Cuatro años del asesinato de Daniel Tregerman por Hamas con un cohete

Daniel Tregerman

El 22 de Agosto del 2014, en medio de la última operación de las Fuerzas de Defensa de Israel en la Franja de Gaza, las sirenas sonaron en el sur de Israel. Daniel Tregerman, de 4 años, no alcanzó a llegar al refugio antimisiles y las esquirlas de un mortero disparado por el movimiento terrorista Hamas acabaron con su vida.

Daniel Tregerman, hijo de Gila y Doron, vivía en el Kibbutz Najal Oz en el sur de Israel. Los abuelos de Daniel, Marcelo y Paulina, emigraron a Israel en el año 1968 desde Buenos Aires, Argentina.

Como parte de la experiencia de crecer en el sur de Israel durante los años de constantes amenazas del terrorismo del Hamas desde la Franja Gaza con en lanzamiento de miles de misiles, Daniel sabía ya que al sonar la alarma debía llegar al refugio y así lo hacía cada vez. Sin embargo, esta vez no alcanzó a llegar al refugio y el mortero disparado por terroristas del Hamas desde la proximidad de una escuela en Gaza, acabó con su vida.

Daniel fue uno de los 72 israelíes asesinados por el movimiento terrorista Hamas durante la operación Margen Protector. Durante el conflicto más de 4.500 cohetes y morteros fueron disparados por terroristas desde Gaza.

15 segundos para encontrar refugio

15 segundos para encontrar refugioLos niños se divierten hasta que comienza la sirena de alerta de proyectil

Gepostet von Noticias de Israel am Samstag, 16. Dezember 2017

Unos días después del asesinato de Daniel, sus padres enviaron una carta al entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon:

“El último viernes (22 de Agosto) Daniel fue asesinado. Todas las precauciones que habíamos tomado fallaron. Daniel, de 4.5 años, murió en nuestra casa mientras jugaba con Yoval en una tienda de campaña construida en el interior y no afuera, porque es peligroso. Murió por un proyectil de mortero que fue disparado por terroristas de Gaza – murió en nuestras manos. Daniel murió frente a su hermana pequeña y su mejor amigo Yoval, de 3.5 años; murió frente a Uri, que solo tiene cuatro meses de edad y frente a nuestros ojos, su madre y su padre.
Nosotros fallamos. No pudimos proteger a nuestro hermoso y talentoso bebé. Daniel fue asesinado por un proyectil de mortero que fue disparado por miembros de Hamas de una escuela primaria para niños en la ciudad de Gaza. No fue una bala perdida. No fue una muerte accidental. De esa escuela, los terroristas dispararon deliberadamente contra el kibutz para asesinar civiles: niños, mujeres y ancianos. Esta vez, lograron su objetivo. Daniel murió casi de inmediato. El padre de Daniel, Doron, lo cubrió con una manta mientras lloraba amargamente y escapamos de casa con dos niños pequeños, dejando atrás a nuestro hijo precioso, para protegerlos de los bombardeos que continuaban explotando alrededor de la casa. Yoval, la hermana de Daniel, vio la imagen aterradora y entendió que algo terrible había sucedido”. 

Fuente Aurora Israel
Comentarios