Rusia: Israel puso en peligro a nuestras tropas al no dar aviso antes de atacar en Siria

El ministro de Relaciones Exteriores de Moscú acusa a las FDI de poner en peligro al personal ruso “en varias ocasiones”; dice que Rusia respondió de manera “contenida pero firme” al derribo del avión espía.

AP / Ariel Schalit

El máximo diplomático de Rusia acusó el lunes a Israel de incumplir su compromiso de informar a Moscú antes de que realice ataques aéreos en Siria, poniendo a su personal militar en peligro “en varias ocasiones” y obligando a Rusia a responder de manera “firme pero contenida”.

La crítica del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, se produjo después de que se estropearan los lazos entre Israel y Rusia, luego del derribo de un avión espía ruso por las fuerzas sirias el 17 de septiembre durante un ataque aéreo israelí.

El ministerio de defensa de Moscú había culpado a Israel por la muerte de sus 15 militares en el avión, argumentando que los aviones israelíes se escondían detrás del avión ruso. Israel niega esa afirmación.

Israel y Rusia han coordinado sus esfuerzos militares en Siria en los últimos años, para evitar fricciones y conflictos accidentales. Los funcionarios israelíes generalmente no discuten todo el alcance de esa coordinación, pero enfatizan que el ejército israelí no busca el permiso ruso antes de llevar a cabo las operaciones.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, hace un gesto mientras asiste a una reunión con el secretario general de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Thomas Greminger, en Moscú, el 2 de noviembre de 2018. (Yuri KADOBNOV / AFP)
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, hace un gesto mientras asiste a una reunión con el secretario general de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Thomas Greminger, en Moscú, el 2 de noviembre de 2018. (Yuri KADOBNOV / AFP)

 

Jerusalem ha promocionado la cooperación como un signo de fuertes lazos con Moscú, incluso mientras Rusia echaba humo por el incidente del avión espía derribado.

Lavrov dijo que Israel no había cumplido con el acuerdo.

“Desafortunadamente, la parte israelí no siempre cumplió estrictamente con sus obligaciones, especialmente en lo que respecta a la obligación de notificar a los militares rusos sobre las operaciones de combate en territorio sirio”, dijo a la revista española El País en una entrevista publicada el lunes.

Rusia, al igual que Irán y su representante terrorista Hezbolá, está luchando en nombre del régimen del presidente sirio Bashar Assad en la guerra civil siria. La Fuerza Aérea israelí ha llevado a cabo cientos de ataques en Siria en los últimos años contra objetivos vinculados a Irán y Hezbolá, que Israel dice que están trabajando para establecer una presencia militar allí que pueda amenazar al Estado judío.

“En varias ocasiones, esto puso en peligro la vida de nuestros militares en Siria, por ejemplo, en el bombardeo aéreo israelí en la región de Palmira en marzo de 2017”, agregó Lavrov.

En ese ataque, el objetivo era la base aérea Tiyas, también conocida como la base aérea T-4, fuera de Palmyra, en el centro de Siria. Israel había llevado a cabo al menos un ataque explícitamente reconocido en la base, que según se dice fue el hogar de un programa de drones iraníes. El enviado de Israel a Moscú fue convocado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, después de la redada de marzo de 2017, mientras el Kremlin protestaba airadamente por no haber sido informado antes del ataque.

El presidente ruso, Vladimir Putin, habla con el primer ministro Benjamin Netanyahu mientras se preparan para emitir declaraciones conjuntas después de una reunión y un almuerzo en la residencia del líder israelí en Jerusalén, el 25 de junio de 2012. (Foto AP / Jim Hollander, Pool)
El presidente ruso, Vladimir Putin, habla con el primer ministro Benjamin Netanyahu mientras se preparan para emitir declaraciones conjuntas después de una reunión y un almuerzo en la residencia del líder israelí en Jerusalén, el 25 de junio de 2012. (Foto AP / Jim Hollander, Pool)

En ese momento, Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, dijo a los reporteros que Israel no había hablado con Moscú antes del ataque aéreo a pesar de que los asesores militares rusos podrían haber estado presentes en la base, lo que calificó de “un motivo de preocupación para nosotros”.

A pesar de que Moscú se alió con Assad, Israel buscó ayuda en el Kremlin para expulsar a Irán y Hezbolá.

Sin embargo, Lavrov pareció sugerir que ninguna cantidad de ataques aéreos israelíes libraría al Estado judío de la amenaza a la seguridad planteada por Hezbolá y las tropas iraníes y que Rusia ya lo había dejado claro.

“Advertimos de todas las formas y al más alto nivel [para los israelíes] que tal actitud podría tener consecuencias trágicas. Al mismo tiempo, enfatizamos que los actos de fuerza contribuyen a aumentar la tensión regional y no pueden resolver los problemas de seguridad que preocupan a los israelíes”, dijo Lavrov.

“Sin embargo, [los israelíes] continuaron bombardeando objetivos en territorio sirio y eso fue lo que llevó a la trágica demolición del avión de reconocimiento ruso Il-20 con 15 oficiales a bordo. Después del incidente del 17 de septiembre, no podíamos dejar las cosas como estaban. Rusia respondió de manera contenida pero firme”, dijo.

Una simulación por computadora lanzada por el Ministerio de Defensa ruso el 23 de septiembre de 2018, pretende mostrar aviones israelíes cerca de un avión de reconocimiento ruso, en rojo, frente a las costas de Siria, antes de que fuera disparado accidentalmente por las fuerzas sirias que respondían al ataque aéreo israelí. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP)
Una simulación por computadora lanzada por el Ministerio de Defensa ruso el 23 de septiembre de 2018, pretende mostrar aviones israelíes cerca de un avión de reconocimiento ruso, en rojo, frente a las costas de Siria, antes de que fuera disparado accidentalmente por las fuerzas sirias que respondían al ataque aéreo israelí. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP)

 

Israel ha insistido en que su coordinación con Rusia ha permanecido sin cambios desde el choque de septiembre. “La coordinación del ejército con el ejército ruso continúa exactamente como lo hizo antes del incidente”, dijo un funcionario israelí la semana pasada en una sesión informativa, hablando bajo condición de anonimato.

Sin embargo, los informes periódicos de ataques israelíes en Siria se han detenido por completo y Rusia ha iniciado el proceso de instalación de sistemas de defensa aérea S-300 más avanzados en Siria.

A finales de octubre, las noticas israelíes de Hadashot TV  informaron  que Rusia estaba tratando de restablecer los términos de las operaciones militares israelíes en Siria y de revisar el sistema de coordinación existente entre Jerusalem y Moscú.

Rusia insiste en que recibirá más avisos anticipados de ataques israelíes, dijo la cadena de televisión, aunque el informe no dijo cuánto. Israel suele informar a Rusia minutos antes de un ataque aéreo.

Tal demanda probablemente limitaría la libertad de maniobra de Israel en Siria, y el informe señala que podría poner en peligro a las aeronaves israelíes y permitir que los agentes iraníes tengan más tiempo para ocultar el material atacado. Una alta fuente diplomática citada en el informe dijo que la demanda era inaceptable operativamente y que Israel no debe consentirlo.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, rechazó las demandas denunciadas.

“No aceptaremos ninguna restricción a nuestra libertad de operación, y cuando se trata de seguridad nacional, tomaremos medidas”, dijo Liberman a la radio del ejército el mes pasado. Indicó que Israel ha llevado a cabo más ataques aéreos en Siria que los que le han atribuido los medios de comunicación extranjeros.

“Solo porque los medios de comunicación no informaron sobre los ataques en Siria no significa que no hubo ninguno”, dijo Liberman. “No creo que sea nuestro deber informar lo que debe hacer el ejército. Un ejército necesita actuar.

Vía The Times of Israel
Comentarios