X

¿Cómo impacta el anuncio de Estados Unidos en las conversaciones de coalición?

El anuncio del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, de que los Estados Unidos ya no consideran ilegales las comunidades israelíes de Judea y Samaria fue dramático, lo que revirtió la posición que el Departamento de Estado ha mantenido durante más de cuatro décadas.

Y se hizo en un momento dramático, después de dos elecciones sin precedentes en un año, en las que el Primer Ministro Benjamín Netanyahu no logró formar una coalición en dos ocasiones y al líder del partido Azul y Banco Benny Gantz le quedan dos días para que finalice su plazo para el tercer intento de formar un gobierno.

Pero, por muy dramático que haya sido el anuncio, no está claro que vaya a hacer mucho en términos de desenredar nuestro nudo político actual.

Algunos expertos políticos han conjeturado que desde que el Departamento de Estado cambió su posición, Netanyahu aplicará la soberanía israelí oficialmente el Valle del Jordán el martes o el miércoles. Sería un tiro de despedida, en caso de que Gantz forme un gobierno minoritario, o una salva inicial a un gobierno de unidad o a una tercera campaña electoral en menos de un año.

Esto sería una mala idea incluso para aquellos que apoyan la aplicación de la soberanía israelí sobre Judea y Samaria, porque pondría a todo el Valle del Jordán en riesgo de demandas por una decisión tan importante tomada por un gobierno interino.

Pero incluso si eso ocurriera, no parece que cambiaría mucho el rumbo de las negociaciones de la coalición.

La gran mayoría de las respuestas de los MK a la noticia fueron muy positivas; los líderes de las facciones que integran 96 de los 120 escaños de la Knesset estaban a favor de la declaración de Pompeo.

Esto demuestra lo pequeña que se ha vuelto la izquierda israelí.

La oleada de apoyo no debería ser una sorpresa para nadie que haya estado prestando atención. Netanyahu prometió poco antes de las elecciones de septiembre que aplicaría la soberanía israelí al Valle del Jordán después de las elecciones y, por supuesto, todos a su derecha le aplaudieron.

Pero incluso antes de eso, los líderes del partido Azul y Blanco pusieron el reconocimiento del Valle del Jordán en su plataforma.

Así que esto no cambia nada en términos de si habrá o no un gobierno de unidad nacional, porque sus potenciales participantes centrales acordaron en primer lugar que los poblados israelíes en Judea y Samaria no son ilegales y que al menos algunos deberían permanecer como parte de Israel a perpetuidad. Como mucho, si no se forma un gobierno de unidad, dará a las partes la oportunidad de decir en una campaña electoral que la otra no está aprovechando una oportunidad histórica.

El líder de Yisrael Beytenu, Avigdor Liberman, el posible creador de reyes, se encuentra entre los votos a favor del acuerdo, y es residente de Nokdim en Gush Etzion. Su reticencia a unirse a una coalición de derechas no tiene nada que ver con la política respecto a los poblados; las diferencias que tiene en materia de religión y Estado persisten.

El lugar donde esto podría cambiar algo es en la opción del gobierno minoritario, que siempre ha sido y sigue siendo una posibilidad remota, independientemente de las últimas noticias.

Los partidos de izquierda como Azul y Blanco, Labor-Gesher, la Unión Democrática y la Lista Conjunta, se oponen a la medida. Algunos, como el líder sindical Amir Peretz, evitan comentar sobre la legalidad de las comunidades, diciendo sólo que esto perjudica las posibilidades de una “solución de dos Estados” y la paz. Otros, como los MK’s de la Lista Conjunta, llaman a Israel un “Estado de apartheid” y a los poblados israelíes una “empresa colonialista ilegal en territorio palestino”.

Obviamente no estarían contentos con el mensaje de aprobación de Gantz después del anuncio de Pompeo. Si Gantz construyera un gobierno minoritario en función de los votos de la Lista Conjunta, tendría que dar marcha atrás y, sin duda, renunciar a cualquier plan de aplicar la soberanía israelí.

El partido Azul y Blanco podría ser capaz de llegar a un compromiso en este asunto, ya que un número decente de sus MK’s de todos modos no están a favor de aplicar la soberanía israelí en tierras fuera de un tratado de paz, pero esta es otra manera en la que Yisrael Beytenu tendría problemas para trabajar en una constelación política que incluye a la Lista Conjunta e incluso a la Unión Democrática, el partido que antes se conocía como Meretz.

Como tal, es difícil ver que mucho, si es que hay algo, cambiará políticamente como resultado del anuncio de Pompeo.

Categorías: Opinión
Relacionado