Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Las acciones de Irán indican que no está interesado en la guerra

Por: Assaf Golan / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel

Oficina del líder supremo iraní a través de AP

El director del Organismo Internacional de Energía Atómica, Yukiya Amano, confirmó el lunes que Irán ha vuelto a enriquecer uranio por encima de los niveles anteriores hasta ahora. Al mismo tiempo, mientras las sanciones estadounidenses continúan comprimiendo la economía iraní, la retórica de Teherán hacia Occidente se está intensificando. Mientras tanto, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania voló a Irán y otros diplomáticos han intentado mediar entre Washington y la República Islámica.

En este contexto, debemos preguntarnos: ¿qué camino desea seguir Irán? ¿Sus acciones y palabras agresivas presagian un enfrentamiento militar, o se trata simplemente de un estado de tensión estática antes del inicio de nuevas negociaciones?

Meir Javedanfar, de la Escuela Lauder de Gobierno, Diplomacia y Estrategia del Centro Interdisciplinario Herzliya, dice que los iraníes están empujando los límites como señal para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que su conducta podría llevarle a un destino no deseado.

“El gobierno iraní, que es una dictadura horrible, básicamente cumplió todos los aspectos del acuerdo nuclear firmado con Occidente. No violaron el acuerdo y aún no lo están violando, y en principio están cumpliendo con sus obligaciones a pesar de haber comenzado a enriquecer uranio nuevamente. Por lo tanto, hay mucha frustración en Teherán. En su opinión, cumplieron con todas las condiciones del acuerdo, mientras que Trump llegó y simplemente los está atacando económicamente de una manera extremadamente dañina”, dice Javedanfar.

“Por lo tanto, están mostrando cautelosamente al presidente estadounidense que también tienen sus límites, que son finitos y que podrían llevar a una situación de conflicto abierto con Estados Unidos. El gobierno de Irán sabe que Trump no quiere la guerra, y por eso está maniobrando y empujando suavemente, para demostrarle a Trump que la cuerda puede romperse. Esto también es importante para ellos a efectos de la óptica nacional, porque Trump está humillando gravemente al régimen y tiene que proyectar fuerza».

“En realidad, dejando a un lado todos sus músculos, Irán está esperando ansiosamente las elecciones de 2020 en Estados Unidos. Desean que una nueva administración americana reemplace a Trump. Si Donald Trump vuelve a ganar, el régimen se enfrentará a una situación intolerable porque las sanciones de los Estados Unidos son muy dolorosas para los iraníes y les será imposible sufrirlos durante otros cuatro años. Por lo tanto, es posible que decidan darle la vuelta a la situación. En este momento no lo están haciendo, sino que están jugando dentro de su rango de maniobrabilidad, para que Trump sepa que no es el único con la capacidad de amenazar”.

En busca de un camino hacia un nuevo acuerdo

El teniente coronel (retirado) Mickey Segall, ex jefe de la oficina de Irán de la División de Investigación de la Dirección de Inteligencia Militar y analista principal del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalem, cree que aunque Irán y Estados Unidos se amenazan entre sí públicamente, en realidad están implementando entendimientos silenciosos entre bastidores.

Por un lado, los iraníes están acelerando su enriquecimiento de uranio, añadiendo nuevas centrífugas, y elementos pro-iraníes que están activos en la región, por ejemplo, el ataque de los rebeldes Huties en Arabia Saudita durante el fin de semana (y de nuevo el miércoles por la mañana); todo indica que los iraníes están indicando que tienen espacio para maniobrar. Como recordatorio, hace un mes los iraníes declararon que le daban a Europa 60 días para llegar a un nuevo acuerdo. Por otro lado, el ministro de inteligencia iraní dijo en mayo que «Irán necesita mostrar coraje y flexibilidad», señaló Segall.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní visitó Omán, lo que ayudó a mediar en el anterior acuerdo nuclear. El ministro de Asuntos Exteriores alemán se encuentra actualmente en Irán, mientras que Estados Unidos y sus aliados en la región están apretando los dientes ante las provocaciones iraníes. Esto nos dice que hay una iniciativa integral en las obras de ambas partes para llegar a entendimientos o para restablecer la calma. Esto no está asegurado que funcione y es muy posible que finalmente se produzca una conflagración gigantesca porque algún actor pro-iraní ha llevado a cabo una operación demasiado exitosa u otra forma de mala comunicación.

“Sin embargo, parece que al menos por ahora las partes no quieren conflictos, sino entendimientos silenciosos”, concluye Segall. “Al menos esa es la impresión de la situación actual”.

Vía israelhayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More