X

Un mensaje de Pascua del alcalde de Jerusalem

Moshe Lion en el Muro Occidental, octubre de 2013. (Dovid Katz / Archivo)

Cuando Pesaj se acerca, he estado pensando mucho en los viajes. El viaje de nuestro pueblo de la esclavitud a la libertad, del exilio a la Tierra Prometida. La historia del pueblo judío está llena de viajes: las historias del Tanaj (la Biblia), cómo se extendieron nuestros antepasados ​​por todo el mundo. Llegar al escritorio del alcalde para mí también es el final del viaje de generaciones.

Mi familia es de Salónica. Mi abuelo vino a Eretz HaKodesh (Tierra Santa) en 1935. Dejó un negocio exitoso y una vida promisoria, mi padre y sus hermanos, para venir aquí. Cuando dejó su cómoda vida en Salónica, fue antes del Holocausto y antes de que quedara claro cuán difíciles serían las cosas para los judíos.

Lo primero que hizo cuando llegó aquí, fue bajarse del bote y viajar al Kotel, el Muro Occidental. Cuando se le preguntó por qué dejaría atrás una vida tan hermosa en Salónica, dijo que dar a sus hijos y nietos una vida conectada a Jerusalem valía más que nada. Mientras terminaba en Tel Aviv por algunos años, siempre decía que era el error más grande de su vida.

El día que asumí el cargo, conté esta historia en la ceremonia de inauguración, me dirigí a mi Abba (padre) y le dije: “Este es el final del viaje de Saba (el abuelo). ¿Puedes creerlo? Tenía lágrimas en los ojos. Hoy, voy con mi Abba al Kotel casi todos los Shabat, siguiendo los pasos de mi abuelo.

Así que veo mi trabajo aquí como algo que mi familia ha soñado durante siglos: construir Yerushalayim, la ciudad santa de Jerusalem. Y sé que mi familia no está sola en esto, el pueblo judío es un pueblo de viajes. En cada mesa del Séder de la próxima semana, cada familia contará no solo la historia del viaje de nuestros antepasados, sino también el viaje de nuestros padres y abuelos, de dónde vienen y a dónde van los jóvenes. Cada familia tiene un viaje que se conecta a Jerusalem, por lo que cada año terminamos el Séder con la declaración: – לשנה הבאה בירושלים הבנויה – ¡El próximo año en Jerusalem!

Categorías: Jerusalem Judaísmo
Etiquetas: Jerusalem