Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

En una guerra entre Estados Unidos e Irán, Rusia sería el gran beneficiado

Por: Nikola Mikovic / En: Eurasia Review / Traducción de Noticias de Israel

Teherán no puede contar con el apoyo total de Rusia si Estados Unidos va a la guerra con Irán. En caso de una escalada importante en Oriente Medio, el Kremlin apoyaría a EE.UU. e Israel en lugar de a su “aliado” más importante en esta parte del mundo.

Si la historia nos sirve de guía, Rusia ya ha demostrado ser un socio completamente poco fiable, especialmente cuando se trata de Irán. Moscú se ha negado a proporcionar al Irán un sistema de misiles S-400, aunque esta petición supuestamente procedía de la cúpula de los dirigentes políticos iraníes. Los funcionarios del Kremlin explicaron que “la venta avivaría la tensión en Oriente Medio”. En otras palabras, Rusia intentó evitar cualquier confrontación con las principales potencias occidentales y regionales sobre este asunto tan delicado. Por otro lado, es interesante que los rusos no dudaran en proporcionar este sistema de armas a Turquía, un Estado miembro de la OTAN.

No es la primera vez que Rusia “traiciona” a Irán. En 2010, Rusia se negó a vender S-300 a Irán, doblegándose ante la presión de Estados Unidos e Israel. Posteriormente, los funcionarios rusos admitieron que esa decisión era un error, pero ya era demasiado tarde, ya que dañaba la imagen de Moscú como un proveedor fiable de armas.

En septiembre de 2018, el Ministro de Defensa ruso Sergey Shoygu dijo en una declaración televisada que “Rusia transferirá el moderno sistema de defensa aérea S-300 a las fuerzas armadas sirias dentro de dos semanas”. Desde entonces, Israel ha llevado a cabo numerosos ataques aéreos en Siria, dirigidos contra el ejército árabe sirio y contra fuerzas proiraníes e iraníes. O bien el S-300 no es eficiente contra la potencia aérea israelí, o bien Rusia simplemente no cumplió su promesa de suministrar a Siria el sistema de misiles.

Siria e Irán no son las únicas naciones que se sienten traicionadas por el Kremlin. En 2003, Rusia dejó a los serbios a merced de Occidente cuando el Kremlin ordenó a las tropas rusas de mantenimiento de la paz que abandonaran tanto Bosnia-Herzegovina como Kosovo.

Armenia es otro “aliado” ruso que duda constantemente de su alianza con Moscú. En 2017, Rusia entregó un nuevo lote de misiles antitanque a Azerbaiyán como parte de un lucrativo acuerdo de armas con Bakú que ha sido fuertemente criticado por Armenia. Sin embargo, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, rechazó la crítica, diciendo que “el suministro de armas a ambas partes crea un equilibrio militar en el conflicto”.

Rusia también está intentando crear un equilibrio en Siria. Por un lado, apoya al ejército árabe sirio contra el ISIS y varias facciones jihadistas, pero por otro lado no presta ningún apoyo a las fuerzas armadas sirias frente a los frecuentes ataques aéreos israelíes, por lo que algunos analistas creen que Rusia actúa como aliada de Israel. Durante los últimos años, Tel Aviv ha utilizado su superioridad militar para atacar a los diferentes elementos de la presencia militar de Irán en Siria, incluidos sus proxies. Rusia tiene la capacidad de proteger a las fuerzas iraníes con sus propias fuerzas aéreas y sistemas de defensa aérea en Siria, pero ha optado por no utilizarlos para detener a Israel.

En este sentido, el Kremlin ha utilizado históricamente a Irán como contrapeso o fuente de influencia para equilibrar sus relaciones con las potencias occidentales, en particular con Washington. Por ejemplo, Rusia no dudó en votar a favor de las seis resoluciones aprobadas en el Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán de 2006 a 2010.

En caso de un enfrentamiento militar extremadamente improbable entre Estados Unidos e Irán, Rusia sería uno de los principales beneficiarios geopolíticos, especialmente porque se podría esperar que el precio del petróleo se disparara. Este conflicto devolvería a Irán a un aislamiento total y ayudaría a Rusia a recuperar los mercados perdidos en Asia Central. Además, el Kremlin podría utilizar el tema e intentar reducir las sanciones antirrusas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, no hay garantías de que se levanten las sanciones, ya que cualquier concesión hecha por el presidente estadounidense Donald Trump podría seguir siendo bloqueada por el Congreso estadounidense. A pesar de ello, es probable que Irán sea víctima del deseo del Kremlin de mejorar sus relaciones con los Estados Unidos.

Vía eurasiareview

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More