Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Adolescente saudita enfrenta pena de muerte por “delitos” que cometió a los 10 años

Por: Sara Rubenstein / En: Israel National News / Traducción de Noticias de Israel

©metro

Arabia Saudita está pidiendo la ejecución de un joven de 18 años por crímenes que cometió a la edad de 10 años, según un informe reciente de CNN.

Murtaja Qureiris, miembro de la minoritaria comunidad chiíta de Arabia Saudita, fue arrestado a los 13 años y desde entonces se encuentra en prisión. Actualmente se enfrenta a la pena de muerte por varios cargos, incluida la participación en protestas contra el gobierno durante el movimiento de la Primavera Árabe de 2011, cuando tenía 10 años. Otros cargos incluyen su asistencia al funeral de su hermano, que fue asesinado en una manifestación en 2011, al unirse a una “organización terrorista” y lanzar bombas Molotov en una delegación de la policía.

Según el informe de la CNN, Qureiris ha negado los cargos y afirma que la confesión en la que se basa la acusación se obtuvo bajo coacción.

Amnistía Internacional confirmó el informe de la CNN. “No cabe duda de que las autoridades saudíes están dispuestas a hacer todo lo posible por reprimir la disidencia contra sus propios ciudadanos, incluso recurriendo a la pena de muerte para los hombres que no eran más que niños en el momento de su detención”, ha manifestado Lynn Maalouf, directora de investigación sobre Oriente Medio de Amnistía Internacional. “Es espantoso que Murtaja Qureiris se enfrente a la ejecución por delitos que incluyen participar en manifestaciones cuando sólo tenía 10 años”.

Cuando Qureiris fue arrestado a la edad de 13 años, fue considerado en ese momento como el preso político más joven de Arabia Saudita. La Amnistía Internacional, que siguió a lo que le sucedió a Qureiris en el transcurso de sus cinco años de detención, dijo que Qureiris fue puesto en confinamiento solitario durante un mes y que fue intimidado y golpeado. El informe de la CNN agregó que durante el transcurso de la detención de Qureiris en prisión, ha estado en confinamiento solitario durante al menos un año y tres meses.

“Sus interrogadores prometieron ponerlo en libertad si confesaba los cargos que se le imputaban”, declaro Amnistía Internacional. “En mayo de 2017 fue trasladado a la prisión de al-Mabaheth en al-Dammam, una prisión para adultos, aunque sólo tenía 16 años”.

Maalouf dijo que, de acuerdo con el derecho internacional, la pena de muerte está prohibida para los menores de 18 años. “Las autoridades saudíes tienen un historial escalofriante de utilización de la pena de muerte como arma para aplastar la disidencia política y castigar a los manifestantes antigubernamentales, incluidos los niños, de la minoría chiíta perseguida en el país”, dijo.

“La comunidad internacional… tiene un papel crucial: debe adoptar una postura pública sobre estos casos y exigir a las autoridades saudíes que pongan fin de una vez por todas al uso de la pena de muerte”, concluyó Maalouf.

El informe de CNN agregó que si Qureiris es ejecutado, sería el cuarto preso menor de edad en ser ejecutado este año por crímenes supuestamente cometidos antes de los 18 años. Dos de los otros tres menores también fueron detenidos por presunta violencia durante la Primavera Árabe y ejecutados como parte de una ejecución masiva de 37 prisioneros, la mayoría de los cuales eran chiíes. Fueron condenados sobre la base de confesiones que, según los prisioneros, se hicieron bajo coacción debido a la tortura.

Vía israelnationalnews

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More