Tres motivos por los que Vladimir Putin fue nominado al Premio Nobel de la Paz

Reuters

El presidente ruso Vladimir Putin fue nominado para el Premio Nobel de la Paz 2021, un premio al que también aspira el presidente de los Estados Unidos Donald Trump.

“Nuestro candidato es el número uno. La nominación fue enviada el 9 de septiembre y el 10 de septiembre ya fue recibida por el Comité del Nobel en Oslo”, dijo el escritor Sergei Komkov en una conferencia de prensa, destacando que su candidatura fue nominada frente al diputado noruego que representa al líder de Estados Unidos como candidato, lo que también se dio a conocer el 9 de septiembre.

En cuanto a la razón de su iniciativa, el escritor explicó que fue apoyada por figuras prominentes de la cultura y la ciencia rusas. Y que, además de apoyar la paz mundial, tiene el gran mérito de incluir la palabra “Dios” en la constitución de su país.

Como dirigente de uno de los principales países del mundo, hace todo lo posible por mantener la paz y la tranquilidad no sólo en el territorio de su país, sino que también participa activamente en la solución pacífica de los conflictos que surgen en el planeta”, – subrayó en una carta enviada por Komkov.

Señaló que durante la pandemia de Covid-19, Putin ordenó que se enviara ayuda humanitaria a casi treinta países, entre ellos los Estados Unidos, China, Venezuela, Italia e Irán.

También afirma que Putin demostró su compromiso con los valores humanitarios y religiosos al incluir la palabra “Dios” en la constitución rusa, una enmienda que fue aprobada por los rusos en un referéndum celebrado el 1 de julio.

En este sentido, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, señaló que, si Putin recibe el Premio Nobel, “será fantástico”, y si no sucede, no pasará nada”, y recordó la iniciativa, que corresponde a quienes presentaron la candidatura.

Putin ya ha sido nominado para el Premio Nobel de la Paz en 2014 por su presentación de un plan para eliminar el arsenal químico de Siria y evitar así la intervención militar occidental. En su momento, los activistas rusos de derechos humanos rechazaron categóricamente esta posibilidad, alegando que Putin comenzó su presidencia en 2000 con la segunda guerra de Chechenia.

Hasta la fecha, sólo dos rusos han recibido el Premio Nobel de la Paz: el científico y disidente Andrei Sájarov y el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, que habría tenido derecho a nombrar a Putin, pero es improbable que lo haga porque criticó su administración, incluso por la revolución democrática que Rusia ha vivido en los últimos años.

La nominación está programada para el 2021, ya que este año el premio se entregará en pocas semanas, en la primera mitad de octubre.

Hay muchas personas (parlamentarios, ministros, ex ganadores de premios, profesores universitarios) que tienen derecho, según las reglas, a nominar candidatos. El Instituto Nobel está obligado a aceptarlos, aunque eso no significa que los apoye.

Según Alfred Nobel, el premio debe concederse a “una persona que haya trabajado más o mejor en beneficio de la hermandad entre las naciones, para la abolición o reducción de los ejércitos creados, así como para la conclusión y promoción de acuerdos de paz”. Esta decisión está en manos del Comité Noruego del Nobel, compuesto por cinco miembros, determinado por el parlamento de ese país.

En los últimos años, el Premio Nobel de la Paz ha sido otorgado a Abiy Ahmed Ali de Etiopía (2019), Denis Mukwege y Nadia Murad del Congo e Irak (2018), la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (2017) y Juan Manuel Santos de Colombia (2016).

Los Estados Unidos recibieron el mayor número de premios (20), seguidos del Reino Unido (12) y Francia (9). Cuatro presidentes estadounidenses fueron premiados: Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, Jimmy Carter (después de dejar la Casa Blanca) y Obama.