Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Irán atacará de nuevo

POR: BRANDON J. WEICHERT

Viendo los acontecimientos del extraño ataque de Irán del pasado fin de semana a las instalaciones de Arabia Saudita, predije que el precio mundial del petróleo aumentaría, pero que el aumento sería manejable. Afortunadamente, estas afirmaciones han demostrado ser ciertas.

Irán ha tenido décadas para buscar una paz amistosa con Occidente por sus ambiciones nucleares y geopolíticas, pero cada vez se ha mantenido testarudamente obstinado en rechazar los intentos de negociación de Occidente. Incluso cuando Occidente se comprometió grotescamente en el altar del apaciguamiento con Irán, como lo hizo durante el pésimo “acuerdo” nuclear de la administración Obama en 2015, los mulás gobernantes en Irán demostraron ser totalmente desconfiables. Desde 2015, Irán ha emprendido una oleada masiva de actividades nefastas en toda la región, lo que confirma que no es un régimen interesado en lograr la paz con Occidente. En cambio, los mulás desean la hegemonía regional a toda costa.

Sin embargo, afortunadamente, desde que Donald J. Trump se convirtió en presidente en 2016, Estados Unidos ha invertido completamente el curso del plan de apaciguamiento a Irán de la administración Obama. En lugar de la debilidad a través de regalos sin sentido al Estado patrocinador del terrorismo, la administración Trump ha insistido en que Irán cumpla con el derecho internacional y ha impuesto sanciones económicas pesadas al país. Con cada provocación de Irán, la determinación de Estados Unidos sólo ha fortalecido y aumentado la cohesión entre sus aliados israelíes y árabes sunitas en la región.

Además de las sanciones de Trump, la política de Trump de promover la producción interna de combustibles fósiles ha ayudado a aislar a Estados Unidos del riesgo geopolítico de los ataques iraníes al suministro mundial de petróleo.

El verdadero propósito de los ataques de Irán a petroleros

Ahí radica el propósito de los ataques de Irán a las capacidades de producción de petróleo de Arabia Saudita. La esperanza de Irán era impactar negativamente el mercado mundial del petróleo de tal manera que los precios subieran a niveles inmanejables, golpeando duramente a los consumidores estadounidenses de energía – personas como usted y como yo -. La lógica era simple: Los americanos votan con sus carteras. Si Irán pudiera aumentar los costos directos para los votantes estadounidenses por apoyar políticas de línea dura contra Irán, el régimen podría forzar cambios políticos internos favorables en Estados Unidos.

Además, con las sanciones de Trump en vigor, la economía de Irán ha estado muriendo lentamente, aumentando la discordia política en Irán y amenazando la estabilidad del régimen. Si los iraníes hubieran conseguido sacar las capacidades de producción de petróleo de Arabia Saudita a largo plazo, podrían beneficiarse económicamente, ya que países desesperados que dependen del petróleo saudí, como China o cualquiera de los Estados europeos, vendrían a reclamar petróleo iraní.

A pesar de que la táctica petrolera de Irán es un fracaso, se niega obstinadamente a negociar. Cuarenta años de existencia como parias geopolíticos, al igual que Corea del Norte, no han ablandado el celo religioso de los mulás por difundir su revolución islamista al mundo. Asumen que los estadounidenses son incapaces de resistirse contra su férrea voluntad durante mucho tiempo. En lugar de considerar su reciente ataque como el fracaso absoluto que fue, creo que los líderes de Irán probablemente se están preparando para subir la apuesta.

Irán atacará el Estrecho de Ormuz

Luego, espero que Irán vaya a la quiebra e intente bloquear el Estrecho de Ormuz, por el que pasa cada día el 21 por ciento del petróleo del mundo. La armada de Irán no es ni mucho menos tan poderosa como la de Estados Unidos. Sin embargo, los iraníes tienen algunas capacidades asimétricas que cabe destacar.

En primer lugar, Irán ha desarrollado el uso de barcos pequeños de ataque rápido que pueden maniobrar mejor que los buques de guerra más grandes y avanzados de la Armada de Estados Unidos en los cuarteles relativamente cercanos del Estrecho de Ormuz. En segundo lugar, Irán tiene un gran arsenal de minas marinas. Ninguna de estas amenazas es suficiente para obstaculizar una respuesta marítima estadounidense a un intento iraní de bloquear el Estrecho. No obstante, el mundo debería estar preparado para la posibilidad de que los precios mundiales del petróleo suban significativamente en caso de que Irán se mueva por el Estrecho. Irán también posee misiles capaces de alcanzar objetivos estadounidenses a una distancia de 2.000 kilómetros (1.243 millas).

La verdadera pregunta será: ¿Cuánto tiempo le tomaría a la Marina de los Estados Unidos asegurar el Estrecho de Ormuz? Después de todo, cuanto más dura una crisis petrolera allí, más alto es el precio del petróleo y mayor es el riesgo para la política interna. Es probable que Irán intente desestabilizar los mercados petroleros tan pronto como Estados Unidos entre en lo que será un año de elecciones presidenciales polémicas. Es probable que los líderes iraníes crean que la amenaza del aumento de los precios del petróleo exacerbará los temores de una recesión, lo que ejercerá presión política sobre el presidente Trump. Teherán también cree que tal presión obligará a Trump a negociar en lugar de arriesgarse a una guerra por encima de esa incertidumbre económica, tal como los estadounidenses van a votar en 2020.

Es por eso que la Armada de Estados Unidos y sus socios deben trasladar un gran contingente de sus fuerzas a las vías fluviales cercanas para asegurar que Irán no pueda bloquear el Estrecho. Es más, el poderío aéreo y las fuerzas especiales estadounidenses tendrían que tomar represalias contra las bases donde se originaron los ataques iraníes contra el Estrecho. La administración Trump debe declarar explícitamente, y señalar a través de despliegues de fuerza a la región, que Estados Unidos y sus socios protegerán el suministro internacional de petróleo – sin importar el costo. Al mover fuerzas navales considerables a la región, la administración Trump puede disuadir mejor a Irán (la disuasión es el objetivo).

Luchando en la Zona Gris

Los Estados Unidos también deben estar preparados para los ataques asimétricos de Irán. El FBI ya ha arrestado a un hombre de Nueva Jersey por aparentemente tratar de ayudar a los terroristas de Hezbolá en el país a identificar posibles blancos fáciles en la ciudad de Nueva York.

Lo que es más peligroso, el programa de armas nucleares de Irán puede haber dado al régimen acceso a devastadoras armas de pulso electromagnético que pueden destruir equipos electrónicos, devolviendo a Estados Unidos a un nivel de desarrollo del siglo XIX. También existe la amenaza añadida de los ataques con aviones teledirigidos iraníes, que hasta ahora han demostrado ser devastadores.

Por último, Irán ya ha demostrado ser competente en el oscuro arte de la guerra cibernética. El Pentágono (y las empresas occidentales) deben estar preparados para una campaña sostenida de guerra cibernética iraní dirigida contra objetivos fáciles en todo Occidente. Todos estos ataques ocurrirían en lo que los israelíes llaman la “Zona Gris” del conflicto.

Irán ya ha indicado que no luchará de manera justa, y rara vez atacará directamente a un objetivo. Sin embargo, también ha revelado su desesperación y su voluntad de arriesgar mucho para promover sus objetivos geopolíticos. En lugar de buscar un acuerdo con este radicalismo, Occidente debe endurecer su columna vertebral contra él. En última instancia, Irán no puede derrotar a Estados Unidos, y hay pocas razones para llegar a un acuerdo sobre las ambiciones nucleares (o geopolíticas más amplias) de Irán mientras continúe en su curso actual.

Mantenerse firme disuadirá a Irán más de lo que lo harían las negociaciones. Sólo a través de la fuerza y la vigilancia continuas podrá Occidente tener la esperanza de encontrar una solución pacífica a su actual conflicto con Irán.

Vía Spectator

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More