X

Irán se niega a liberar cristianos encarcelados pese al brote masivo de coronavirus

iStock

BERLÍN – El régimen de los mulás en Irán se negó el martes a conceder una liberación temporal a cuatro cristianos encarcelados en medio de la liberación de unos 85.000 prisioneros, incluidos presos políticos, en un esfuerzo por detener la propagación del peor brote del coronavirus del Medio Oriente.

La organización de libertad religiosa “Artículo 18” escribió en su sitio web que, “A cuatro cristianos iraníes que cumplen condenas de 10 años en la prisión de Evin en Teherán se les niega la libertad temporal a pesar de que sus peticiones de volver a ser juzgados han sido aceptadas”.

Según el artículo 18, los cuatro cristianos iraníes encarcelados son Yousef Nadarkhani, de 42 años; Mohammad Reza (Yohan) Omidi, de 46 años; Zaman (Saheb) Fadaei, de 36 años, y Nasser Navard Gol-Tapeh, que tiene 58 años y padece varios problemas graves de salud.

La organización de libertad religiosa dijo que los cristianos “han presentado varias solicitudes de libertad bajo fianza desde que se aceptó su nuevo juicio en octubre [salvo en el caso de Gol-Tapeh, cuya solicitud de nuevo juicio fue aceptada en febrero], y sus familias están cada vez más preocupadas por ellos a raíz del brote de coronavirus”.

Mansour Borji, director de investigación y defensa de la organización con sede en Londres, dijo a FoxNews.com que, “Nosotros en Artículo 18 pedimos la liberación inmediata e incondicional de todos los cristianos detenidos por cargos falsos relacionados con su fe o actividades religiosas. Esto es aún más urgente dada la actual crisis de salud que amenaza a estos cristianos detenidos y a sus familias en su país”.

“La comunidad internacional también debe exigir que Irán cumpla sus obligaciones de garantizar el derecho a la libertad de religión o de creencias de todos los ciudadanos, independientemente de su origen étnico o lingüístico, incluidos los conversos de otras religiones”, añadió Borji.

Alireza Miryousefi, el portavoz de la misión de Irán en la ONU, dijo al sitio de noticias que, “Disminuir el número de prisioneros ha sido una política general del nuevo jefe de justicia de Irán desde el año pasado. Todos los iraníes encarcelados por diversos delitos son juzgados por el poder judicial de forma individual en cuanto a si deben ser liberados o dejados en libertad por razones médicas u otras consideraciones. Decenas de miles ya han sido liberados de las cárceles. No ha habido discriminación por motivos de religión o raza”.

Lisa Daftari, fundadora y editora gerente de la plataforma de noticias multimedia The Foreign Desk, le dijo a FoxNews.com que, “Aunque el régimen de Irán ha liberado a miles de presos de sentencia corta para prevenir la propagación del coronavirus en sus cárceles y prisiones, se ha negado a mostrar clemencia hacia los cristianos conversos. Según la ley islámica, es un crimen convertirse al cristianismo, o más específicamente, es un crimen apartarse del islam”.

Añadió que, “El régimen siempre ha hecho de sus detenidos convertidos al cristianismo un ejemplo para servir de advertencia a los demás. Paradójicamente, cuanto más duro ha sido el régimen en los últimos años, más se ha sentido atraído el pueblo de Irán y ha encontrado un refugio en la religión cristiana. Hemos visto un aumento de iglesias clandestinas y programas de conversión”.

“La comunidad internacional y los medios de comunicación deben mantener estas historias en el punto de mira. Durante años, hemos tenido éxito en conseguir que los cristianos sean liberados o que sus sentencias sean conmutadas sólo por continuar informando de sus casos”, dijo Daftari.

Javaid Rehman, el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán, instó a Teherán a liberar a todos los presos de conciencia para minimizar la propagación del virus. Irán es el epicentro en Oriente Medio del brote de coronavirus. Hasta el miércoles, las autoridades iraníes informaron de un número de muertes por coronavirus de 2.077, con un número de infectados de 27.017. Se cree que las cifras reales son significativamente más altas porque las autoridades han hecho esfuerzos para suprimir los datos exactos, según los observadores iraníes.

Muchos iraníes actualmente encarcelados por el régimen islamista chiíta son conversos al cristianismo.

Peter Kohanloo, presidente de la organización Mayoría Americana Iraní, con sede en Estados Unidos, dijo a FoxNews.com que, “En Irán, la apostasía se castiga con la muerte, sin embargo, el número de cristianos evangélicos convertidos sigue creciendo. Como todas las minorías religiosas que sufren bajo la dictadura teocrática de Irán, los cristianos necesitan el apoyo de Occidente, especialmente de la Unión Europea, que tiene una influencia considerable sobre Teherán. La ayuda de la Unión Europea podría, por ejemplo, estar vinculada a la liberación de los disidentes religiosos”.

Categorías: Irán
Relacionado