Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Príncipe heredero saudí se reúne con líderes cristianos sionistas de EE. UU. en Jiddah

AP

El príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman se reunió el martes con una delegación de cristianos evangélicos sionistas de Estados Unidos en la ciudad de Jiddah, en el Mar Rojo, mientras el reino trabaja para forjar lazos más estrechos con una base electoral influyente en los Estados Unidos que podría ser crucial para las elecciones de 2020.

La visita se produce la misma semana en que dos senadores estadounidenses se reunieron con el príncipe heredero en la primera visita de este tipo de miembros del Congreso en más de un año. El príncipe sigue enfrentando duras críticas bipartidistas en Estados Unidos por el asesinato del crítico saudí y columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi, en el consulado saudí en Turquía el año pasado, a pesar de las negaciones del reino de que tenía alguna implicación.

La reunión del Príncipe Mohammed con figuras cristianas prominentes marca sólo la segunda visita de este tipo de los evangélicos estadounidenses al reino, que está tratando de deshacerse de su reputación de intolerancia religiosa y de abusos contra los derechos humanos.

Para el príncipe heredero y otros líderes árabes, reuniones como ésta ofrecen una oportunidad para fortalecer los lazos con la administración de Trump a través de su base de partidarios evangélicos.

Para los visitantes evangélicos, es una oportunidad para el diálogo interreligioso e impulsar un mayor apoyo árabe a Israel.

Muchos evangélicos estadounidenses apoyan a Israel como parte esencial de su fe. La mayoría cree que antes de que Jesús pueda regresar y gobernar, los judíos deben regresar a Tierra Santa y reconstruir el Templo Judío en Jerusalem.

El gobierno saudí publicó fotos de la reunión, a la que asistieron destacados líderes cristianos sionistas estadounidenses, entre ellos el doble nacional estadounidense-israelí Joel Rosenberg.

La delegación de nueve personas también incluyó al reverendo Johnnie Moore, copresidente del Consejo Asesor Evangélico del presidente Donald Trump; Larry Ross, ex portavoz de uno de los evangélicos más conocidos de Estados Unidos, Billy Graham; y el pastor Skip Heitzig, cuya iglesia en el Calvario de Albuquerque, en Nuevo México, tiene más de 15.000 feligreses.

Una breve declaración emitida por la Embajada saudita en Washington dijo que las dos partes discutieron la promoción de la coexistencia y la lucha contra el extremismo.

En una respuesta por correo electrónico a The Associated Press, Rosenberg dijo que cada persona de la delegación viajó a Arabia Saudita a título individual y que el grupo tuvo reuniones con una serie de funcionarios el lunes y el martes, con planes para más reuniones el miércoles.

La reunión del martes en el palacio real de Jiddah también incluyó al embajador saudí ante la princesa Reema bint Bandar, al viceministro de Defensa, el príncipe Khalid bin Salman, al ministro de Estado de Asuntos Exteriores, Adel al-Jubeir, y al jefe de la Liga Musulmana Mundial, Sheikh Mohammed al-Eissa.

La delegación, encabezada por Rosenberg, dijo en una declaración que sus miembros estaban agradecidos de tener relaciones más profundas en Arabia Saudita “para hablar abiertamente, aunque a veces en privado, sobre lo que creemos que debe cambiar en el reino, incluso mientras celebramos el progreso del reino en muchas otras áreas”.

Dijeron que estaban “atónitos al enterarse” de que sólo dos senadores estadounidenses habían visitado Arabia Saudita este año, describiendo al reino como uno de los “aliados estratégicos más importantes de Estados Unidos” e instaron a más senadores a visitarlo y hacerle preguntas sinceras al príncipe heredero “en lugar de atacarlo desde Washington”.

El senador independiente Angus King y el senador republicano Todd Young se reunieron con el príncipe Mohammed el domingo en Arabia Saudita. King dijo a The Associated Press que el objetivo de la visita era escuchar mucho y obtener algunas respuestas del príncipe heredero.

“Tanto por su comportamiento como por su lenguaje, sabe que tiene un problema y nos aseguró que los responsables de la muerte de Khashoggi serán llevados ante la justicia”, dijo King, que forma parte de los comités de inteligencia y militares.

Dijo que el Príncipe Mohammed también es consciente del problema de las muertes de civiles en la guerra de Yemen, que se encuentra en su quinto año.

“Las palabras son importantes, pero me interesa ver acciones y veremos si se cumplen”, dijo King.

Vía Israel Hayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More