Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Portavoz Talibán: Cancelar conversaciones de paz provocará más bajas estadounidenses

Por: Reuters / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel

La decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de cancelar las conversaciones de paz con los líderes talibanes llevará a una mayor pérdida de vidas y bienes estadounidenses, dijo este domingo un portavoz Talibán.

“Los estadounidenses serán los que más sufrirán con el fin de las conversaciones”, dijo Zabihullah Mujahid, portavoz del grupo insurgente de línea dura, en una declaración.

El presidente afgano Ashraf Ghani pidió a los talibanes que pusieran fin a la violencia y hablaran directamente con su gobierno después de que Trump anunciara la cancelación de una reunión prevista con el grupo rebelde sobre el proyecto de acuerdo de paz.

“La verdadera paz llegará cuando los talibanes acuerden un alto el fuego”, dijeron las autoridades de Ghani en una declaración en respuesta al rechazo de Trump a las conversaciones secretas de paz.

Trump dijo el sábado que canceló las conversaciones de paz con los líderes talibanes afganos después de que el grupo rebelde se reivindicara la semana pasada la responsabilidad de un ataque en Kabul en el que murieron un soldado estadounidense y otras 11 personas.

Trump dijo que estaba planeando una reunión secreta con los “líderes principales” del Talibán, el domingo en el complejo presidencial de Camp David, Maryland. Trump dijo que también planea reunirse con el presidente de Afganistán.

Pero Trump dijo que interrumpió inmediatamente las negociaciones cuando los insurgentes dijeron que estaban detrás del ataque.

“Si no logran acordar un alto el fuego durante estas importantes conversaciones de paz, y hasta matan a 12 personas inocentes, entonces probablemente no tengan el poder para negociar un acuerdo significativo de todos modos”, dijo Trump en Twitter.

Esta inesperada declaración puso en tela de juicio el futuro del proyecto de acuerdo de la semana pasada de Zalmay Khalilzad, el Enviado Especial de Estados Unidos para la Paz en Afganistán, para la retirada de miles de tropas estadounidenses en los próximos meses.

No hubo una respuesta inmediata de los talibanes, pero la decisión parece haberlos tomado por sorpresa.

Unas horas antes del Tweet de Trump, un alto líder talibán que tuvo conocimiento de las conversaciones en Doha con funcionarios estadounidenses, entre ellos Khalilzad y el negociador jefe de los talibanes, el mulá Abdul Ghani Baradar, dijo que el acuerdo para firmar el acuerdo parecía estar muy cerca.

Los combatientes talibanes, que ahora controlan más territorio que en ningún otro momento desde 2001, lanzaron nuevos ataques contra las ciudades septentrionales de Kunduz y Pul-e Khumri durante la semana pasada y llevaron a cabo dos importantes atentados suicidas en la capital, Kabul.

Uno de los ataques suicidas del jueves en Kabul asesino a la Sargento de Primera Clase del Ejército de Estados Unidos Elis A. Barreto Ortiz, de 34 años, de Puerto Rico, lo que eleva a 16 el número de tropas estadounidenses asesinadas en Afganistán este año.

La ola de ataques talibanes en Afganistán ha sido “particularmente inútil” para los esfuerzos de paz en ese país, dijo el sábado un alto comandante militar estadounidense durante una visita al vecino Pakistán, donde tienen su base muchos talibanes.

El general de la Infantería de Marina estadounidense Kenneth McKenzie, que supervisa a las tropas estadounidenses en la región, se negó a comentar las negociaciones diplomáticas, pero criticó una ola de violencia talibán que ha arrojado una larga sombra sobre el acuerdo.

“En este momento de la historia de Afganistán, es particularmente poco útil que los talibanes aumenten la violencia”, dijo McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, a los periodistas que viajan con él.

McKenzie dijo que para que el proceso de paz avance, “todas las partes deben estar comprometidas con una eventual solución política” que, a su vez, debe resultar en una reducción de la violencia.

“Si no lo conseguimos, entonces es difícil ver que las partes van a ser capaces de cumplir con los términos del acuerdo, independientemente de lo que puedan o no puedan ser”, dijo McKenzie.

Según el proyecto de acuerdo, unos 5.000 soldados estadounidenses serían retirados en los próximos meses a cambio de garantías de que Afganistán no se utilizaría como base para ataques terroristas contra Estados Unidos y sus aliados.

Sin embargo, un acuerdo de paz completo para poner fin a más de 18 años de guerra dependería de las subsiguientes conversaciones “intraafganas” en las que participaran funcionarios y líderes de la sociedad civil, así como de un mayor acuerdo sobre cuestiones como el resto de las aproximadamente 14.000 fuerzas estadounidenses, así como miles de otras tropas de la OTAN.

Los talibanes han rechazado los llamamientos a un alto el fuego y, en cambio, han intensificado las operaciones en todo el país y sigue sin estar claro si aceptarán negociaciones directas con el gobierno afgano, que consideran un régimen “títere” ilegítimo.

Vía Israel Hayom

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More