Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Irán acoge con satisfacción el mecanismo comercial de la Unión Europea destinado a evadir sanciones de EE.UU

AP / Vahid Salemi

Un alto funcionario iraní pide a los europeos que cumplan los compromisos contraídos con Teherán en virtud de un acuerdo destinado a frenar su programa nuclear.

Irán acogió como un «primer paso» el lanzamiento previsto de un mecanismo comercial de la Unión Europea destinado a salvar el Acuerdo Nuclear al evitar las sanciones de Estados Unidos.

El mecanismo especial de pago «es el primer paso dentro del conjunto de compromisos que los europeos han asumido con Irán, que espero se implementen completamente y no queden incompletos», dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araghchi, según la agencia estatal de noticias IRNA.

El anuncio formal del nuevo vehículo de pago se realizará el jueves por la tarde por los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia y Gran Bretaña en la capital rumana, Bucarest. Los tres países son los firmantes europeos del acuerdo histórico que frenó las ambiciones nucleares de Teherán a cambio de un alivio de las sanciones.

La entidad, registrada en Francia con el Gobierno y las finanzas alemanas de los tres países, permitirá a Irán comerciar con compañías de la Unión Europea a pesar de que Washington reimpuso sanciones luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se retirara del Acuerdo Nuclear de 2015.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que estaban siguiendo la situación, pero descartaron la idea de que la nueva entidad tendría algún impacto en los esfuerzos para ejercer presión económica sobre Teherán.

Desde la izquierda, el jefe de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, y el entonces ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, en una reunión de los ministros de relaciones exteriores en Bruselas, en mayo. 15, 2018. (Foto AP / Olivier Matthys, Piscina)
Desde la izquierda, el jefe de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, y el entonces ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, en una reunión de los ministros de relaciones exteriores en Bruselas, en mayo. 15, 2018. (Foto AP / Olivier Matthys, Piscina)

 

Si bien la nueva institución, llamada INSTEX, abreviatura de Instrumento de apoyo a los intercambios comerciales, es un proyecto de los tres Gobiernos, recibirá el respaldo formal de los 28 miembros de la Unión Europea.

La compañía se registró el martes en París con 3.000 euros de capital y un consejo de supervisión con miembros de Francia y Alemania, y fue presidida por un británico.

La jefa diplomática de la Unión Europea, Federica Mogherini, quien dirigió los esfuerzos del bloque para salvar el acuerdo nuclear de Irán, dijo que le complacía la creación de INSTEX.

«Este paso … el establecimiento del vehículo de propósito especial, es el mecanismo que permitirá que el comercio legítimo con Irán continúe según lo previsto en el Acuerdo Nuclear. Así que todo el apoyo de nuestro lado», dijo a los periodistas.

Discordancia transatlántica

Washington advirtió a la Unión Europea contra el intento de eludir sus sanciones a Teherán, mientras que los europeos, junto con otros signatarios del acuerdo, Rusia y China, dicen que Irán no ha incumplido su parte del acuerdo nuclear y que se le debe permitir el comercio.

Joseph Giordono-Scholz, portavoz de la embajada estadounidense en Berlín, dijo que Estados Unidos estaba «siguiendo de cerca» los informes sobre INSTEX, pero dijo que no debilitaría su campaña contra Teherán.

«Como dejó claro el presidente, las entidades que continúan participando en actividades sancionables que involucran a Irán corren el riesgo de sufrir consecuencias graves que podrían incluir la pérdida del acceso al sistema financiero de los Estados Unidos».

«No esperamos que el SPV afecte de ninguna manera nuestra campaña de máxima presión económica«.

La agencia atómica de la ONU ha certificado el cumplimiento de Irán de sus obligaciones 13 veces e incluso el jefe de la CIA dijo esta semana que Teherán estaba cumpliendo con el acuerdo, lo que provocó una furiosa respuesta de Trump.

La Unión Europea está cada vez más preocupada por el programa de misiles balísticos de Teherán, así como por su historial de derechos humanos, su interferencia en los conflictos de Oriente Medio y los recientes intentos de ataques contra grupos de la oposición en Europa.

Washington ha advertido que perseguirá vigorosamente a cualquier compañía que incumpla sus sanciones contra la República Islámica y que una gran cantidad de grandes corporaciones internacionales ya se han retirado.

Mogherini insistió en que los lazos transatlánticos no fueron amenazados por la discordia sobre Irán, y dijo que Bruselas estaba en contacto regular con los Estados Unidos para discutir preocupaciones sobre las actividades de Teherán.

El ministro de Relaciones Exteriores belga, Didier Reynders, dijo que, a pesar de las diferencias sobre el acuerdo nuclear, Europa compartió muchas de las preocupaciones de Washington sobre Irán.

«Es esencial que mostremos a nuestros colegas estadounidenses que vamos en la misma dirección que ellos en una serie de temas como los misiles balísticos y las actividades regionales de Irán», dijo Reynders cuando llegó a la reunión de ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea.

Sobre el proyecto INSTEX, dijo que «al final del día serán las empresas las que decidan si quieren o no trabajar en Irán, teniendo en cuenta el riesgo de las sanciones estadounidenses«.

El nuevo esquema europeo originalmente tenía la intención de permitir que Irán vendiera petróleo a la Unión Europea sobre una base de trueque pero, como Europa compra muy poco crudo iraní, ahora está dirigido a pequeñas y medianas empresas.

«Tendremos que esperar y ver quién lo usa», dijo una fuente europea.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More