Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Nuevos hallazgos sugieren que Israel puede construir el tercer templo ahora

Por: Bert Boersma / En: Israel Today / Traducción de Noticias de Israel

Nati Shohat/Flash90
1

El mes pasado, me encontré con algo que no había pensado que fuera posible hasta hace poco. Es tan extraño que incluso los rabinos judíos tuvieron que llorar en la presentación y dijeron: “¿Cómo se nos pudo pasar esto por alto?” Esta es la historia.

Desde la conquista de la ciudad de Jerusalem en 1967, los arqueólogos judíos Benjamin Maser y Ernest Martin, y más recientemente Bob Cornuke, han realizado una intensa investigación, todos los cuales han demostrado de manera concluyente que el Templo estaba en la Ciudad de David, y no en el Monte del Templo como lo conocemos.

No importa cuán chocante pueda sonar esto, nunca ha habido un Templo en el llamado Monte del Templo, sino más bien una Fortaleza Romana llamada Fort Antonio. Este fuerte fue construido para albergar a 10.000 hombres (6.000 soldados y 4.000 personal de apoyo) ya que todos los fuertes romanos tienen un tamaño estándar: 35 acres, o 14,2 hectáreas.

Las tradiciones que sitúan el Templo Judío en la meseta sobre el Muro Occidental están tan arraigadas que esta espeluznante revelación continuará siendo ridiculizada y anulada durante el mayor tiempo posible. Si los arqueólogos, como el muy respetado Eli Shukron, comentaran públicamente estas revelaciones, probablemente perderían sus empleos y serían difamados.

El hecho es que los arqueólogos han descubierto un anfiteatro romano bajo el Muro Occidental, lo que significa que el muro no podría formar parte del Templo Judío.

Bob Cornuke es un ex agente del FBI y ha ayudado a resolver incontables casos de asesinato. Dijo sobre su trabajo como agente: “Si tienes al sospechoso correcto, todas las piezas del rompecabezas caerán en su lugar.” También localizó el Monte de Moisés en Arabia Saudita (Jabal Al-Lawz), y no en la Península del Sinaí, como la madre del emperador Constantino estableció en el siglo IV.

Cornuke ha escrito un libro sobre este tema titulado “Templo: ¿Podría la historia estar tan asombrosamente equivocada?”

Una prueba importante de la ubicación del Templo es el manantial de Gihon, que está situado en la ciudad de David. El rey David conquistó esta ciudad de los jebusitas y estableció la ciudad de David, y fue aquí donde compró la era de Ornán para hacer sacrificios al Señor bajo la dirección del Ángel del Señor, no en el Monte del Templo.

Los romanos construyeron cisternas de almacenamiento de agua bajo el llamado Monte del Templo, que se abastecían de agua del sur de Belén. Esta agua proveyó a los miles de hombres en el Fuerte Antonio. Se ha sugerido que el Templo y el Fuerte estaban en la misma meseta del Monte del Templo. La forma en que explican esto es que sólo un pequeño fuerte romano para sólo 600 hombres estaba situado junto al complejo del Templo en la misma colina. Sin embargo, esto es ilógico. Después de todo, el Nuevo Testamento nos dice que sólo para llevar al apóstol Pablo a Cesarea se necesitaba una fuerza de 470 soldados romanos. Eso significa que los romanos sólo dejarían unos 130 hombres para mantener a las masas de judíos rebeldes bajo control en Jerusalem. Eso tampoco es lógico. El Monte del Templo es demasiado pequeño para el Templo y sus edificios circundantes, junto con una fortaleza romana de 6.000 soldados.

El manantial de Gihon es la única fuente de agua potable en Jerusalem, que era un requisito para los servicios sacerdotales (Números 19). Los sitios romanos de almacenamiento de agua desenterrados bajo el llamado Monte del Templo sólo pueden contener agua estancada y son absolutamente inadecuados para el servicio del Templo de los sacerdotes, que necesitaban acceso a agua corriente fresca. Esta agua corriente fresca estaba disponible en el manantial de Gihon en la ciudad de David.

Las excavaciones también encontraron un lagar en la ciudad de David. También se necesitaba aceite de oliva para la unción de los sacerdotes. Además, se encontraron trincheras por donde la sangre de los animales sacrificados podía fluir.

Otra prueba convincente de que el Templo estaba en la ciudad de David es el hecho de que el arqueólogo Eli Shukron encontró una campana dorada allí (ver video en YouTube con la palabra clave `Campana Dorada del Sumo Sacerdote’).

En Éxodo 28:34-35 encontramos la descripción del Sumo Sacerdote, que llevaba un manto con 72 campanas de oro en la parte inferior del dobladillo, alternando con 72 bolas de granada. El análisis de rayos X encontró hilos de oro de 4 mm en estas campanas de oro (aproximadamente 0,5 pulgadas), que funcionaban como aplausos. Éxodo 28:35 dice que el sonido de esas campanas tenía que ser escuchado cuando el Sumo Sacerdote entró al santuario.

Además, incontables versículos bíblicos apuntan en la misma dirección: 2 Samuel 5:7; Joel 3:17; Salmo 132:8,13; Salmo 2:5; Salmo 26:2; Salmo 102; Salmo 9:11; 2 Crónicas. 3:1; etc.

Otra prueba sorprendente se encuentra en Hechos 21, donde Pablo predica en el Templo y es casi asesinado por los judíos. Los soldados romanos descienden del cuartel por las escaleras hasta el Templo para proteger a Pablo. En la parte superior de las escaleras, Pablo pide hablar con la gente en hebreo. Luego los soldados lo llevan al cuartel. Estas escaleras también fueron descubiertas por arqueólogos judíos, como una conexión entre el Templo y el Fuerte Romano, que ahora se considera erróneamente como el Monte del Templo. Flavio Josefo escribió: “El Fuerte daba al Templo”.

Las tradiciones actuales relacionadas con el Templo, que se dice que se encuentra en el llamado Monte del Templo, probablemente nacieron en 1099, cuando los cruzados conquistaron la montaña y reemplazaron el símbolo musulmán de la media luna por una cruz en la Cúpula de la Roca (en ese momento no era de oro). El Papa declaró entonces este lugar Templum Domini, el Templo de Dios.

Las implicaciones de estos descubrimientos son de gran alcance. Después de todo, los judíos podían empezar a construir el Tercer Templo. Ya no se ven obstaculizados por la presencia de la Cúpula de la Roca y las mezquitas de Al Aqsa. Ellos pueden construir el Templo en la Ciudad de David. El Instituto del Templo se ha estado preparando para su construcción. Si alguna vez hubo un momento adecuado para reescribir la historia, es ahora.

Vía Israel Today
1 comentario
  1. Pedro Enrique Gaete Arroyo dice

    Espectacular. Ojala sea cierta esta noticia. De esta forma, el 3er Templo podría ser construido inmediatamente para el cumplimiento de la Profecía, un ítem más de una larga lista que se viene cumpliendo inexorablemente, evidenciando que ISRAEL es el cronómetro divino de la historia.

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More