Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Miles de israelíes y decenas de palestinos conmemoran el Día de los Caídos en Tel Aviv

Times of Israel

Aproximadamente unos 9.000 israelíes y decenas de árabes palestinos conmemoraron el Día de los Caídos en una ceremonia masiva el martes en Tel Aviv, en un evento realizado para homenajear a los soldados caídos en batalla y a las víctimas del terror, que fue criticado por el Primer Ministro Benjamin Netanyahu a principios de esta semana.

Los asistentes a la ceremonia escucharon a israelíes y palestinos conmemorar a sus seres queridos fallecidos en ambos lados del conflicto y escucharon a activistas hablar sobre sus esperanzas de paz en la región, sentados en ordenadas y largas filas de asientos de plástico en un campo de hierba en el parque Hayarkon.

Samira Saraya, una actriz árabe israelí, aperturó la ceremonia, llamada “Compartir el Dolor, Traer Esperanza”, donde expresó que los israelíes y los palestinos tenían que tomar medidas para poner fin al conflicto.

Todos nosotros, israelíes y palestinos, somos víctimas del conflicto, el dolor y la pérdida, pero también somos sus perpetradores”, dijo Saraya. ”Por lo tanto, está en nuestro poder y es nuestro deber llevarlo a su conclusión y brindar esperanza y un futuro para nosotros y nuestros hijos”.

El evento se presenta como una alternativa pro-coexistencia (entre israelíes y palestinos) a los eventos estándar del Día de los Caídos en Israel. La ceremonia masiva está organizada por las organizaciones no lucrativas israelíes El Círculo de Padres – Foro de Familias (PCFF) y Combatientes por la Paz, y se lleva a cabo desde 2006.

Combatientes por la Paz es un grupo de israelíes y palestinos que, según su sitio web, “han tomado parte activa en el ciclo de violencia; los israelíes como soldados en el ejército israelí y los palestinos como parte de la lucha violenta por la libertad de los palestinos”, pero ahora abogan por un activismo no violento conjunto; por otro lado, el Círculo de Padres es una organización que reúne a familias afligidas de ambos lados del conflicto.

Los partidarios insisten en que la ceremonia representa un esfuerzo de quienes más han perdido en el conflicto para dar sentido a las muertes de sus seres queridos al alejarse de la violencia. La ceremonia es controvertida, con críticos que la acusan de legitimar el terrorismo y equiparar a los soldados caídos de Israel con los que los atacaron.

El lunes, después de que el Tribunal Superior de Justicia anuló una decisión del Ministerio de Defensa de negar a los palestinos de los permisos de Judea y Samaria para asistir a la ceremonia, Netanyahu criticó el evento.

No hay lugar para una ceremonia conmemorativa que compare la sangre de nuestro pueblo y la de los terroristas”, dijo Netanyahu, quien también es ministro de Defensa, en una publicación en su cuenta de Twitter. ”Es por eso que me negué a permitir la entrada de los participantes de la ceremonia y creo que el Tribunal Superior no debería haber intervenido en esa decisión mía”.

El Tribunal Superior dictaminó el lunes que Israel debe otorgar permisos a 100 palestinos para asistir a la ceremonia. En 2018, tomó una decisión similar después de que el entonces ministro de Defensa, Avigdor Liberman, intentara impedir que los palestinos acudieran al evento.

Mika Almog y Samira Sariya, funcionarios del servicio, hablaron en un servicio conjunto Día de la Independencia israelí-palestina el 7 de mayo de 2019. (Rami Ben-Ari / Combatientes por la paz)
Mika Almog y Samira Sariya, funcionarios del servicio, hablaron en un servicio conjunto Día de la Independencia israelí-palestina el 7 de mayo de 2019. (Rami Ben-Ari / Combatientes por la paz)

 

Nathan Landau de Combatientes por la Paz rechazó las críticas a la ceremonia diciendo que los palestinos cuyos familiares mataron o perjudicaron a los israelíes fueron bienvenidos mientras repudiaran la violencia.

Si una familia dice ‘estamos en contra de esos actos y creemos en lograr la paz a través de medios no violentos’ creo que tiene un lugar [aquí]”, dijo Landau a Hadashot TV el miércoles.

docenas de activistas de derecha se reunieron fuera del evento, antes de que comenzara el martes por la noche, para protestar, con algunas grandes banderas israelíes ondeando y otros gritando insultos racistas, como “Muerte a los árabes”, “Odiamos a los árabes” y “Los árabes Hijos de puta”. Un puñado de manifestantes escupió a las personas que ingresaban al evento.

Los oficiales de policía les impidieron acercarse a la entrada de la ceremonia al pararse cerca de los manifestantes y colocando un gran contingente de guardias de seguridad privados.

Más tarde el martes por la noche, la policía dijo que había arrestado a cinco manifestantes que causaron disturbios y arrojaron objetos a las personas que participaban en el servicio.

Itamar Ben Gvir, del partido de extrema derecha Otzma Yehudit, dijo: “Entiendo su frustración, pero deberían estar diciendo ‘Muerte a los terroristas’ y no ‘Muerte a los árabes’”, cuando le preguntaron qué pensaba sobre los llamamientos que deseaban la muerte de los árabes.

Dentro del evento, Mohammed Unbus, un miembro de Combatientes por la Paz de la ciudad cisjordana de Tulkarem, elogió a su hermano en una grabación de video, quien dijo que las Fuerzas de Defensa de Israel fueron asesinadas durante la Segunda Intifada.

Odio la violencia que me hizo perderte”, dijo Unbus. “Todavía creo que el vórtice de la violencia solo llegará a su fin a través de una acción conjunta para crear un cambio en esta tierra santa”.

Unbus dijo que su hermano “participó en la lucha contra la ocupación”, pero no explicó con más detalle por qué las FDI lo atacaron.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More