Noticias de Israel en español 24 horas en directo

La fuerza siria respaldada por Estados Unidos declara la victoria sobre el Estado Islámico

(Giuseppe CACACE / AFP)

Las fuerzas respaldadas por Estados Unidos en Siria anunciaron el sábado que liberaron el último reducto de territorio que tenía el Estado Islámico en Siria, declararon la victoria sobre el grupo extremista y pusieron fin al califato que declaró en 2014.

La captura de la aldea de Baghouz, en el este de Siria, por parte de las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por los kurdos, pone fin a una batalla agotadora que se extendió durante varias semanas y vio a miles de personas huir del territorio y cientos de muertos.

“Baghouz es libre y se ha logrado la victoria militar contra Daesh”, tuiteó Mustafa Bali, un portavoz de la SDF, refiriéndose al grupo por sus siglas en árabe.

La eliminación del último bastión del Estado Islámico en Baghouz marca el final del protoestado de los militantes, que en su apogeo cubría gran parte de Siria e Irak, pero el grupo mantiene una presencia dispersa y células durmientes en Siria e Irak. Los afiliados del Estado Islámico en la península del Sinaí de Egipto, Afganistán y otros países continúan siendo una amenaza, y la ideología del grupo ha inspirado los llamados ataques de lobo solitario que tenían poca o ninguna conexión con su liderazgo.

Esta fotografía tomada el 22 de marzo de 2019 muestra el humo que se levanta sobre el pueblo de Baghouz en la provincia oriental de Siria de Deir Ezzor. (GIUSEPPE CACACE / AFP)

La campaña para recuperar el territorio por parte de los EE. UU. y sus socios ha abarcado cinco años y dos presidencias de EE. UU., ha desencadenado más de 100.000 bombas y ha matado a un número incalculable de combatientes y civiles.

Pero el anuncio del fin de semana, en un tweet, fue anti-climático, y en el suelo continuaron los disparos esporádicos. Un día antes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que los militantes del Estado Islámico ya no controlan ningún territorio en Siria.

Los periodistas de Associated Press en Baghouz el sábado informaron haber escuchado morteros y disparos dirigidos hacia un acantilado que domina Baghouz, donde se llevaron a cabo ataques aéreos de la coalición liderados por Estados Unidos el día anterior. El portavoz de la SDF, Kino Gabriel, dijo el viernes a AP que había combatientes del Estado Islámico escondidos en cuevas cerca de Baghouz y que las operaciones de desmontaje aún estaban en marcha.

El sábado, los periodistas fueron llevados a un campamento en Baghouz donde el grupo había hecho su última parada: un páramo de vehículos destrozados, carpas rotas y árboles chamuscados.

Las pertenencias personales y otros artículos, incluidos los generadores, los barriles de petróleo, los tanques de agua y las antenas parabólicas estaban dispersos en tierra. Los automóviles y las motocicletas se convirtieron en montones de metal oxidados y retorcidos. En medio de los huecos vacíos, las zanjas y las trincheras se alzaban un edificio con una enorme bandera amarilla de la SDF en la parte superior.

El humo se levanta de un ataque en Baghouz, Siria, en el último pedazo de territorio del grupo del Estado Islámico el 22 de marzo de 2019. (Foto de AP / Maya Alleruzzo)

Ciya Kobani, un comandante de la SDF, anunció el final de la operación desde la azotea: “Hemos vencido contra Daesh”, declaró.

En su apogeo, el Estado Islámico gobernó un tercio de Siria e Irak, manteniendo a millones de personas como rehenes de la ley islámica. El grupo llevó a cabo masacres a gran escala y las documentó con videos producidos en forma delicada y distribuidos en línea. Durante una redada en la región Sinjar de Irak en 2014, capturó a miles de mujeres y niñas de la minoría religiosa yazidi y las obligó a la esclavitud sexual. Muchas siguen desaparecidas hasta nuestros días.

El grupo también usó su califato como plataforma de lanzamiento para ataques en todo el mundo, incluidas las agresiones en París en 2015 que mataron a más de 130 personas.

Si bien impuso la ley islámica a través de decapitaciones y crucifixiones públicas, el grupo también llevó a cabo los deberes seculares de la gobernanza en sus territorios, incluida la regulación de precios en los mercados y la construcción de infraestructura.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More