Ex asesor de Obama y Biden se regodea en el ciberataque del 11-S contra el Partido Republicano

Ex asesor de Obama y Biden se regodea en el ciberataque del 11-S contra el Partido Republicano

La página web del Partido Republicano de Texas fue hackeada el sábado por un grupo que decía protestar contra la recién promulgada ley del aborto del Estado, según los informes.

Entre los que reaccionaron a la noticia estaba Jon Cooper, ex asesor financiero en Nueva York del presidente Biden y del ex presidente Barack Obama.

“Me ha alegrado el día”, escribió Cooper en Twitter el sábado, cuando el país conmemoraba los 20 años de los atentados terroristas del 11-S.

Cooper fue presidente nacional de finanzas para el proyecto Biden 2016, presidente de la campaña de Long Island para Obama, y fue líder de la mayoría en la legislatura del condado de Suffolk, Nueva York.

El mes pasado, Cooper tuiteó un mashup photoshopeado de manifestantes de la vida real del mandato de vacunas y el personaje infantil de la película de 1999 “El sexto sentido” y añadió su comentario: “Veo gente que pronto morirá”.

En la página web del Partido Republicano de Texas se añadieron durante varias horas el sábado un vídeo musical de Rick Astley, una fotografía lasciva y una declaración en la que se afirmaba que los republicanos del Estado intentaban quitar los derechos a las mujeres, informó la Radio Pública de Texas.

“Texas: Quitando la voz a las mujeres para promover la erosión teocrática de las barreras iglesia/Estado”, decía el mensaje, según el medio de comunicación.

El grupo que llevó a cabo el hackeo se identificó como “Anonymous” con una pancarta en la parte superior de la página, según el informe.

Audiencia fijada para el lunes

El proyecto de ley 8 del Senado de Texas, al que muchos partidarios llaman “ley del latido del corazón”, entró en vigor el 1 de septiembre tras ser aprobado por la legislatura estatal liderada por el Partido Republicano y firmado por el gobernador republicano Greg Abbott. El Tribunal Supremo de EE.UU. votó 5-4 para no bloquear la ley, pero el 3 de septiembre un juez de Texas emitió una orden de restricción temporal que protege a las clínicas de aborto del estado de enfrentarse a las demandas permitidas por la nueva ley. El lunes está prevista una vista sobre el caso.

Mientras tanto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el jueves una demanda contra Texas, alegando que la nueva ley del estado es inconstitucional.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, y otros republicanos han prometido defender la nueva ley.

“Biden debería centrarse en arreglar la crisis fronteriza, Afganistán, la economía y otros innumerables desastres en lugar de entrometerse en los derechos soberanos de los estados”, escribió Paxton en Twitter. “Usaré todos los recursos disponibles para luchar por la vida”.

La ley, que Abbott firmó en mayo, prohíbe todos los abortos una vez que se puede detectar el latido del corazón del feto, normalmente alrededor de las seis semanas, y también permite a las personas que se oponen al aborto demandar a las clínicas y a otras personas que ayuden a una mujer a abortar.

Los liberales, incluidos los legisladores demócratas y las celebridades, se han pronunciado en contra de la ley de Texas, y algunas empresas también se han posicionado en contra, como los proveedores de servicios de transporte compartido Lyft y Uber, que se han comprometido a ayudar a los conductores que sean demandados a causa de la ley.