Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Milicias chiítas de Irán en el centro de atención de Israel – Análisis

Por: Seth J. Frantzman / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán marchan durante un desfile militar para conmemorar la guerra Irán-Iraq de 1980-88 en Teherán. (Crédito de la foto: MORTEZA NIKOUBAZI / REUTERS)

Las milicias chiítas apoyadas por Irán están cada vez más en el centro de atención después de que Israel afirmara que ellos (Irán) eran los responsables del lanzamiento de cohetes hacia Israel desde cerca de Damasco. Las declaraciones de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han señalado a Hezbolá, al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y a las milicias chiítas, acusándolas de participar en amenazas mortales con drones, redes de misiles guiados de precisión y lanzamiento de cohetes contra Israel.

La creciente luz sobre el “puente terrestre” o “ruta marítima” de Irán, que se extiende desde Irak hasta Siria y Líbano, es parte de un cuidadoso cálculo israelí para enviar una señal a Teherán y sus aliados. La cuestión se ha planteado con diversos grados de preocupación a lo largo de los años, e Israel a menudo no se ha referido a la naturaleza del arraigo del Irán en Siria ni a los grupos específicos implicados. Sin embargo, desde 2017, Israel ha sido más abierto con respecto a los ataques aéreos en Siria.

Al mismo tiempo, las recientes tensiones con Hezbolá tras un ataque aéreo contra una unidad de drones al sur de Damasco y el hecho de que Hezbolá acusara a los drones israelíes de estrellarse en Beirut, dieron lugar a otra ronda de declaraciones sobre el programa de orientación de precisión de Hezbolá para sus misiles. Se acusa a Hezbolá de trabajar con Irán para construir una fábrica en el valle de la Bekaa con el fin de convertir los cohetes en un sistema guiado de precisión.

Relacionemos esto con los informes de agosto de 2018 sobre el transporte de cohetes de Irán a Irak, y la retórica creciente de grupos pro-iraníes con base en Irak que han despreciado a Israel y a Estados Unidos, y está claro que una red de grupos apoyados por Irán está subvirtiendo lentamente la autoridad debilitada de los regímenes sirios a lo largo del eje del puente terrestre de Irán. No está claro hasta qué punto el régimen siente que su autoridad se está debilitando, pero las imágenes de satélite de una supuesta nueva base iraní cerca de Al-Bukamal en Siria, cerca de la frontera iraquí, muestran una inversión a largo plazo de Teherán. Los informes indicaban que se suponía que el paso fronterizo se abriría esta semana. Las imágenes satelitales de elementos del atrincheramiento de Irán en Siria e Irak son ahora más comunes.

El hecho de que las milicias chiítas estén ahora en el centro de atención demuestra que las preocupaciones han aumentado desde Hezbolá y el IRGC hasta su red de proxys. Estos grupos son de un amplio espectro, desde los reclutas menos capaces que vienen de Afganistán o Pakistán, hasta los agentes endurecidos que trabajaron junto a la IRGC desde la década de 1980. A diferencia de la experiencia de Hezbolá en misiles y cohetes, o túneles y búnkeres, muchos de estos grupos en Irak nunca sintieron la necesidad de ser tan clandestinos. Después de 2017, pasaron a formar parte de las fuerzas de seguridad oficiales de Irak. Tienen bases, almacenes de municiones y vehículos blindados.

Informes recientes incluso indicaban que las milicias chiítas en Irak, llamadas Fuerzas de Movilización Popular, quieren adquirir una defensa aérea y una fuerza aérea. Parece que cada día son más fuertes, más como el IRGC lo es para Irán que Hezbolá para el Líbano. Sin embargo, el hecho de que ahora nos centremos en ellos debe llevar a Irán a decidir con más detenimiento cómo quiere operar en Siria.

Vía The Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More