Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Podría Irán derrotar a Israel en una guerra?

Por: Michael Peck | En: The National Interest | Traduce: Noticias de Israel

Las fuerzas armadas de Irán ocuparon el puesto número trece en el mundo, según el ranking de GlobalFirepower.com de 2018, que aparentemente combinó varias estadísticas para reunir una potencia militar compuesta (0,3131 para Irán, siendo 0,00 una puntuación perfecta).

Israel ocupa el decimosexto lugar, con una potencia militar de 0,3444. En comparación, Estados Unidos ocupa el primer lugar, seguido de Rusia, China, India, Francia y Gran Bretaña.

Curiosamente, Egipto ocupa el duodécimo lugar, por delante de Irán e Israel. Indonesia es el decimoquinto, por delante de Israel. Por otro lado, Israel está por delante de Pakistán (decimoséptimo lugar), Corea del Norte (decimoctavo lugar) y Suecia (trigésimo primer lugar). El último muerto, en el puesto 136, fue Bután. El sitio web dice que está en medio de la compilación de las clasificaciones de la potencia militar en 2019.

“Fue el tercer año consecutivo que Israel cayó en el ranking del sitio, cayendo un puesto con respecto al año anterior y cinco con respecto al puesto 11 en 2016”, señaló el Jerusalem Post. “Irán, mientras tanto, subió al puesto 13 en 2018 desde el 20 en 2017”.

¿Cómo calcula GlobalFirepower exactamente estas puntuaciones?

“La clasificación final de Global Firepower utiliza más de 55 factores individuales para determinar el puntaje de PowerIndex (‘PwrIndx’) de una nación determinada”, dice el sitio web. “La fórmula interna única permite a las naciones más pequeñas y tecnológicamente avanzadas competir con las más grandes, aunque menos desarrolladas. Se aplican modificadores (en forma de bonificaciones y penalizaciones) para afinar aún más la lista. Un puntaje perfecto de PwrIndex es de 0,0000, lo cual es realista e inalcanzable en el ámbito de la fórmula GFP”.

El sitio web explica además que las puntuaciones son ajustadas por una variedad de modificadores. Por ejemplo, “la clasificación no se basa únicamente en el número total de armas disponibles para cualquier país, sino que se centra en la diversidad de armas”.

Las puntuaciones también tienen en cuenta los “estados del Primer, Segundo y Tercer Mundo”, mientras que a las naciones de la OTAN se les concede un “ligero bono debido a la distribución teórica de los recursos bélicos. Otros modificadores son la geografía, la industria, los recursos naturales, la mano de obra y la solidez financiera”.

Algunos políticos sin duda se sentirán aliviados al saber que “el liderazgo político/militar actual NO se tiene en cuenta”. Pero lo más importante es el factor que en teoría debería dar a Israel una ventaja decisiva sobre Irán, o al menos por el momento.

“Los arsenales nucleares NO se tienen en cuenta, pero las potencias nucleares reconocidas o sospechosas reciben un bono”, dice GlobalFirepower. Se cree ampliamente que Israel tiene armas nucleares, mientras que Irán ha tratado de desarrollarlas en el pasado, y puede o no estar cerca de desarrollarlas ahora, dependiendo de a quién se le pregunte.

Aunque la fórmula de GlobalFirepower.com es opaca, es probable que el sitio web esté utilizando muchos factores tradicionales para calcular sus puntuaciones. Por ejemplo, la población de Irán es de 82 millones, con un potencial de 47 millones de efectivos militares, mientras que Israel tiene una población de 8,3 millones, de los cuales 3,6 millones están disponibles para el servicio militar. Irán tiene casi 100 veces la masa terrestre de Israel y mucho, mucho más petróleo. Irán cuenta con más de 900.000 efectivos militares en servicio activo y de reserva frente a los 615.000 de Israel, aunque Irán tiene menos tanques y aviones.

¿Qué prueba todo esto? En primer lugar, como cualquiera que examina los sitios web de defensa pronto aprende, las clasificaciones del poder militar son a menudo tan arbitrarias que se vuelven inútiles en el mejor de los casos y ridículas en el peor. Pero lo más importante es el carácter arbitrario de estos índices, que tienden a ignorar las condiciones que rigen el poder militar.

Por ejemplo, mientras que Irán tiene un ejército más grande, una población más grande y más mano de obra militar, eso no ayudaría mucho en un conflicto con Israel, que no comparte frontera con Irán, lo que a su vez significa que los grandes ejércitos iraníes no tienen a dónde ir (estos factores fueron importantes en la Guerra Irán-Irak de 1980-88, donde las dos naciones estaban adyacentes).

Fuente The National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More