Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Jeremy Corbyn representa una potente amenaza para EE.UU. y aliados occidentales

Por: Con Coughlin / En: Gatestone Institute / Traducción de Noticias de Israel

Con las elecciones generales británicas en marcha, los aliados británicos tienen que considerar seriamente cómo tratarían a Jeremy Corbyn, el candidato de la extrema izquierda del partido laborista, en caso de que se convirtiera en primer ministro.

La perspectiva de que el Sr. Corbyn entre en Downing Street es especialmente preocupante para los Estados Unidos, dado el nivel actual de estrecha cooperación que existe actualmente entre Washington y Londres, especialmente en lo que se refiere a cuestiones de seguridad nacional.

Como dijo una fuente de seguridad estadounidense muy influyente a principios de esta semana: “Un gobierno de Corbyn no sólo sería un desastre para el Reino Unido. Sería un desastre para Estados Unidos y otros aliados occidentales que trabajan estrechamente con Londres en toda una serie de cuestiones de seguridad mundial”.

Uno de los pilares de la llamada “relación especial” entre Londres y Washington, por ejemplo, son los estrechos vínculos que comparten en materia de cooperación militar y de inteligencia. La disuasión nuclear británica depende en gran medida de la tecnología estadounidense para que la flota de submarinos especialmente adaptados de la Marina Real pueda disparar misiles Trident armados con ojivas nucleares.

Es un panorama similar en el frente del intercambio de inteligencia, donde el estrecho nivel de cooperación entre los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos constituye la base de la red de inteligencia de élite Cinco Ojos, en la que Canadá, Australia y Nueva Zelanda son los otros miembros de una alianza que se estableció originalmente durante la Segunda Guerra Mundial.

En consecuencia, ahora se plantean serias preguntas en Washington y otras capitales occidentales clave sobre las probables implicaciones de una victoria de Corbyn en las elecciones generales del mes que viene y si, con el líder laborista residente en Downing Street, serán capaces de mantener el mismo nivel de cooperación militar y de intercambio de inteligencia.

Con mucho, la víctima más probable de un gobierno de Corbyn sería la red de intercambio de inteligencia de los Cinco Ojos, donde es muy probable que otros Estados miembros de la alianza se muestren muy reacios a compartir material altamente sensible con un Primer Ministro británico que ha pasado toda su carrera política asociándose abiertamente con regímenes y grupos que son totalmente hostiles a Occidente y a sus aliados.

Desde el apoyo al IRA en el punto álgido de su campaña para matar y mutilar a las tropas británicas en Irlanda del Norte y Reino Unido hasta, más recientemente, asociarse con grupos terroristas islamistas como Hamas y Hezbolá, el Sr. Corbyn no oculta dónde están sus verdaderas simpatías.

Es un cuadro similar con respecto a la visión global del líder laborista. En el centro de su duro enfoque izquierdista de la política exterior se encuentra un profundo odio hacia los Estados Unidos y su papel en la salvaguarda de los intereses de las democracias occidentales. Por lo tanto, el instinto del Sr. Corbyn es ser más comprensivo con las opiniones de Rusia, Irán, Corea del Norte y el régimen de Assad en Siria que con los antiguos aliados de Gran Bretaña en Washington y Europa.

El gran aprecio del Sr. Corbyn por los ayatolás hizo que asumiera el polémico papel de colaborador de Press TV, el canal de propaganda dirigido por Irán, en el que se le pagó el equivalente a unos 30.000 dólares hasta que el canal fue prohibido por las autoridades británicas por su participación en la filmación de la detención y la tortura de un periodista iraní. Además, el Sr. Corbyn nunca se ha disculpado por su asociación con la emisora, y el hecho de que haya comparecido durante más de tres años le ha permitido plantear “una serie de cuestiones importantes en materia de derechos humanos”.

Otro ejemplo del sesgo proiraní del Sr. Corbyn puede verse en su frecuente asociación pública con los miembros de Hezbolá. En un discurso pronunciado ante la Coalición Stop the War, con sede en Reino Unido, llamó “amigos” a los miembros de Hezbolá y Hamas. Por consiguiente, no cabe duda de que, en el desastroso caso de que se convierta en el próximo Primer Ministro británico, insistirá en que Reino Unido adopte un enfoque mucho más comprensivo hacia Teherán.

Otro motivo de preocupación para los aliados británicos sería la estrecha asociación del señor Corbyn con otros grupos islamistas como la Hermandad Musulmana y Hamas. El Sr. Corbyn ha participado en varias reuniones con líderes de Hamas, y sus simpatías pro-islamistas se revelaron de nuevo a principios de esta semana cuando, durante la campaña electoral, criticó la reciente operación de las fuerzas especiales de la administración Trump que resultó en la muerte del líder del ISIS Abu Bakr al-Baghdadi, alegando que Estados Unidos debería haber hecho un mayor esfuerzo para capturarlo vivo.

Por lo tanto, la posibilidad de que el Sr. Corbyn pueda ser el próximo Primer Ministro británico debe ser considerada seriamente por los Estados Unidos y otros aliados. La presencia de un líder de la izquierda dura en Downing Street podría tener serias implicaciones para el futuro bienestar de la alianza occidental.

Vía Gatestone Institute

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More