Israel refleja la gran desigualdad de ingresos en comparación con otros países de la OCDE, lo que da lugar a una gran brecha entre los ingresos de los hogares del decil más pobre y los ingresos medios con los que se calcula el umbral de pobreza”, dijo Weiss.

Entre los hogares de los deciles inferiores endeudados, los atrasos anuales se sitúan en un 8% más que los ingresos anuales, por lo que es dudoso que puedan pagar el dinero adeudado.

El informe también revela que las pautas de fertilidad en Israel, tanto entre las mujeres religiosas como entre las seculares, son más altas que en todos los demás países desarrollados. En 2015, la tasa de fertilidad era de 3,1 nacimientos por mujer.

La tasa de fertilidad entre las mujeres judías seculares y tradicionales nunca ha descendido por debajo de 2,2 por mujer, también más alta que en cualquier otro país de la OCDE. Al igual que las tendencias mundiales, la tasa de fertilidad más alta entre las mujeres árabes se registró entre las que tenían bajos niveles de educación. Las tasas más bajas se registraron entre los que tienen títulos académicos. En contraste, las tasas de fertilidad entre las mujeres judías no religiosas son similares para las que tienen educación secundaria y universitaria.

Durante el mismo período, la edad media entre las mujeres cristianas y drusas aumentó en aproximadamente tres años, y de las mujeres musulmanas en un año. Las tasas de fecundidad han disminuido considerablemente entre los tres grupos desde mediados del decenio de 1990, en paralelo con los países árabes vecinos.

Vía Jpost

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More