Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Mediación de EE. UU entre Israel y el Líbano debilitará a Hezbolá

Por: Itzhak Levanon / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel

Foto AP / Hussein Malla

Dentro de unas semanas, se espera que las conversaciones mediadas por Estados Unidos entre Israel y el Líbano para resolver la disputa en curso sobre su frontera marítima comiencen en Naqoura, en el lado libanés de la frontera terrestre. El año pasado, Estados Unidos envió cuatro enviados a Israel y Líbano (el último de los cuales fue el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo) en un intento de persuadir a Israel y Líbano para que resuelvan el problema por sí mismos, con la esperanza de reforzar el gobierno central en Beirut contra el terrorista Hezbolá. El inicio de conversaciones casi directas entre Israel y el Líbano se considera un gran logro para los estadounidenses y podemos decir que Washington está restaurando la influencia en el Líbano que parecía haber perdido hace poco.

El logro estadounidense se produjo tras la presión ejercida sobre el presidente libanés Michel Aoun, aliado del líder de Hezbolá, Sheikh Hassan Nasrallah, y después de que el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, que mantiene estrechos vínculos con Hezbolá, se convenciera de que para el Líbano valdría la pena desde el punto de vista financiero producir gas. El primer ministro libanés Said Hariri, que se caracteriza por mantenerse al margen de los conflictos regionales, también aceptó las conversaciones como una forma de instigar a Hezbolá a que se ocupe de su participación en Siria y de los enfrentamientos con Israel, entre otras cosas. La economía libanesa, que se está arrastrando, está pidiendo ayuda a gritos; los ingresos procedentes de los yacimientos de gas en el mar podrían ayudarla a salir de la crisis actual.

Están saliendo informes contradictorios de Israel y el Líbano sobre lo que se negociará en las próximas conversaciones. Esto significa que debemos esperar hasta la primera sesión para determinar qué posibilidades tienen. El Líbano afirma que hizo arreglos con los Estados Unidos para que la frontera marítima se discutiera junto con la disputa sobre la frontera terrestre entre los dos países, que involucra 11 puntos que van desde Rosh Hanikra en la costa oeste hasta el Monte Hermón, que según el Líbano son «disputados». Israel, por su parte, dice que las conversaciones abordarán únicamente la cuestión de la frontera marítima. Basándose en la experiencia pasada, Líbano parece estar presentando una imagen precisa de su acuerdo con Estados Unidos.

En cualquier caso, el objetivo de las conversaciones es erradicar las dos disputas entre Israel y el Líbano e incrementar la presión sobre Hezbolá. Al hacerlo, Estados Unidos trata de hacer que el Líbano vuelva a estar bajo la influencia de Estados Unidos y destruir cualquier base para las afirmaciones de Hezbolá de que está protegiendo los intereses del Líbano contra Israel. Las conversaciones programadas acercarán a Estados Unidos a este objetivo.

El hecho de que Hezbolá no se haya levantado para frustrar las conversaciones es una prueba más de que está perdiendo fuerza dentro del Líbano, a pesar de que ganó un mayor porcentaje de los votos en las elecciones parlamentarias que tuvieron lugar hace un año.

Lo mejor para Israel sería que adoptara medidas para llegar a una solución que sirviera a sus intereses en las cuestiones relativas a sus fronteras terrestres y marítimas con el Líbano. Esto ayudaría a aumentar la presión sobre Hezbolá por la «resistencia» a Israel, una cuestión que explota para expandir su stock de armas ilegales, lo que pone en peligro a todo el Líbano.

Vía israelhayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More