El embajador de Bielorrusia en Rusia, Vladimir Semashko, dijo que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, acordaron crear un Parlamento y un gobierno conjunto como parte del Estado de la Unión.

«Los presidentes coincidieron en que las metas establecidas son ambiciosas y no deben cambiar. Estos objetivos incluyen la transición a una legislación fiscal unificada, la creación de mercados comunes para el petróleo, el gas y la electricidad, la creación de un Parlamento y un Gobierno únicos con autoridad ejecutiva cuando la Rusia independiente y Bielorrusia renuncien a ciertas funciones de gobierno. Esta tarea se está resolviendo ahora», dijo Semashko, citado por la agencia de noticias Reformation.

Según Semashko, ahora se están desarrollando las hojas de ruta para la integración en el Estado de la Unión. Ya se han acordado 20 de las 31 hojas de ruta. Otras hojas de ruta deberían estar listas en el plazo de una semana.

El Estado de la Unión es una unión supranacional de Rusia y Bielorrusia con la organización de un único espacio político, económico, militar, aduanero, monetario, legal, humanitario y cultural.