Traducción de la orden emitida para la Noche de los Cristales Rotos

La noche entre el 9 y 10 de Noviembre de 1938 el Partido Nacional Socialista de Hitler comienza una serie de brutales atentados contra todo lo que tenga que ver con los judíos. La excusa para tamaño acto era que unos días antes un empleado de la Embajada Alemana en parís fue agredido por un supuesto judío lo que dio pié a lo que se ha llamado la Kristallnacht (Noche de los Cristales Rotos).

Por toda Alemania los miembros de Partido nacional Socialista arrasaron comercios y establecimientos judíos así como la quema de sinagogas. Estos miembros pertenecientes a la SS disfrazados de obreros para confundir a la población normal alentaron a esta para que se uniese en los alborotos pero en realidad más del 80 % de los agitadores eran soldados y oficiales de este Partido Nazi.

En total los nazis destruyeron e incendiaron 1.574 sinagogas, arrasaron cientos de cementerios hebreos y destrozaron unos 7.000 comercios y 29 grandes almacenes propiedad de judíos.

Se estima que más de 17.000 judíos fueron detenidos sin motivo alguno y enviados a los campos de concentración para en primer lugar ser detenidos y posteriormente exterminados.

Cabe destacar que aunque en Alemania existía un descontento con esta población judía no todos los civiles estaba de acuerdo con las directrices de Hitler en lo relativo a un aislamiento social primero (expulsión de cualquier trabajo), local (creación de ghettos) y la eliminación sistemática (exterminio).

A todos los Cuarteles Generales y Comisarías de la Policía Estatal, todos los Distritos y Subdistritos de la SD.

¡ URGENTE!

¡Para la atención inmediata del Director o su adjunto!
Asunto: Medidas contra los judíos esta noche.

Después del intento de atentar contra la vida del Secretario de la Embajada en París, von Rath, se esperan protestas contra los judíos esta noche,9-10 de Noviembre de 1938, en todas las localidades del Reich. Las instrucciones que se detallan a continuación deben aplicarse para controlar la situación:

1. Tras la recepción de este telegrama, los mandos de la Policía Estatal o sus adjuntos deben contactar inmediatamente por teléfono con los dirigentes políticos de sus zonas respectivas (Gauleiter o Kreisleiter) que tengan jurisdicción en sus distritos y organizar una reunión conjunta con el inspector o comandante de la Ordnunggspolizei para debatir las disposiciones para las manifestaciones. Los dirigentes políticos serán informados en estas reuniones de que la Policía alemana ha recibido instrucciones, detalladas a continuación, del Reichsfuhrer de la SS y del Jefe de la Policía alemana con quien los dirigentes políticos deben coordinar sus propias medidas.

1A. Sólo deben tomarse aquellas medidas que no pongan en peligro vidas o propiedades alemanas (por ejemplo, las Sinagogas sólo deben quemarse si el incendio no amenaza los edificios adyacentes).

1B. Los negocios y viviendas de los judíos pueden ser destruidos pero no saqueados. La Policía Estatal ha recibido instrucciones para hacer valer esta orden y arrestar a los saqueadores.

1C. En las calles comerciales, hay que adoptar especiales precauciones para que no se dañen los negocios de los no judíos.
1D. Los ciudadanos extranjeros, incluso si son judíos, no deben ser molestados.

2. Asumiendo que se dará cumplimiento a las directrices detalladas en el apartado 1, la Policía no debe impedir las manifestaciones, sólo debe supervisar que se sigan estas directrices.

3. A la recepción de este telegrama, la Policía requisará todos los archivos de todas las Sinagogas y oficinas de las comunidades judías para evitar su destrucción durante las manifestaciones. Esto es aplicable sólo al material histórico, no a los registros impositivos contemporáneos, etc… Los archivos deben ser entregados a los oficiales locales de la SD.

4. El control de las medidas de la Policía de Seguridad en relación a las manifestaciones contra los judíos estará cubierto por la autoridad de la Policía Estatal, a menos que los inspectores de la Policía de Seguridad hayan dado sus propias instrucciones. Puede utilizarse a los oficiales de la Policía Criminal, miembros de la SD, de las reservas y de la SS para aplicar las medidas tomadas por la Policía de Seguridad.

5. Tan pronto como los sucesos de la noche permitan la liberación de los efectivos necesarios, debe arrestarse al mayor número posible de judíos (especialmente los ricos) en todos los distritos mientras se les pueda alojar en las prisiones existentes. De momento, sólo debe arrestarse a los judíos varones saludables, que no sean demasiado mayores. Una vez efectuadas las detenciones, debe contactarse inmediatamente con los correspondientes campos de concentración para el rápido alojamiento de los judíos en dichos campos. Debe tenerse especial cuidado en que los judíos arrestados, siguiendo estas directrices, no sean maltratados.

Firmado Heydrich
SS Gruppenfuhrer

Estos sucesos, reflejados por la prensa tanto nacional como extranjera, provocaron que el partido nazi sufriese una serie de quejas y que la Convención de Ginebra denunciase los hechos a lo que Hermann Goering contestó:

“La ciudadanía judía de Alemania, como castigo por sus crímenes abominables, tiene que hacer frente a una multa de mil millones de marcos. A propósito, debo reconocer que no me gustaría ser judío en Alemania.”

Fuente: www.elholocausto.net

Comentarios