Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Relaciones entre Israel y Alemania: no hay lugar para la ambivalencia

Por: Eldad Beck / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel

La importante decisión tomada por el parlamento de Alemania hace unas semanas de designar al movimiento de boicot, desinversión y sanciones como antisemita ha revelado paradójicamente el enfoque hipócrita adoptado por bastantes entidades alemanas con respecto a Israel y los judíos.

La decisión del Bundestag, sin embargo, apunta a lo contrario, ya que sienta un precedente histórico al definir al BDS como una organización antisemita y pedir a las autoridades estatales que se abstengan de financiar o cooperar con él.

Esto puede parecer un compromiso profundo con la lucha contra el antisemitismo, pero lo que ocurrió inmediatamente después de la aprobación de la resolución revela una realidad preocupante: una campaña bien organizada de presión pública, política y de los medios de comunicación para presentar la decisión del Bundestag como una violación de la libertad de expresión y pedir a los parlamentarios que revoquen o, al menos, cierren los ojos cuando no cuenten con apoyo.

Muchos miembros de la élite alemana -académica y cultural- se han unido para desafiar esta decisión, pero las voces más famosas aquí son las de los judíos y los israelíes -científicos, artistas e incluso antiguos diplomáticos.

El daño que causa es obvio. Después de todo, si los israelíes y los propios judíos afirman que el movimiento BDS es sólo una “forma legítima de crítica a las políticas de ocupación israelíes”, ¿por qué deberían los alemanes condenar al movimiento por antisemita?

Esto, por supuesto, lleva a una especie de descripción antisemita de los judíos que apoyan a Israel, ya que algunos medios de comunicación alemanes los presentan como personajes sospechosos que utilizan métodos dudosos para dictar políticas pro israelíes a los funcionarios alemanes electos. Peor aún: obligaron a estos funcionarios electos a nombrar innecesariamente a un comisionado especial para luchar contra el antisemitismo. ¿Por qué innecesariamente? Porque es evidente que Alemania está libre de antisemitismo.

Así, diferentes autoridades alemanas no dudan en “gustar” los informes anti-israelíes en las redes sociales o en comparar a Jesús con los refugiados palestinos, y por qué los embajadores alemanes no ven ningún problema en ponerse del lado de organizaciones que no reconocen a Israel o comparar al estado judío con Corea del Norte.

¿Por qué no? Esto no es antisemitismo, es simplemente una “crítica a la política del gobierno israelí”.

La semana pasada, el obispo alemán Hans-Jürgen Abromeit declaró que Alemania sufre de una “excesiva identificación” con Israel debido al Holocausto.

El obispo se hace eco del concepto arraigado de que Israel y los judíos son una carga de la que Alemania simplemente no puede librarse, un recordatorio constante de los crímenes del pasado que impiden que los alemanes dejen atrás episodios más “problemáticos” en su historia.

Abromit cree que la mezcla de culpabilidad, sensibilidad religiosa y posiciones políticas es a expensas de los palestinos, por lo que Alemania debe dejar de apoyar a Israel con tanta vehemencia.

Pero Alemania no apoya plenamente a Israel. Por el contrario, es un foco de actividad anti-israelí.

Israel ha guardado silencio sobre esta cuestión durante demasiado tiempo, pero el gobierno saliente se ha enfrentado a Berlín. En la reunión de octubre del Primer Ministro Benjamin Netanyahu con la Canciller alemana Angela Merkel en Jerusalem, le presentó una lista detallada de la ayuda alemana a organizaciones y actividades antiisraelíes.

Esto no significa que Israel deba abandonar su fuerte relación con Alemania, sino que debe estar libre de ambivalencias.

Vía israelhayom

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More