Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Cómo la política exterior de Alemania se convirtió en anti-Israel y pro-Irán

Por: Soeren Kern / En: Gatestone Institute / Traducción de Noticias de Israel

Tasnim / Wikimedia Commons

Un alto diplomático de Alemania nombrado para dirigir un sistema de trueque de la Unión Europea que permitiría a las empresas europeas eludir las sanciones de Estados Unidos contra Irán renunció después de conceder una entrevista en la que criticó la existencia de Israel y elogió el programa de misiles balísticos de Teherán.

El hecho de que el gobierno alemán se haya convertido en el último de una serie de acontecimientos que han puesto al desnudo los fundamentos anti-Israel de su política exterior, constituye un vergonzoso revés para el gobierno alemán y complicará sus esfuerzos por salvar el acuerdo nuclear con Irán.

Bernd Erbel, un ex-embajador alemán de 71 años de edad en Irak e Irán, dijo que no asumiría el liderazgo de Instex, un mecanismo de pago para facilitar los negocios europeos con Irán, después de que el periódico Bild, el 8 de agosto, publicara el contenido de una extensa entrevista que Erbel concedió a Ken Jebsen, un presentador de radio germano-iraní que ha sido descrito como un «teórico de la conspiración» y un «antisemita».

En la entrevista de 2,5 horas, Erbel dijo que Israel fue fundado «a costa de otro pueblo» y afirmó que «los palestinos son las víctimas de nuestras víctimas». Añadió que «si el Estado judío se hubiera fundado en Prusia, el problema palestino no habría existido».

Erbel afirmó que el estado judío es «más que nunca un cuerpo extraño en la región» y que por razones «psicológicas» Israel es incapaz de sentir empatía.

En la entrevista, Erbel defendió a Irán y dijo que «la última vez que las tropas iraníes cruzaron la frontera hacia otro país con fines de agresión» fue en el siglo XVIII, cuando Irán invadió la India. Bild anotó:

«Que las tropas iraníes han estado en guerra en Irak desde 2003, y desde 2011 en Siria, apoyando a la milicia Hutí en Yemen y Gaza, Hamas, la jihad Islámica Palestina y Harakat al-Sabireen, la Guardia Revolucionaria de Irán junto con Hezbolá en el sur de Siria con cohetes dirigidos a Israel – todas estas acciones militares ofensivas por parte de las tropas iraníes en el extranjero son mantenidas en secreto por Erbel».

Erbel elogió los éxitos del Hezbolá apoyado por Irán en la Guerra del Líbano de 2006:

«Había un entusiasmo increíble en varios países árabes que por primera vez Israel estaba siendo desafiado. Eso fue algo muy, muy inusual, pero fue muy importante, psicológicamente, ver que hay fuerzas que se oponen con éxito a Israel. Esto fue algo que, por ejemplo, fue muy celebrado en los círculos más burgueses de Egipto. Así que eso fue una novedad».

Erbel también defendió el programa de misiles balísticos de Irán:

«Para 2015, había una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que prohibía a Irán probar misiles balísticos. Después del acuerdo nuclear, esta resolución se modificó y sólo pide que Irán evite esos ensayos si los cohetes pueden equiparse con ojivas nucleares. La petición puede ser obedecida o no obedecida, depende de las condiciones marco, y las condiciones para Irán se han deteriorado considerablemente desde la conclusión del acuerdo nuclear».

Después del informe de Bild, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania dijo que Erbel no asumiría el liderazgo de Instex por «razones personales». El portavoz añadió que el Ministerio de Asuntos Exteriores «no tenía conocimiento» de las entrevistas de Erbel y que sus opiniones eran personales y no representaban la posición del gobierno.

De hecho, Alemania ha sido decididamente hostil a Israel en los últimos años. En 2018, por ejemplo, de 21 resoluciones de la ONU contra Israel, Alemania aprobó 16 y se abstuvo en otras cuatro. En mayo de 2016, Alemania aprobó una resolución de la ONU especialmente vergonzosa, copatrocinada por el grupo de Estados árabes y la delegación palestina, que señalaba a Israel en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el único país del mundo que viola la «salud mental, física y medioambiental».

De hecho, gran parte de la clase política alemana parece ser fundamentalmente anti-israelí. En marzo de 2019, por ejemplo, el Bundestag alemán rechazó por abrumadora mayoría una resolución del Partido Democrático Libre (FDP) para instar al gobierno de la Canciller Angela Merkel a revertir su historial de votos contra Israel en las Naciones Unidas. Por 408 votos a favor, 155 en contra y 65 abstenciones, el Bundestag rechazó el llamamiento del FPD para que el gobierno «se distancie claramente de las iniciativas y alianzas unilaterales, principalmente por motivos políticos, de los Estados miembros de la ONU antiisraelíes y proteja a Israel y sus intereses legítimos de la condena unilateral».

En junio de 2019, el Bundestag rechazó una resolución no vinculante para ilegalizar al representante iraní Hezbolá. El proyecto de ley, patrocinado por el partido conservador Alternativa por Alemania (AfD), fue rechazado por todos los partidos principales de Alemania. La autora de la resolución, la diputada Beatrix von Storch, dijo:

«Hezbolá es una organización terrorista. El gobierno de Berlín afirma que hay que distinguir entre un ala política legítima de Hezbolá y un ala terrorista. Esto no tiene sentido ni para nosotros ni para los votantes»,

«El objetivo de Hezbolá es la destrucción de Israel y de los judíos, y no deberíamos ofrecerles un refugio seguro para que se escondan en Alemania y financien su lucha armada en el Líbano contra Israel desde nuestro territorio».

El ala «militar» de Hezbolá fue prohibida en Alemania en 2013, pero su ala «política» está autorizada a recaudar fondos en el país. Algunos países, entre ellos Israel, Gran Bretaña, Estados Unidos y varios estados árabes sunitas, no ven ninguna distinción entre las alas militar y civil de Hezbolá y han acusado al grupo de desestabilizar el Oriente Medio.

Se cree que Hezbolá tiene más de 1.000 agentes en Alemania, según la agencia de inteligencia alemana BfV. Sin embargo, Alemania no declarará al movimiento de Hezbolá una organización terrorista porque, según el funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores Niels Annen, «nos centramos en el diálogo».

En febrero de 2019, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier felicitó, «también en nombre de mis compatriotas», al régimen iraní en el 40º aniversario de la Revolución Islámica que busca la destrucción de Israel. La medida, defendida por gran parte del establishment alemán como «costumbre diplomática», provocó indignación entre algunos miembros del público alemán.

Usando el hashtag, «No en mi nombre», el investigador de islamismo Ahmad Mansour tweeteó:

«¿No se negó el mismo Steinmeier a felicitar a Trump? ¿Por qué establece normas diferentes para Irán? Irán es el campeón mundial de la exportación de antisemitismo, participa activamente en los asesinatos de judíos, miles en Siria, homosexuales en su propio país».

Josef Schuster, Presidente del Consejo Central de Judíos de Alemania, señaló:

«En cuanto al telegrama de felicitación del presidente alemán por el aniversario de la revolución iraní, la diplomacia rutinaria parece haber suplantado el pensamiento crítico…… Si hubiera que felicitar por este aniversario, el presidente podría al menos haber encontrado palabras claras de crítica al régimen».

Steinmeier ya se ha acercado a los enemigos de Israel antes. En enero de 2006, como ministro de Asuntos Exteriores alemán, alentó a un gobierno dirigido por Hamás en Gaza. En julio de 2008, presidió una conferencia en Berlín en la que pidió la destrucción de Israel.

En diciembre de 2016, Steinmeier aprobó una Resolución de la ONU que instaba a Israel a poner fin «inmediata y completamente» a todas las actividades de asentamiento «en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Este». La resolución establecía que la ONU aceptaría «ningún cambio» en las líneas de alto el fuego del 4 de junio de 1967, «incluyendo Jerusalén».

En mayo de 2017, durante la primera visita de Steinmeier al estado judío como presidente alemán, reprendió públicamente al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y más tarde colocó una corona ceremonial sobre la tumba del difunto líder palestino Yasser Arafat, el archienemigo de Israel.

En septiembre de 2018, después de meses de esfuerzos, el embajador de Estados Unidos en Alemania, Richard Grenell, logró presionar a Alemania para que evitara que Irán retirara 300 millones de euros (340 millones de dólares) en efectivo de sus cuentas bancarias en Alemania para compensar el efecto de las sanciones estadounidenses. «Irán es el principal Estado patrocinador del terrorismo en el mundo», dijo Grenell. «Debemos estar atentos.»

Mientras tanto, Alemania sigue proporcionando millones de euros anuales a organizaciones que promueven campañas antiisraelíes de BDS (boicot, desinversión y sanciones) y de «legalización», antisionismo, antisemitismo y violencia, según la ONG Monitor.

La canciller alemana Angela Merkel dijo en 2008 que la seguridad de Israel es «no negociable» y el ministro de Asuntos Exteriores Heiko Maas dijo en 2018 que se metió en política «por culpa de Auschwitz». En la práctica, sin embargo, Alemania siempre parece dar prioridad a sus relaciones con los enemigos de Israel.

Instex (Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales) fue establecido el 31 de enero de 2019 por Alemania, Francia y el Reino Unido para salvar el Plan de Acción Integral Conjunto de 2015, conocido como el acuerdo nuclear de Irán, después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo y reimpusiera las sanciones a Teherán. El presidente estadounidense Donald J. Trump, criticando el acuerdo nuclear, señaló que «en un número muy corto de años, serían capaces de fabricar armas nucleares».

Instex, una iniciativa del ministro alemán de Asuntos Exteriores Heiko Maas, permitiría el comercio europeo con Irán a pesar de las sanciones de Estados Unidos. Facilitaría el comercio basado en el trueque con Irán de productos como productos farmacéuticos y alimentos, pero Teherán ha insistido repetidamente en que Instex debe incluir el comercio de petróleo para que el mecanismo tenga sentido desde el punto de vista económico.

Siete meses después de su formación, Instex sigue sin funcionar, en parte porque Irán todavía no cumple con las normas legales internacionales para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Vía gatestoneinstitute

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More