Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Médico musulmán es víctima de campaña de odio por trabajo de caridad con judíos

Por: personal de Algemeiner / En: Algemeiner / Traducción de Noticias de Israel

©Daily Telegraph

Un médico musulmán en Sydney, Australia, fue el blanco de una campaña de odio antisemita y antisionista debido a su trabajo ayudando a niños palestinos enfermos a obtener tratamiento en hospitales israelíes.

El apoyo del Dr. Jamal Rifi al Proyecto “Rozana” ha llevado a que sea tildado de “enemigo” por activistas pro Irán y pro Hezbolá en su comunidad local, porque la organización benéfica en la que trabaja tiene miembros judíos, según informaron el viernes los medios de comunicación australianos.

El proyecto Rozana fue creado originalmente hace seis años por el grupo de mujeres judías Hadassah en Australia, que tiene estrechos vínculos con el Hospital Hadassah de Jerusalem. El objetivo del grupo, tal y como se describe en su página web, es “lograr un mejor entendimiento entre israelíes y palestinos a través de la promoción de la salud”.

La institución lleva el nombre de una niña palestina, Rozana Salwafi, que fue rescatada por los médicos de Hadassah tras caer de un edificio de apartamentos en la ciudad palestina de Ramallah, en Judea y Samaria.

El Dr. Jamal Rifi es una figura prominente en la comunidad musulmana libanesa de Sydney y ha sido reconocido por su trabajo para prevenir la radicalización de la juventud por parte del Estado Islámico (ISIS).

El médico dijo que temía ser trasladado al Tribunal Militar del Líbano para una posible acusación, lo que significaba que no podría visitar a su madre enferma por temor a ser arrestado.

Rifi también pidió a la policía de Nueva Gales del Sur que investigara las amenazas contra él y su familia.

“Aunque la investigación está bajo la jurisdicción de la policía local, los casos fueron remitidos a la Unidad de Enlace e Intervención y a la Unidad de Sesgo Criminal del Comando Antiterrorista y de Tácticas Especiales”, dijo el portavoz de la policía a los periodistas el viernes.

Vía algemeiner

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More