Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Escasez de petróleo en Cuba obliga a los comunistas a reconsiderar su apoyo a Maduro

América 2.1

La creciente escasez de combustible en Cuba está causando grandes problemas. Dada la abyecta dependencia de Cuba del petróleo de Venezuela para sus necesidades energéticas, las sanciones de Estados Unidos a los petroleros venezolanos significan que el gobierno cubano está estancado. Como señala Associated Press, los cubanos están siendo forzados a hacer cola por muchas horas sólo por la oportunidad de obtener un poco de combustible.

Es terrible ver a los cubanos sufrir de esta manera, pero Trump debería doblar en esta campaña de presión y usar la situación a su favor. Esto animará al gobierno cubano a abandonar su apoyo al dictador venezolano Nicolás Maduro, e invitará a los cubanos a cuestionar si su gobierno tiene en cuenta sus intereses.

Sobre el primer punto, es crucial señalar que el gobierno cubano es parte integral de la supervivencia de Maduro en el poder. Al proporcionarle al dictador el apoyo de su experto servicio de inteligencia, Cuba le permite a Maduro disuadir y derrotar las deserciones de las fuerzas de seguridad venezolanas. Donde han surgido movimientos insurreccionistas, han sido rápidamente aplastados, y el miedo impide que los simpatizantes se unan a ellos y compartan así su destino.

Esta inclinación cubana por la subyugación no es sorprendente, por supuesto.

Después de todo, la Cuba comunista no es, como muchos europeos parecen creer, una ciudadela isleña de coches chulos, colores vibrantes y mojitos rejuvenecedores. Es una isla fortaleza de tiranía, definida ideológicamente por su apoyo a otros regímenes despóticos.

Pero eso habla de la segunda ventaja de la presión de Estados Unidos: obligar al gobierno cubano a explicar a sus ciudadanos por qué están sufriendo para apoyar un régimen que mata de hambre a sus hijos, prostituye a sus profesionales y pronto probablemente creará una epidemia de cólera dentro de sus propias fronteras. Esa no es una pregunta que el presidente Díaz-Canel pueda responder fácilmente.

A su vez, Estados Unidos debe intensificar sus esfuerzos para sancionar el suministro ilícito de petróleo a Cuba. Y sí, esos suministros son ilícitos – el legítimo líder constitucional de Venezuela se opone a ellos como un robo de los recursos de su nación.

Es lamentable que las sanciones de Estados Unidos tiendan a herir a civiles inocentes más que a sus gobernantes. Aún así, ya sea hacia Corea del Norte, Irán, Venezuela o Cuba, las sanciones son una herramienta importante que carece de fuerza militar para alentar cambios de política. La catástrofe humanitaria en Venezuela es mucho mayor que cualquier sufrimiento que se esté produciendo en Cuba. Pero los dos temas están relacionados, y la mejor manera de volver a poner a Venezuela en el camino de la reconstrucción es negarle a Maduro la posibilidad de vender su petróleo robado. Eso significa negarle a Cuba una razón para seguir apoyando su repugnante régimen.

Vía Washington Examiner

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More