Noticias de Israel en español 24 horas en directo

FDI desarrolla dispositivo de alerta para tropas contra ataques terroristas

Por: Anna Ahronheim / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Reuters

Las FDI han comenzado a utilizar un nuevo sistema para alertar a las tropas sobre movimientos sospechosos de palestinos en Judea y Samaria en un intento de reducir la posibilidad de que las tropas sean sorprendidas.

El sistema incluye sensores, radares, análisis e inteligencia visual, todos ellos conectados a un sistema principal en una sala de operaciones especiales establecida como parte del proyecto, que se espera ayude a detener en tiempo real los ataques y evitar que los terroristas se escapen tras un ataque.

Los militares entienden que muchos soldados tardan en responder a los ataques sorpresa y que las tropas deben reducir el tiempo que les toma actuar. Por lo tanto, en los próximos meses, las tropas estacionadas en Judea y Samaria recibirán relojes inteligentes que les alertarán de las amenazas que se avecinan en un intento de reducir los ataques sorpresa.

Las unidades de las FDI en Judea y Samaria también han desarrollado un nuevo concepto operacional para definir la gama de medidas y normas operacionales destinadas a aumentar su capacidad de hacer frente a los ataques.

Este concepto, que se aplica a todas las fases del entrenamiento de tropas, tiene como objetivo garantizar que cada soldado de combate pueda tomar las decisiones correctas bajo presión y en un corto espacio de tiempo.

Las FDI también han iniciado un nuevo programa de entrenamiento de combate en el Centro de Entrenamiento de Lakish, que incluye programas de entrenamiento adaptados a los retos industriales y operativos, así como familiaridad con la historia regional y los desafíos operativos.

El ejército también ha mejorado la infraestructura de entrenamiento del ejército añadiendo programas basados en la realidad virtual que permiten a los soldados experimentar incidentes del mundo real, incluyendo heridas de cuchillo y disparos.

En el contexto de los continuos ataques terroristas en Judea y Samaria, las fuerzas armadas israelíes detuvieron a más de 1.000 palestinos en el primer semestre de 2019 y confiscaron 270 armas ilegales.

Las fuerzas de seguridad, incluidas las FDI, la policía y  Shin Bet (Agencia de Seguridad de Israel), llevan a cabo redadas casi nocturnas en Judea y Samaria para detener a los palestinos sospechosos de haber cometido actos de violencia contra los israelíes.

Las tropas también han confiscado 500.000 NIS a fundaciones terroristas desde principios de año, en comparación con los 2 millones de NIS confiscados en 2018.

Las fuerzas de seguridad también han intensificado sus esfuerzos para cerrar los talleres clandestinos de armas y confiscar armas, reduciendo significativamente el número de artefactos explosivos ilegales y otras armas que podrían caer en manos de posibles terroristas.

Las fuerzas de seguridad creen que la mayoría de los disparos que ocurrieron en Israel; específicamente en Judea y Samaria se llevaron a cabo con armas fabricadas en Judea y Samaria, sobre todo con el rifle sin retroceso Karl Gustav.

Aunque varios ataques mortales se han cobrado la vida de 16 israelíes (civiles y soldados) en el último año, las fuerzas armadas israelíes han logrado evitar nuevos ataques mortales, algunos de los cuales podrían haber conducido a Israel a una operación militar a gran escala.

Miles de otros ataques menores también han sido prevenidos por el ejército a través de la recopilación de información, incluyendo el aumento del control sobre las actividades de los medios de comunicación social, arrestando a individuos que expresan en redes sociales como Facebook su deseo de realizar ataques o que intentan inspirar a otros para que lo hagan.

Desde octubre de 2015, los jóvenes palestinos han apuñalado, atacado y disparado contra civiles y soldados de la FDI, incluidos algunos turistas, como resultado de la violencia en Israel; específicamente en Judea y Samaria. Desde entonces, el nivel de violencia ha disminuido desde su punto álgido en el invierno de 2016, cuando se produjeron ataques casi diarios.

Vía Jpost

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More