Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

¿Porqué Netanyahu no se opone a la reunión de Trump con Rouhani? – Análisis

Por: Herb Keinon / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

La visita del Primer Ministro Benjamin Netanyahu a Londres la semana pasada fue un viaje extraordinario sin titulares.

En medio de una campaña electoral muy apretada, Netanyahu dejó todo y voló a Londres durante 24 horas, donde se reunió con su homólogo británico Boris Johnson, que tenía sus propios problemas políticos, con el Secretario de Estado de Defensa británico Ben Wallace y con el Secretario de Estado estadounidense Mark Esper.

Antes del viaje se especulaba con que Netanyahu estaba buscando un compromiso por parte de Esper con algún tipo de pacto de defensa entre Israel y Estados Unidos que pudiera presentar ante los votantes israelíes antes de las elecciones. Pero no se manifestó tal anuncio. Mientras los dos se reunieron, no hubo una conferencia de prensa posterior a la reunión ni un comunicado conjunto.

También hubo sugerencias de que Netanyahu quería reunirse con Esper para oponerse a la inevitable reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente iraní Hassan Rouhani.

“Ahora no es el momento de negociar con Irán”, dijo Netanyahu antes de abordar el avión a Londres. “Es hora de aumentar la presión sobre Irán. Tan pronto como su tono se calmó, dijo que no se atrevería a decirle a Trump con quien se iba a encontrar”.

“Ciertamente no decido por el presidente de los Estados Unidos cuándo reunirse y con quién reunirse”, dijo. “No sé cuándo sería una reunión de ese tipo, pero si sucediera, Trump sería más duro y más claro de lo que era [Estados Unidos] antes”. Su base para una reunión estaría en lo que acordamos: que el trato fue terrible, que el trato no se ocupó de cuestiones clave”.

Por si Netanyahu viajó a Londres con la esperanza de convencer a los estadounidenses del error de hablar con Rouhani, comenta Esper al día siguiente en un centro de estudios británico que indicó que el primer ministro no tuvo un éxito rotundo.

“Parece que de alguna manera Irán está avanzando hacia ese lugar donde podríamos tener conversaciones y esperamos que así sea”, dijo Esper en el Royal United Services Institute de Londres. Añadió en comentarios más tarde, “‘Inching’ son movimientos sutiles, y creo que eso es algo bueno”.

Eso no suena como si Estados Unidos se estuviera alejando de las posibles conversaciones con Rouhani, sino más bien avanzando, y se especula que Trump se reunirá con el líder iraní a finales de mes al margen de la reunión de la Asamblea General de la ONU.

Si la persona que se dirige a estas conversaciones se llamase Barack Obama y no Donald Trump, Netanyahu, se cree ampliamente, habría hablado en voz alta y enérgicamente en contra. Y esa es una suposición segura porque Netanyahu habló en voz alta y enérgica contra las negociaciones de Obama con Irán. Incluso acudió al tribunal de Obama -el Congreso de Estados Unidos- para hacerlo.

Entonces, ¿por qué Netanyahu de repente es tan comprensivo cuando la persona que puede estar negociando con el líder iraní es Trump?

Los críticos de Netanyahu dirán que es hipocresía; o que está tan metido en el bolsillo del presidente que no puede hablar en su contra sobre ningún asunto; o que después de jactarse repetidamente de que fue capaz de influenciar a Trump para que se retirara del acuerdo con Irán e impusiera sanciones, criticarlo ahora sería admitir que esta política no funcionó tan bien – ¿y qué candidato va a hacer tal admisión justo una semana antes de las elecciones?

Pero también hay otra explicación. Netanyahu confía en Trump y en la gente que lo rodea hasta el punto de que nunca confió en Obama ni en la gente que lo rodea. Años de lucha con Obama por Irán, los poblados y el proceso diplomático palestino se cobraron un peaje – Netanyahu nunca estuvo convencido de que la administración no iba a “tirarlo bajo el autobús”, según el lenguaje popular de la época.

Trump se retiró del acuerdo nuclear iraní; Obama lo firmó. Trump impuso, y sigue imponiendo, sanciones a Irán; Obama eliminó las sanciones. Trump está hablando abiertamente de una posible reunión con Rouhani, Obama sorprendió a Israel (y Arabia Saudita) dirigiendo negociaciones secretas y canales de retorno con los iraníes.

Hay mucha menos preocupación en la Oficina del Primer Ministro de que esta administración haga caso omiso de las preocupaciones de Israel con respecto a Irán, como sintió la administración anterior.

Pero los críticos de Netanyahu dicen que Trump es tan impredecible. Un día estaba lanzando epítetos contra Kim Jong Un, de Corea del Norte, y al día siguiente estaba sentado con él cordialmente. Un día, Trump podría reconocer Jerusalem, los Altos del Golán y retirarse del acuerdo nuclear iraní, y al día siguiente podría firmar un acuerdo con Irán que es malo para Israel.

Es cierto, Trump es impredecible. Pero sus acciones hacia el estado judío durante los últimos tres años no han indicado ni un indicio de un hombre que vendería el país río abajo. Todo lo contrario.

E incluso – en el escenario más oscuro – tendría una inclinación a hacerlo, está rodeado de miembros del gabinete y asesores clave que lucharían arduamente para evitar que eso ocurra: El vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo, el asesor de Seguridad Nacional John Bolton y asesores principales como Jared Kushner y Brian Hook.

Hay una razón por la que Netanyahu no está luchando con uñas y dientes contra Irán como lo hizo con Obama: Trump y su equipo de seguridad nacional se han ganado la confianza de Netanyahu en este dossier – y en otros muchos – hasta cierto punto Obama y su equipo nunca lo hicieron.

Vía The Jerusalem Post
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More