Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Régimen dictatorial de Maduro adelanta elecciones parlamentarias para “eliminar” a Guaidó

Por: Sabrina Martin / En: Panam Post / Traducción de Noticias de Israel

© elmercurioweb

La ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) al servicio de la dictadura de Maduro “implosionó” tras las recientes sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos. Por lo tanto, ahora ha decidido poner fin al parlamento legítimo por mayoría de la oposición.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, advirtió el domingo 11 de agosto sobre las últimas acciones que el régimen chavista pretende llevar a cabo a través de la Asamblea Constituyente presidida por Diosdado Cabello. Quieren disolver el parlamento, pedir elecciones anticipadas y continuar persiguiendo a los legisladores.

A través de una corriente de Periscopio, Guaidó declaró que la legítima Asamblea Nacional venezolana se prepara para pasar a la “ofensiva política”.

“Nos hemos comunicado con nuestros aliados en la región. Tenemos que prepararnos para la ofensiva. No pueden detenernos con la cárcel y la tortura”, dijo Guaidó.

Para Venezuela y el mundo, la amenaza del chavismo de anular la Asamblea Nacional no es nueva; tampoco lo es el intento de seguir adelante con elecciones anticipadas con el control del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte del chavismo para apropiarse del único poder público independiente en el país.

El chavismo fue “herido” tanto por el embargo total del gobierno de Trump que se detuvo en el diálogo en Barbados y ahora quiere llevar a cabo elecciones para sacar del centro de atención al presidente legítimo Juan Guaidó.

Desde que Maduro asumió el poder, la dictadura en Venezuela ha pisoteado la constitución al crear la Asamblea Nacional Constituyente Chavista, anulando el parlamento venezolano, y con autoridad para nombrar jueces para el Tribunal Supremo de Justicia, liderando así los fraudes electorales.

En 2015, cuando la oposición obtuvo la mayoría, el régimen comenzó a perseguir a los parlamentarios legítimos. Comenzaron a vacilar y a pisotear las leyes venezolanas para iniciar la persecución.

Después de la brutal persecución de la dictadura, el Parlamento venezolano no sólo ha sido anulado, sino que más de 70 de sus miembros también son víctimas de la represión: algunos están en prisión, otros en el exilio, otros bajo protección en embajadas o escondidos.

Estos 70 diputados perseguidos representan el 60% del grupo opositor de 112 legisladores legítimamente elegidos por los ciudadanos venezolanos. El régimen los ha atropellado brutalmente a pesar de su inmunidad parlamentaria.

Venezuela ya tiene un poder judicial en el exilio, representado por magistrados que tuvieron que huir del país para evitar la detención. También tiene una fiscalía, también en el exilio, después de que Maduro buscara arrestar a la Procuradora General Luisa Ortega Díaz. Sin embargo, parece que esto no es suficiente, ya que Maduro está dispuesto a poner fin a toda la oposición venezolana.

Hace unos meses, el presidente Guaidó indicó en una entrevista que la intervención militar “sería necesaria si Maduro decidiera radicalizarse”. Sin embargo, la dictadura ha seguido radicalizándose y el presidente aún no ha llamado a una coalición militar.

Mientras tanto, los gobiernos mundiales están reaccionando con comunicados de prensa contra la persecución dictatorial, pero sólo Estados Unidos y Suiza han tomado recientemente medidas decisivas. Si Maduro y su círculo siguen ganando tiempo para fortalecerse, Venezuela podría terminar implementando el mismo modelo que los Castro establecieron en Cuba, sólo que con más refugiados en todo el mundo y con consecuencias políticas, económicas y de seguridad más significativas para toda la región.

Vía Panam Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More