Noticias de Israel en español 24 horas en directo

En el 25 aniversario del atentado a la AMIA, Israel y Argentina aún esperan justicia

AFP

Argentina está preparando una legislación que podría permitir el enjuiciamiento de los sospechosos en el atentado de 1994 contra el centro comunitario judío de la AMIA, y está decidida a seguir buscando justicia por las 85 víctimas mortales del atentado, dijeron los embajadores de Israel y Argentina el miércoles por la noche.

En un acto conmemorativo del 25 aniversario del atentado del 18 de julio de 1994, el peor acto de terrorismo en suelo argentino, Ilan Sztulman, que acaba de regresar de un mandato de tres años como embajador de Israel en Buenos Aires, señaló aprobando que los legisladores argentinos están considerando la posibilidad de legislar para permitir el juicio in absentia de los sospechosos del atentado.

Sztulman se refería a una decisión tomada el martes por la Comisión de Legislación Penal de la Cámara Baja de la Nación de Argentina para avanzar en la legislación que disponga que dichos juicios se lleven a cabo en el pleno de la Cámara de Representantes para su posterior debate, una medida respaldada por el partido en el poder, PRO.

La gente muestra fotos de los que murieron en el atentado con bomba del centro judío de AMIA que mató a 85 personas cuando conmemoraban el 22 aniversario del ataque en Buenos Aires, Argentina, 18 de julio de 2016. (Foto AP / Natacha Pisarenko)
La gente muestra fotos de los que murieron en el atentado con bomba del centro judío de AMIA que mató a 85 personas cuando conmemoraban el 22 aniversario del ataque en Buenos Aires, Argentina, 18 de julio de 2016. (Foto AP / Natacha Pisarenko)

En el mismo evento, organizado por la ADL (Liga Antidifamación) junto con el Museo del Pueblo Judío (Beit Hatfutsot) en Tel Aviv, el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, reiteró la determinación de su gobierno de hacer justicia en el caso. Dijo que el hecho de no hacerlo hasta ahora fue “en parte culpa nuestra” y en parte una consecuencia del hecho de que los sospechosos del ataque son de un país, Irán, que no los hará disponibles para ser procesados.

Caucino dijo que el bombardeo de 1994 y el bombardeo de la Embajada de Israel en Buenos Aires dos años antes, en el que murieron 29 personas, habían marcado “el fin de la inocencia” para Argentina, que hasta entonces se consideraba muy alejada de los conflictos mundiales.

El evento, al que asistieron familiares de algunas de las víctimas y varios otros embajadores, incluyó recuerdos del rabino Daniel Szlaifsztein, que se encontraba en la zona de la explosión del día. Szlaifsztein dirigió la oración en kaddish del doliente por las víctimas.

En una mesa redonda organizada por el diario The Times del editor israelí David Horovitz, ambos embajadores destacaron los fuertes lazos entre Argentina e Israel, y la determinación compartida de combatir el terrorismo y el antisemitismo. Sztulman dijo que es necesario utilizar todas las herramientas apropiadas en la batalla contra el terrorismo, y lamentó que a Irán todavía se le permita mantener una embajada en Buenos Aires, pero señaló que al menos no estaba encabezada por un diplomático a nivel de embajador, sino más bien por un encargado de negocios.

El difunto fiscal argentino Alberto Nisman estableció que altos funcionarios iraníes planearon el bombardeo del edificio de varios pisos de la AMIA, que fue llevado a cabo por un terrorista suicida de Hezbolá. Presentada con las pruebas de Nisman, la agencia internacional de policía de Interpol ha emitido al menos nueve órdenes de detención de “notificación roja” contra funcionarios iraníes y de Hezbolá buscados en relación con la explosión. El gobierno argentino se acercó el miércoles a declarar a Hezbolá una organización terrorista, anunciando la creación de una lista negra oficial de terroristas.

Horovitz, quien recordó que informó desde Buenos Aires para The Jerusalem Report inmediatamente después del bombardeo, y que luego entrevistó a Nisman, señaló que el fiscal había desafiado las amenazas de muerte de Irán y “juró que no cesaría su trabajo en el caso hasta que los perpetradores y los orquestadores hubieran sido juzgados, condenados y encarcelados”.

De hecho, Nisman fue asesinado en 2015, horas antes de que fuera a hablar ante un panel del Congreso sobre sus últimas acusaciones, sobre los supuestos esfuerzos de la entonces presidenta Cristina Kirchner para encubrir el papel de Irán en el bombardeo de la AMIA.

“Lo que parece particularmente trágico sobre la muerte de Nisman, un decidido buscador de justicia”, dijo Horovitz, “es el temor de que no haya nadie de calibre y agallas comparables para garantizarle justicia”.

Kirchner está buscando nuevamente su cargo como vicepresidente en las elecciones de octubre en Argentina.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More