Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Kushner a la Autoridad Palestina: deja de culpar a otros por tus desgracias

Por: Ariel Kahana / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel

Reuters

El yerno y asesor principal del presidente estadounidense Donald Trump, Jared Kushner, apeló el martes a los palestinos para que consideren un plan de apoyo económico de 50.000 millones de dólares, a pesar de que ya rechazaron la propuesta porque no incluye una resolución política al largo conflicto con los israelíes.

Kushner, hablando en la conferencia de Bahrein, defendió la propuesta como la base de cualquier eventual plan de paz. Mientras tanto, los palestinos protestaron contra el plan en las calles de Gaza, Judea y Samaria, entre otros.

El yerno del presidente trató de defender su tan esperado plan al comienzo de un seminario de dos días de duración destinado a crear apoyo para un programa que combine la inversión privada y el apoyo de los gobiernos regionales para transformar las comunidades palestinas con problemas económicos.

“Uno que tiene más esperanza y ve una oportunidad para su familia pondrá energía en buscarla, en lugar de culpar a otros por su desgracia actual”, dijo Kushner. “Por eso, acordar un camino económico es una condición previa necesaria para lo que antes era una situación política irresoluble”.

“Mi mensaje directo a los palestinos es que, a pesar de lo que te han dicho quienes te han defraudado en el pasado, el presidente Trump y Estados Unidos no se han rendido con respecto a ti”, dijo Kushner. “Este seminario es para ustedes, y si se lleva a cabo correctamente, conducirá a un futuro mejor para el pueblo palestino: un futuro de dignidad, prosperidad y oportunidades”.

Continuó: “Lo que hemos desarrollado es el plan económico más completo jamás creado específicamente para los palestinos y el Oriente Medio en general… Podemos convertir esta región de víctima de conflictos pasados en un modelo para el comercio y el progreso en todo el mundo”.

“Para ser claros, el crecimiento económico y la prosperidad del pueblo palestino no son posibles sin una solución política duradera y justa del conflicto que garantice la seguridad de Israel y respete la dignidad del pueblo palestino… Sin embargo, hoy no se trata de cuestiones políticas. Llegaremos a ello en el momento adecuado”, dijo.

La audiencia de Kushner en el pequeño reino del Golfo no incluía a ninguna delegación oficial palestina. Israel, que tendrá que aprobar muchos de los proyectos de la propuesta, tampoco envió a ningún funcionario del gobierno. Los que escucharon a Kushner en persona fueron los ministros de finanzas árabes, los jefes de organizaciones financieras internacionales y los ejecutivos e inversores de empresas de todo el mundo.

Si bien la representación era amplia, muchas delegaciones de países no estaban encabezadas por ministros del gabinete, lo que indica su incertidumbre sobre la viabilidad de la propuesta.

Los palestinos han rechazado la propuesta -que en diez años pretende crear un millón de nuevos puestos de trabajo, reducir el desempleo y mejorar las condiciones de vida en Gaza, Judea y Samaria,  y en todo Oriente Medio- porque no incluye un horizonte para conceder la independencia. Los funcionarios estadounidenses dicen que la parte política del plan que aborda estos temas espinosos podría no ser liberada hasta el otoño.

Kushner reconoció que una solución política es crucial para el éxito de la propuesta económica. Dijo que era más importante establecer primero lo que es económicamente posible.

“Acordar un camino económico hacia adelante es una condición previa necesaria para resolver lo que ha sido una situación política que antes no tenía solución”, dijo.

Trump lo redujo a términos aún más simples: “Tenemos que conseguir apoyo económico porque los palestinos no tienen dinero, y tenemos que ayudar a los palestinos con algo de dinero”, dijo a los periodistas en la Casa Blanca.

Pero, sin propuestas sobre las fronteras, el estatuto de Jerusalem y el destino de los refugiados palestinos, los palestinos dicen que el plan económico no tiene sentido. Para expresar su rechazo, los palestinos de Gaza convocaron una huelga general el martes para protestar por la reunión, con manifestantes en Judea y Samaria quemando efigies de Trump y presentando un burro pegado con imágenes de la realeza del Golfo.

“¡Palestina no está a la venta!”, gritaban los manifestantes. “¡De Bahrein a Arabia Saudita, no nos tientan sus millones!”

Además de la oposición de los beneficiarios de la propuesta, el plan ha sido criticado por antiguos diplomáticos, trabajadores humanitarios y otras personas involucradas en anteriores esfuerzos de pacificación por ser poco realista y carecer de una descripción clara de quién pagará por él.

Trump, Kushner y el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, sostienen que se necesita un nuevo enfoque precisamente porque los esfuerzos anteriores se han quedado cortos. Señalan que los jefes del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial asistirán y hablarán en el evento, al igual que el jefe de la FIFA, la federación internacional de fútbol y los gerentes de numerosos fondos de inversión de gran envergadura.

Los palestinos escribieron el martes al jefe de la FIFA, Gianni Infantino, instándole a reconsiderar su participación.

“¿Cómo puede el presidente del máximo órgano de gobierno del fútbol, y la persona más abierta sobre la importancia de separar la política del deporte, acceder a participar en un taller político cuyo objetivo es determinar el futuro de Palestina en ausencia de los palestinos?”.

El entusiasmo también se ha visto atenuado por la negativa de la administración Trump a apoyar la creación de un Estado palestino Gaza, Judea y Samaria,  y el este de Jerusalem, la “solución de los dos Estados” que durante mucho tiempo se ha considerado internacionalmente como el único camino viable hacia una paz duradera.

Incluso las delegaciones árabes que asistieron a la reunión de Bahrein han expresado su participación reafirmando su apoyo a un eventual Estado palestino.

Arabia Saudita, uno de los pocos países árabes que envió a su ministro de Asuntos Exteriores al evento, dijo que seguía comprometida con ese fin con un Estado basado en la frontera que existía antes de la Guerra de los Seis Días de 1967.

Egipto y Jordania, las únicas naciones árabes que han firmado acuerdos de paz con Israel, están enviando sólo representantes de nivel medio a Bahrein y dijeron que no abandonarían las demandas de un Estado palestino.

Además de la oposición de los beneficiarios de la propuesta, el plan ha sido criticado por antiguos diplomáticos, trabajadores humanitarios y otras personas involucradas en anteriores esfuerzos de pacificación por ser poco realista y carecer de una descripción clara de quién pagará por él.

Vía israelhayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More