Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Hamas lucha por mantenerse en el poder cinco años después de la guerra de Gaza

Por: Khaled Abu Toameh / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Mahmud Hams / AFP

Cinco años después de la Operación Margen Protector, Hamas sigue siendo tan desafiante como siempre, y no hay indicios de que su dominio sobre la Franja de Gaza se enfrente a ningún problema real.

Cuando se trata de gobernar la Franja de Gaza, Hamas sólo tiene un objetivo: mantener su poder. Aunque los líderes de Hamas no tienen mucho de qué preocuparse por su control, las condiciones de los palestinos en la Franja de Gaza no han hecho más que empeorar desde la guerra de 2014.

Irónicamente, Israel es imprescindible para ayudar a Hamas a mantenerse en el poder, y es por eso que Hamas está centrando sus esfuerzos en mantener los acuerdos de tregua alcanzados con Israel bajo los auspicios de Egipto, las Naciones Unidas y otras partes, incluido Qatar.

Miles de familias siguen esperando que Hamas cumpla su promesa de reconstruir sus hogares, que fueron destruidos durante la operación militar israelí de siete semanas de duración. Las familias, a las que no les queda más remedio que alquilar apartamentos, se quejan de que Hamas tampoco ha podido cubrir sus gastos de alquiler ni compensarles por sus pérdidas debido a la crisis financiera a la que se enfrenta.

“Hemos recibido muchas promesas, pero no hemos visto nada”, dijo Ibrahim Mashharawi, padre de ocho hijos de la ciudad de Gaza, cuya casa sufrió graves daños durante los enfrentamientos. “Hamas dice que no puede ayudarnos porque no tiene suficiente dinero. Recibimos pequeñas cantidades de dinero de algunas organizaciones internacionales, pero esto no ha resuelto la crisis para miles de familias desplazadas”.

Los dirigentes de Hamas siguen sosteniendo que el bloqueo israelí, las sanciones internacionales y de la Autoridad Palestina, así como el incumplimiento de las promesas de los países árabes e islámicos, son responsables de la difícil situación de los palestinos en la Franja de Gaza. “¿Cómo podemos ayudar a la gente cuando estamos viviendo bajo asedio? preguntó un funcionario del Ministerio del Interior, controlado por Hamas.

“El pueblo sufre en gran medida por el bloqueo israelí y las sanciones impuestas a la Franja de Gaza por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

En los últimos dos años, la Autoridad Palestina ha recortado los salarios de miles de empleados y familias empobrecidas en la Franja de Gaza, lo que ha agravado aún más la crisis económica en ese país. Los palestinos consideran que las medidas de la Autoridad Palestina son un intento de Abbas de socavar a Hamas.

El Ministerio de Salud controlado por Hamas dice que 2.322 palestinos murieron durante la guerra de 2104, entre ellos 578 niños de entre un mes y 16 años, 489 mujeres de entre 20 y 40 años y 102 palestinos de entre 50 y 80 años. Sin embargo, no está claro cuántas de las víctimas eran miembros de Hamas, la Yihad Islámica y otros grupos palestinos.

Para Hamas, el hecho de que la guerra no pusiera fin a su dominio sobre la Franja de Gaza era suficiente para celebrar la “victoria”. Los líderes de Hamas están convencidos de que Israel no está interesado en retirar su movimiento del poder ni en lanzar una ofensiva militar a gran escala en la Franja de Gaza.

“Hamas sigue de cerca el debate dentro de Israel sobre la Franja de Gaza”, dijo un veterano periodista con sede en Gaza que mantiene estrechos vínculos con los dirigentes de Hamas. “Los líderes de Hamas han llegado a la conclusión de que el público israelí no apoya la reocupación de la Franja de Gaza. Ellos[los líderes de Hamas] entienden que la política de Israel es debilitar a Hamas, mientras se asegura de que permanezca en el poder por temor a la anarquía total en la Franja de Gaza. También creen que Israel prefiere alcanzar un alto el fuego a largo plazo con Hamas que ir a la guerra”.

El periodista y otros analistas políticos palestinos dijeron que Hamas teme una “revuelta popular” contra su régimen más que una guerra con Israel. Convinieron, sin embargo, en que hasta ahora parece que las perspectivas de una gran revuelta contra Hamas son escasas. En marzo, Hamas utilizó la fuerza despiadada para reprimir las protestas generalizadas contra las dificultades económicas en varias partes de la Franja de Gaza. Las protestas, descritas como las peores desde la violenta toma de la Franja de Gaza por parte de Hamas en 2007, fueron lanzadas por varios movimientos juveniles y activistas políticos bajo el lema “Queremos vivir”.

La continua represión de Hamas contra sus opositores políticos, en particular Fatah, también ha servido para reforzar el control del movimiento sobre la Franja de Gaza. Según funcionarios de Fatah, cientos de sus miembros en la Franja de Gaza han sido detenidos y acosados por las fuerzas de seguridad de Hamas en los últimos años.

Hamas sostiene que sus capacidades militares no se han visto afectadas por la guerra de 2014, alegando que está preparado para otro enfrentamiento militar con Israel.

Sin embargo, los palestinos de la Franja de Gaza no están de acuerdo. Dicen que las capacidades militares de Hamas han sufrido un duro golpe desde la guerra, especialmente tras la destrucción de docenas de túneles del terror por parte de las FDI.

“Desde el punto de vista militar, Hamas es mucho más débil que en 2014”, dijo Abdel Rahman Nasser, analista político y defensor de los derechos humanos radicado en Gaza. “Desde un punto de vista político, Hamas sigue siendo fuerte a pesar de su creciente aislamiento y de las sanciones impuestas a la Franja de Gaza por la Autoridad Palestina. Hoy, parece que Hamas sigue teniendo el control total de la situación”.

Los egipcios, por su parte, parecen haber renunciado a sus esfuerzos por poner fin a la disputa entre Hamas y el Fatah de Abbas. Los informes de los medios de comunicación palestinos de la semana pasada sugirieron que El Cairo estaba considerando la posibilidad de reanudar sus esfuerzos de mediación para poner fin a la rivalidad entre Hamas y Fatah y lograr la “unidad nacional” palestina. Los informes, sin embargo, fueron rápidamente negados por los egipcios.

Los líderes de Hamas también parecen ser muy conscientes de que, en las circunstancias actuales, es casi imposible llegar a un acuerdo con Abbás y Fatah. Están convencidos de que alcanzar un acuerdo de tregua con Israel se ha convertido en algo más realista que poner fin a la disputa entre Hamas y Al Fatah.

Además, Hamas es consciente de que un acuerdo con Israel serviría de póliza de seguro para su dominio continuado sobre la Franja de Gaza. Es por eso que los líderes de Hamas parecen estar más dispuestos a llegar a un acuerdo de tregua con Israel que a llegar a un acuerdo con Abbas, a quien creen que está más interesado en sacar a su movimiento del poder que en lograr la “unidad nacional”.

Vía Jpost

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More